A 18 años del Crimen de Estado: ACTEAL

2438a01b5306f360386cf984e114ffa3

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional.

Hermanos y hermanas:

¿Por qué?

¿Cuántos más?

¿Hasta cuándo?

Desde las montañas del Sureste Mexicano

Subcomandante Insurgente Marcos

Este fue el comunicado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) el mismo día en que fueron asesinados por paramilitares 45 indígenas de la comunidad de Acteal en el municipio de Chenalhó Chiapas. En esta época gobernaba el PRI y era presidente de la República Ernesto Zedillo Ponce de León, Secretario de Gobernación Emilio Chuayffet Chemor, y gobernador del Estado de Chiapas Julio César Ruíz Ferro;  los días siguientes, el 23, el 26 y el 29 de diciembre el EZLN emitió otros comunicados entre ellos, la investigación que hicieron de la masacre que decía lo siguiente:

Primero.- En Acteal vivían algunos de los miles de desplazados de otras comunidades indígenas de Chenalhó. Se encontraban ahí refugiados para protegerse de las agresiones de bandas paramilitares que “toman por asalto” las comunidades que no son gobiernistas.

Todos los refugiados eran indígenas tzotziles, civiles, profesaban la religión católica. Había zapatistas y no zapatistas de la organización independiente Las Abejas de Chenalhó.

Ninguno de los refugiados tenía armas de fuego.

Segundo.- La mayoría de los atacantes son indígenas tzotziles, pertenece a diversas comunidades del municipio de Chenalhó, profesa la religión católica y es priísta (del PRI o del Partido Cardenista, es lo mismo).

Todos los atacantes tenían armas de fuego y algunos, además, armas blancas. La mayoría de las armas largas eran del modelo AK-47, calibre 7.62 x 39. Las armas cortas o pistolas eran de modelo escuadra, calibre 22 largo rifle.

Tercero.- Unos minutos antes de que se iniciara la masacre, los vehículos de los paramilitares fueron detectados por indígenas bases de apoyo del EZLN, quienes fueron a avisarles a los refugiados en Acteal para que salieran y alertaron a la Conai (Comisión Nacional de Intermediación). Un grupo de aproximadamente 15 personas alcanzó a salir, pero el resto alegó que no podían hacerles nada porque no habían hecho nada malo y que mejor se iban a poner a rezar, en eso estaban cuando fueron atacados.

Cuarto.- El 22 de diciembre al mediodía, cuando apenas se iniciaba el ataque, bases de apoyo zapatistas escucharon las primeras detonaciones y se comunicaron a la Conai para informarle de lo que estaba ocurriendo. La Conai respondió a los compañeros que se iba a avisar al gobierno del estado. Así se hizo. A las 12 horas del 22 de diciembre el gobierno del estado recibió la denuncia de la Conai. A las 19 horas el aviso se repitió. El gobierno del estado dijo que todo estaba bajo control.

Quinto.- El comando paramilitar que realizó la masacre se movilizó en vehículos propiedad de la presidencia municipal priísta de Chenalhó y de particulares.

Sexto.- Todos los miembros del grupo agresor portaban uniformes de color oscuro.

Séptimo.- Los vehículos, así como el armamento, uniformes y equipos de los agresores se obtuvieron con dinero proveniente del gobierno federal. En concreto, de la Secretaría de Desarrollo Social.

Octavo.- Los paramilitares remataron a los heridos que encontraron y a las mujeres embarazadas les abrieron el vientre con machete.

Noveno.- Terminado el ataque, agentes de la policía de Seguridad Pública del estado de Chiapas se dieron a la tarea de recoger los cadáveres y “desaparecerlos” dentro de una cueva y en el fondo de un barranco”.

Han pasado 18 años de la matanza de Acteal durante el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León y el gobierno sigue practicando el Crimen de Estado como el cometido por la administración de Enrique Peña Nieto en el caso de Ayotzinapa.

Nosotrxs acá en la RZS@, brazo sonoro del Frente Zapatista Sudcaliforniano, hacemos nuestra las palabras de lxs zapatistas, que en este 2015 compartieron en la Selva Lacandona, con los padres y las madres de los desaparecidos de AYOTZINAPA:

Nosotras, nosotros, como zapatistas que somos, ni confiamos antes, ni confiamos ahora, ni confiaremos después en los de arriba, cualquiera que sea el color de su bandera, cualquiera que sea el modo de su palabra, cualquiera que sea su raza.  Si está arriba, lo está porque oprime a los de abajo.

No tiene palabra el de arriba, no tiene honor, no tiene vergüenza, no tiene dignidad.

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia.

Tendremos que construirlas desde abajo.  Entonces el criminal pagará hasta que quede cabal la cuenta.

Porque lo que arriba no saben es que cada crimen impune no hace sino enardecer el odio y la rabia.

Y cada injusticia cometida no hace sino abrir el camino para que ese odio y rabia se organicen.

Y en la balanza romana de nuestros dolores, pesaremos lo que nos deben.

Y pasaremos la cuenta… y la cobraremos.

Entonces tendremos, sí, la verdad y la justicia.  No como una limosna de arriba, sino como una conquista de abajo.

La cárcel será entonces para los criminales y no para l@s just@s.

Y la vida, digna, justa y en paz, será para tod@s.

Eso, sólo eso.

La Paz, B.C.Sur a 22 de diciembre de 2015.

ACTEAL ¡NO SE OLVIDA!!


ENTREVISTA EN EL AÑO 2009, DE CARMEN ARISTEGUI A CARLOS MONTEMAYOR, SOBRE ACTEAL:

PARTE 1 

PARTE 2 

PARTE 3 

PARTE 4 

Anuncios

Publicado el 22 diciembre, 2015 en Sin categoría y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: