Jornada de lucha sudcaliforniana por Ayotzinapa: ¡Vivos se los llevaron vivos los queremos!

_MG_2269

El 21 de diciembre del 2012 más de 40 mil indígenas zapatistas salieron de la Selva Lacandona y caminaron ordenadamente sobre 5 cabeceras municipales del suereste mexicano, desde donde por cierto, en 1994 [armados con rifles, palos y esperanza] le declararon la guerra al Estado Mexicano. 22 años después de la emergencia del EZLN, las bases de apoyo zapatistas, en silencio, regresaron de la noche para sentenciarle la muerte histórica al Estado y a toda la clase política mexicana. En un comunicado aparentemente muy escueto, dedicado específicamente al Partido Revolucionario Institucional, nos dijeron a todxs:

“¿Escucharon?

 Es el sonido de su mundo derrumbándose.

Es el del nuestro resurgiendo.

El día que fue el día, era noche.

Y noche será el día que será el día.

¡DEMOCRACIA!

¡LIBERTAD!

¡JUSTICIA!

A pesar de su silencio constante, el pensamiento rebelde zapatista sigue dando en el blanco.  No son los únicos, las únicas, que han puesto en el centro de la discusión el derrumbe del Estado; muchas anarquistas, muchos anarquistas en México y el mundo han aludido en su discurso al desmantelamiento de este aparato político de la burguesía y el contrato social que le subyace: contra el Estado y la dominación, la colectividad, el apoyo mutuo, la solidaridad dicen lxs anarquistas; contra el poder, el auto-gobierno y la rebeldía dicen lxs zapatistas.

A pesar de lo que puedan pensar anarquistas y zapatistas sobre el mundo contemporáneo,  la evidencia del derrumbe del mal gobierno y el  sistema de partido que le legitima, se vuelve insoslayable. Tal vez sea esto porque la caída del cascajo lo sentimos sobre nuestras cabezas y nuestros sueños, todxs, sin excepción, incluso hasta lxs más fervientes admiradorxs de líderes carismáticos y bonachones que buscan llegar a la silla presidencial a como dé lugar.

El eco del dolor que retumba las calles de México; las plazas públicas desde donde se atisba la rabia, la digna rabia; las grandes movilizaciones estudiantiles que exigen Estado que regresen vivos a los estudiantes secuestrados de Ayotzinapa; incluso,  nosotros, nosotras que salimos a las calles de esta ciudad atiborrada de balas,  somos la expresión misma del derrumbe.

Muchos de los que hoy le exigimos al narco-gobierno mexicano que nos devuelvan a los 43 normalistas que secuestraron el 26 de septiembre pasado, dejamos de creer en los poderosos. Eso puede ser buen augurio, principio básico para la construcción de otro mundo. Aunque hay que advertirlo:  cuando a los poderosos ya no les sirve el dinero, ni sus discursos redentores, ni sus aparatos ideológicos, ni sus partidos buenas onda,  se echa mano como nunca de la violencia. En ese sentido, parece ser el tiempo de reconocer en nosotros mismos, nosotras mismas, lxs jodidxs de siempre, los mangoneados de toda la vida, los nadie diría Eduardo Galeanano, la potencia para impulsar desde abajo un mundo nuevo, sin urnas, sin líderes, sin sueños impuestos; un mundo nuevo cargado de esperanza.  Porque otro mundo es posible. Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Todxs sabemos que el calendario de la resistencia en Chiapas, en Guerrero,  en Michoacán o en el Distrito Federal, no es el calendario de la resistencia que se está tejiendo en Baja California Sur. Sin embargo hoy las calles de esta mangoneada ciudad, empezaron a hacer eco del dolor y la rabia que tapiza las plazas públicas de México. El día de hoy 12 de noviembre, cientos de estudiantes, algunos maestros y maestras, trabajadores e incluso, la nueva generación de políticos partidista, se convirtieron en palabra, cargando de esperanza la calle. Una palabra que tomó muchas formas, una diversidad de colores pero que mantuvo el espíritu de resistencia de otras latitudes: Fue el Estado el que secuestro a los normalistas.

Hoy fue un día distinto para Baja California Sur. Cientos salimos a la calle; ahora tan solo nos falta organizarnos en nuestra vida cotidiana, para tejer sueños colectivos, desde abajo y a la izquierda. Nos queda la tarea más hermosa, pero la más compleja de todas.



2ayotz

Anuncios

Publicado el 13 noviembre, 2014 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: