¿Somos realmente capaces de soportar […] la situación que actualmente nos envuelve?

10743483_691613940945593_1989944073_n

AYOTZINAPA

Por Eréndira Manzo*

Hay un límite natural para todo. Basta un instante para que el río se desborde y la vena reviente. Un momento decisivo en que empieza a doler la lengua entre los dientes. A más de un mes del atentado en Ayotzinapa, Guerrero, aún no se esclarece oficialmente la situación de nuestros compañeros desaparecidos.

El silencio inalterable que hoy practica el Estado -acción que parece ser ya base sólida de su labor- es un acto de burla y una agresión sin límites contra la razón y la vida humana. Yo me pregunto: ¿somos realmente capaces de soportar e ignorar la situación que actualmente nos envuelve?

Hoy Gobierno y Narcotráfico están acabando con nosotros, nos están sepultando en vida. Nos es imposible predecir por dónde llegará la bala, ya sea física o moral. Han cerrado puertas y ventanas, nos mantienen en el aislamiento total.  Si a esta situación le sumamos el abandono que estamos ejerciendo como sociedad hacia nosotros mismos, ustedes no me dejaran mentir, pero también estamos siendo autores intelectuales del colapso trágico que estamos viviendo como nación.

Podría exponer hoy las fallas evidentes del Estado y de nuestra Sociedad, porque aunque sea difícil aceptarlo, existe una responsabilidad latente en nosotros como integrantes de esta nación. Tan sólo ¿yo qué estoy haciendo realmente por cambiar mi situación? Se supondría que es fácil -relativamente- sentarme hoy frente a ustedes y expresar mi sentido crítico, les he de confesar que para mí, no lo fue. Experimenté un vacío mental, una imposibilidad para trasladar al papel todo mi sentir. Decidí simplemente compartir mi pesar ante la situación de crisis de la que estamos siendo víctimas.

Actualmente flotamos en un ambiente de inacción total, sedados totalmente por actividades que no contribuyen al crecimiento ni al fomento del pensamiento crítico y analítico que por naturaleza yace en todos nosotros. Sin embargo estoy consiente de que no es culpa absoluta del individuo, ya que este es víctima declarada de un Sistema que no pretende mejorar los entornos sociales establecidos y que únicamente se preocupa por la estabilidad y bienestar de un grupo muy selecto de la población mundial. Si me permiten decirlo, es una especie de ironía, que el mundo esté siendo manejado por unos pocos, siendo que somos más los que tenemos la intención de hacer las cosas “bien” -¿o no?- y con la palabra “bien”, me refiero a que lo que pretendemos encontrar en nuestra incesante búsqueda es precisamente, nuestro bien común.

Hoy frente a ustedes declaro mi deslinde total del Estado Criminal y Asesino que parece gozar alimentándose de la sangre y carne de nuestros hermanos. Declarando que lo usaré a mi beneficio tal y como él nos está usando. Me separo totalmente de toda institución de falsos propósitos que colabora con mantener esta situación tan inhumana que nos está llevando al precipicio con manos y pies atados.

Ejerzo mi libertad de gritar que ya estoy hasta la madre de soportar y respetar a sujetos que ignoran por convicción lo que todos nosotros vemos, hasta con los ojos cerrados. Mi lucha se verá reducida a encontrar las formas apropiadas para sanar a mi tierra tan lastimada, a buscar acciones que vayan de la mano con el resultado que buscamos, a actuar desde la no violencia para obtener soluciones no violentas, creo firmemente que no necesitamos más atentados hacia la integridad humana. ¿A costa de qué?, aún no lo sé. Pero confío en que el esfuerzo de unos será la liberación total de muchos. Es momento de dejar de depositar nuestra esperanza, respeto y confianza en el mal llamado “Poder Político”. Es tiempo de voltearnos a ver las caras, de conocernos, de saber quienes somos, hemos olvidado por completo que somos nosotros los que sostienen esta nación y no los criminales que ejercen un poder que ni siquiera les fue otorgado. Ellos no me representan, nunca lo han hecho y no lo harán jamás. No respetaré a quién no nos ha respetado. Es sabia aquella reflexión que se refiere a que en cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas atenta contra su propia dignidad, ninguna tiranía puede dominarle. Yo les pregunto, ¿somos capaces de obedecer ciegamente al Estado represor y asesino que se mantiene soberbio, sordo y ciego ante nuestras exigencias? Yo creo que no.

Ahora con el corazón en la mano me dirijo a mis compañeros universitarios: se lo difícil que fue para algunos tomar la decisión de estudiar para “salir adelante” en este mundo donde actualmente el dinero rige indirectamente hasta las vidas de aquellos que desconocen este sucio artefacto. Se también que muchos de nosotros estamos aquí porque es la manera en la que podemos retribuirle algo a nuestra Sociedad. Para ser una especie de Servidores Sociales.

Si nuestra universidad ha perdido el rumbo y la vinculación con la Sociedad, si ha olvidado a quién representa y para quién trabaja, por favor nosotros no lo hagamos. Si los intereses individuales de aquellos que manejan nuestra institución han sobrepasado ya los límites de la cordura, por favor que los nuestros no lo hagan. Es nuestra responsabilidad retomar ese camino que comenzó a empolvarse desde hace tiempo.

Somos libres de ejercer verdaderamente nuestra autonomía. Amigos; no dejemos que la indiferencia, la apatía, el miedo o el desencanto tome partido en nuestras vidas. Nos urge un cambio total de paradigmas y para lograrlo necesitamos, tiempo, esfuerzo, constancia, trabajo y paciencia. Pero sobretodo Amor por nosotros mismos y por lo que nos rodea.

No me mal interpreten, soy consiente que a lo largo de los años, han existido personas que han dado su vida por ese cambio que hoy expreso y dicto tan aparentemente fácil. Pero se que no estoy sola, pues en espíritu los tengo a ellos y físicamente a muchos de ustedes.

 Entiendo que cada uno lucha a su particular manera, pero no olvidemos que no estamos solos, y que Unidos seremos Fuerza. Coincido con aquella idea que hemos escuchado constantemente en los últimos tiempos, esa que habla acerca de renovar el ser individual antes de comenzar a esculpir las nuevas bases de la Sociedad. Sin embargo se me viene a la mente ¿qué acaso no van de la mano? Puesto que si uno pule su Ser por ende está trabajando directamente a la Sociedad. De esta forma el cambio que buscamos se irá dando gradualmente.

Ayotzinapa fue una de las tantas gotas que ha derramado el vaso, hoy no son sólo ellos. Son las mujeres de Juárez y el Edo. De México. Son los niños que no conocerán lo que es sentir por primera vez el placer de besar a alguien, son también las niñas que viven en un lugar que las trata como objetos. Son los hombres y las mujeres que fueron despojados de lo único que nos pertenece. Hoy mi voz se levanta en un mundo de gritos sordos, por mi gente sin rostro que alimenta nuestra tierra. Somos tú y yo, aquí sentados, aparentemente tan alejados pero con el corazón ligado hacia todos ellos. ¿Qué no se supone que éramos hermanos?

Me dueles México, me duele tu silencio y tu miedo. Me duele tu aparente ignorancia y el hambre que no te deja pensar, me duele cada instante que pasa desde la desaparición y muerte de más de 150 mil personas y contando. Me duele cada hebra que te constituye, pero he entendido que mis quejas sólo alimentan tu dolor. Pero quiero decirte que mi lucha ya comenzó. Y solo, no volverás a estar jamás.

 “Nuestro trabajo no se perderá-nada se pierde en este mundo-: las gotas de agua, aún siendo invisibles, logran formar el océano”-Mijail Bakunin

*Estudiante de historia de la Universidad Autónoma de Baja California Sur. Reflexiones compartidas en el foro de Martes de Humanidades, del 28 de octubre del 2014

Anuncios

Publicado el 30 octubre, 2014 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: