MAGISTERIO EN LUCHA CONTRA LA REFORMA EDUCATIVA: UN BALANCE NECESARIO

IMG_1731

En México, el pasado 15 de mayo,  la movilización contra la reforma educativa inició una nueva etapa que quiso ser detenida  por el Estado mexicano empezando con la detención del Secretario General y el Secretario de Organización de la sección 22, bajo el supuesto que esto iba a frenar las acciones del magisterio insurgente. No obstante, sucedió todo lo contrario, pues se extendió el paro magisterial acompañado de bloqueos carreteros; entonces lo que hizo el gobierno fue movilizar a miles de policías federales a apoyar a las policías estatales y ejecutaron la matanza de pobladores de Nochixtlán, Oaxaca, el pasado 19 de junio, que tampoco logró amedrentar al movimiento, sino a extenderlo a todo el país y a generar una solidaridad internacional en los principales ciudades del mundo.

Hubo grandes movilizaciones  en todo el país como la que se dio en Monterrey  y Jalisco, pero destacan las acciones realizadas con los bloqueos  carreteros y plantones en Chiapas y Oaxaca donde se han  involucrado muchos pobladores de la ciudad y de las comunidades con quienes han formado colectivo y bloques sociales,   donde se paraliza prácticamente todo el sistema educativo estatal, pero también en la Ciudad de México, Guerrero y Michoacán.

Baja California Sur no es la excepción, después del 19 de junio, en La Paz, Comondú y Los Cabos, guardando las proporciones,  se dan grandes movilizaciones en repudio a la represión policiaca y matanza de Nochixtlán. En estas movilizaciones  se involucran sindicatos y otros sectores de la población expresando su indignación y rabia; y por otra parte, un nutrido grupo del magisterio sudcaliforniano participa en las movilizaciones por demandas específicas como la descompactación de los estímulos económicos de carrera magisterial  del salario base sin impacto del aumento salarial y el incremento de la jornada semanal para preescolar de 20 a 25 horas, que por cierto se movilizaron ante el congreso estatal el pasado 19 de julio exigiendo la cancelación del incremento a la jornada.

A partir del 16 de julio en Baja California Sur las condiciones empiezan a cambiar pues inicia el periodo vacacional y se nota una baja en la acciones movilizadoras como se vio en la marcha convocada para el 14 de julio, que por el número de asistentes tuvo que ser sustituida por un “gallo vehicular” como le llamamos a las caravanas de vehículos por la ciudad que concluyó en la explanada del palacio de Gobierno con un asamblea de las y los participantes; y por otra parte, el magisterio sudcaliforniano en lucha representado por el Comité Ejecutivo Seccional Democrático decidió convocar a la formación de un Frente  Amplio Sudcaliforniano de organizaciones que tengan como propósito la lucha contra las reformas estructurales neoliberales, entre ellas, la reforma educativa.

Los esfuerzos del magisterio por construir en esta coyuntura un frente amplio de representantes de organizaciones contra las reformas estructurales en general, por un lado, es altamente probable que  abra la puerta de un callejón que llevará al magisterio sudcaliforniano en lucha  a una salida electoral en el 2018, cuando se empiece a vender la idea en el 2017 que habrá algún partido que eche abajo, por la vía electoral  las reformas estructurales; el riesgo de esta iniciativa es alto pues cabe la posibilidad de que lo electoral se imponga a la estrategia movilizadora y viva de la lucha magisterial expresada en paros, plantones y bloqueos carreteros que probablemente sigan  en los próximos  meses a nivel nacional, sobre todo en Chiapas y Oaxaca. Por otro lado, queda desprotegida la posibilidad real de un bloque social con el magisterio en lucha contra la reforma educativa, sobre todo porque en Baja California Sur el número de activistas del magisterio insurgente no es tan grande que fácilmente puede ser absorbido por las y  los activistas partidarios que si bien apoyan al magisterio insurgente los objetivos superiores están más bien puestos en el 2018.

La Radio Zapatista Sudcaliforniana no se incorpora al Frente Amplio Sudcaliforniano, pero obviamente que seguirá acompañando la lucha nacional del magisterio insurgente en Baja California Sur y en el país contra la reforma educativa y por la construcción educativa alternativa al capitalismo, difundiendo desde abajo, en la medida  de sus posibilidades técnicas y humanas,  las acciones  del magisterio democrático sudcaliforniano.

Por todo esto, es necesario un balance de lo que a nivel local y nacional está sucediendo.

Las corrientes históricas del magisterio insurgente

La insurgencia magisterial contra la reforma educativa es una sola en todo el país, sin embargo, la permanencia de las movilizaciones en forma masiva e intermitente se llevan a cabo en Chiapas y Oaxaca donde tiene hegemonía la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero también en la Ciudad de México, Guerrero y Michoacán.

Aunque el referente nacional es la CNTE histórica fundada en Chiapas en 1979, sobre todo las secciones 7, 40, 22 y 9 del SNTE, existen otras fuerzas que forman parte de la insurgencia magisterial al interior del SNTE  como es la sección 18 de Michoacán, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), el Congreso Nacional de Bases que tiene la representación del Comité Ejecutivo Seccional Democrático (CEND), una serie de desprendimientos de la corriente institucional del SNTE que se están expresando por fuera  de sus secciones sindicales.

En Baja California Sur, aunque existen desprendimientos de los institucionales del SNTE, esto son temporales y en la mayoría de los casos efímeros; sin embargo, hay que recordar que durante los gobiernos perredistas locales, se formó un agrupamiento que se movilizó en Los Cabos que fue el Movimiento Sindical Cabeño (MSC) que se dividió en dos partes, una, la que se insertó en el Comité Ejecutivo Seccional en el reciente congreso de la sección 3 del SNTE y la otra que se asume como la representación de la CNTE en Baja California Sur y que al parecer tiene una representación designada desde el centro del país en la Comisión Única Negociadora de la CNTE; por otra parte, está el Congreso Estatal de Bases representado por el Comité Ejecutivo Seccional Democrático (CESD) que se encuentra principalmente en La Paz y Comondú, con referencias más pequeñas en los otros municipios; es una corriente sindical local y nacional que tiene como estrategia no participar en las estructuras delegacionales y seccionales; que guarda distancia con la CNTE (aunque en esta coyuntura, hay una exigencia común contra la reforma educativa) y se opone a las prácticas del MSC.

A nuestro modo de ver, el magisterio insurgente contra la reforma educativa organizado alrededor del CESD son los herederos del magisterio democrático que se formó a finales de la década de 1970 con aquel encuentro histórico de delegados de Santa Rosalía, Ciudad Constitución y San  Antonio en un congreso seccional de la sección 3 del SNTE, que formaron un bloque disidente de delegados que se volvieron a encontrar en un Pleno Seccional en el auditorio de la Escuela Técnica Industrial No.1. pero ahora más organizados, pues hubo el intento de Vanguardia Revolucionaria (corriente del charrismo sindical dominante en el SNTE) de desconocer a los delegados democráticos de Santa Rosalía, a lo que se opusieron los delegados de Ciudad Constitución y la delegada de San Antonio; lo que hizo el charrismo en ese entonces fue cambiar la sede del Pleno Seccional a la escuela Técnica Pesquera para aislar a los delegados democráticos, hecho que fue denunciado públicamente en un manifiesto publicado en El Sudcaliforniano, que fue el detonante para que  se formara  el Bloque de Delegaciones y Maestros Democráticos de Baja California Sur de la sección 3 del SNTE en aquella histórica asamblea en Ciudad de Constitución del  14 de octubre de 1978 que se organizó desde las bases en las escuelas y las delegaciones y que durante 10 años tuvo un organizador muy importante que en sus inicios fue  el Magister, editado en mimeógrafo, órgano informativo del Bloque.

5ta. Asamblea estatal del bloque de delegaciones y maestros democráticos. Foto: AHMSS

En estos 10 años, el Bloque presentó en dos ocasiones planillas alternativas al charrismo sindical que se conformaban a partir de encuestas levantadas en las escuelas, delegaciones y zonas escolares en todo el Estado, y previamente a los congresos seccionales se daba a conocer la planilla democrática, su programa y quien encabezaría la candidatura a la Secretaría General de la sección 3 del SNTE. Esta práctica democrática con encuestas y consulta a las bases para la formación de planillas alternativas para el Comité Ejecutivo Seccional,  continuó  más adelante con la transformación del Bloque en la Corriente Democrática Sindical  de la sección 3 del SNTE conocida como la CDS-III que también tuvo su órgano informativo que fue el Voz Libre.

A diferencia del presente, en esa época no existía la Internet, por lo tanto, el activismo sindical y las herramientas de comunicación, no eran a través del correo electrónico, ni del FaceBook, ni del WhatSapp en los celulares; en esa época los activistas sindicales obligadamente tenían que ir a las escuelas de sus delegaciones y zonas escolares en todo el estado a informar del movimiento con volante en mano y con sus órganos informativos el Magister y el Voz Libre, que fueron determinantes en la organización del magisterio democrático  de la época.

Históricamente, el magisterio insurgente formó entonces una amplia corriente democrática en las bases de la sección 3 del SNTE, donde ganó autoridad moral, respeto, influencia y activistas sindicales desde las bases en las escuelas y las delegaciones,   buscando disputar el poder al charrismo sindical  y ganar la mayoría del Comité Ejecutivo Seccional, presentando planillas alternativas tanto en las delegaciones sindicales como en los congresos seccionales, en el caso de la sección logaron obtener por varias ocasiones   entre un 25% y un 35% de los delegados, lo que les daba derecho de acuerdo a los estatutos en tener una representación proporcional en el Comité Ejecutivo Seccional; la única excepción fue el congreso de San José del Cabo cuando todavía no estaba no se incorporaba en los Estatutos el derecho  a  la representación proporcional. ¿Qué pasó?: previo al congreso la CDS-III inició la consulta a las bases escuela por escuela, zona por zona, delegación por delegación, para definir a las y los trabajadores que formaría parte de la planilla democrática alternativa al charrismo sindical y al mismo tiempo, en cada delegación planillas alternativas de  delegados al Congreso; fue el caso que lograron obtener el 25% de los delegados, fue el caso que se vieron obligados a una negociación con Elba Esther Gordillo, para que les fueran reconocida la primera fracción democrática en el Comité Ejecutivo Seccional.

Posteriormente el magisterio democrático formó una nueva planilla democrática para otro congreso seccional del SNTE obteniendo el porcentaje suficiente y necesario para obtener hasta una tercera fracción democrática en la sección 3; enseguida, en otro congreso seccional  participó la CDS-III en alianza en un pequeño grupo llamado Nuevo Sindicalismo que era trabajadores que representaban a una corriente sindical dentro del Comité Ejecutivo Nacional, y con el Frente de Homologados, encabezados por los trabajadores del Tecnológico y de la Escuela Normal Urbana a través de un agrupamiento del magisterio insurgente que se llamó Convergencia Democrática de la sección 3 del SNTE; el ejercicio democrático en esta ocasión para formar la planilla democrática, tuvo especial relevancia por la amplísima consulta a las bases que llevaron a cabo; cada agrupamiento de la Convergencia presentaría  tres candidaturas para la Secretaría General, una por organización que se definiría con una consulta a las bases; por lo que la CDS-III iría a una consulta a las bases con dos activistas sindicales destacados, una profesora  y un profesor, quedando electa la primera que iría a consulta a las bases con los otros candidatos; hecha la consulta se formó la planilla democrática encabezada por una mujer para la Secretaría General que provenía de la CDS-III, obteniendo de nuevo el porcentaje de delegados suficiente y necesario para una  tercera fracción democrática en la sección.

Finalmente, sin conocer a detalle lo que pasó,  durante los gobiernos perredistas,  todo cambió en un Congreso Seccional en el que el magisterio democrático pudo haber ganado la mayoría de los delegados, lo que preocupó enormemente  al  charrismo sindical  institucionalizado de la sección y estos cambiaron la sede del congreso para tener un Comité Ejecutivo hegemónico, sin fracción democrática, lo que abrió la puerta al magisterio democrático para la organización de un Congreso Estatal de Bases y el nombramiento del primer Comité Ejecutivo Seccional Democrático, quien legítimamente tomo el edificio sindical donde se atendió la gestión de los problemas laborales de los trabajadores de la educación, se establecieron los contactos con las organizaciones solidarias y se realizaron actividades sindicales y culturales, incluso, ese edificio fue una de las sedes de Foro Alternativo de los Pueblos contra el G-20, sin embargo, durante el gobierno panista, el charrismo decidió con garrote en mano y el apoyo de la policía estatal y municipal, desalojar del edifico al CESD, lo que representó un duro golpe al Magisterio democrático a partir de entonces.

Para ese momento, quienes  habían sido los activistas históricos del magisterio democrático ya se habían metido de lleno al frente electoral y algunos de ellos se habían convertido en funcionarios perredistas que pasaron por el gobierno estatal y los gobiernos municipales; actualmente, después del Pacto por México, han migrado al Movimiento de Regeneración Nacional en la perspectiva del 2018 y se han incorporado a título personal en el Frente Amplio Sudcaliforniano contra las reformas estructurales al que convocó el CESD.

La reforma educativa del capitalismo para millones alumnos y trabajadores (as)

El capital y el capitalismo le apuestan a una reforma educativa global, que asegure en lo que falta del siglo XXI un sistema educativo productivista y mercantilista dominado por la informática,  basado en el principio del individualismo y la competencia; sin embargo, para poder asegurar este futuro capitalista en el planeta necesita empezar con reformas “educativas” que empieza por transformar las relaciones sociales de producción educativa entre el Estado y el Capital que representan al patrón  con los trabajadores de la educación, de preferencia individualmente, y lo menos que se pueda con las organizaciones gremiales, laborales o sindicales. De lo que se trata es terminar con largas décadas de contratos y convenios colectivos que aseguraban un cierto “estado de bienestar”  con relativa seguridad laboral a los activos y pensionados.

Con la reforma educativa, el Capital y el Estado están pensando no en esta generación de trabajadores de la educación en activo y jubilados, más bien, por un lado, está preparando esas nuevas relaciones sociales de producción educativa  para la siguiente generación, la que ahora ésta saliendo de las Normales, de las Universidades y de los Tecnológicos, de tal modo que en los próximos 20, 25 o 50 años tenga asegurado el control de las relaciones laborales y las pensiones, sin tener que recurrir a los sindicatos ni a los contratos colectivos de trabajo, ni a los derechos laborales y humanos, es un modelo educativo capitalistas que para el poder es el progreso y la modernidad, y para los de abajo la moderna esclavitad y el dominio ideológico del Capital sobre los de abajo; por otro lado quiere asegurar una lógica de mercado hegemónica, acrítica, entre los estudiantes de las próximas generaciones que les asegure en el futuro un puñado de egresados  emprendedores y un masa muy amplia de egresados  para el mercado laboral de esclavos asalariados modernos.

Por eso, esta fase de la reforma “educativa” en México, no es educativa, sino laboral-administrativa, como el primer paso para dejar el campo libre al Estado y al Capital, para imponer las nuevas relaciones sociales de producción educativa, la segunda fase es transformar a los seres  humanos desde pequeños no solo en mercancías sino en entidades sometidas a los ritmos del Capital para asegurar larga vida al capitalismo.

Un sistema educativo alternativo al capitalismo impulsado desde  las propias comunidades desde abajo, seguramente que existe en algunos lugares de México y el mundo, pero sigue siendo construido en el margen y por supuesto que se convierten en un blanco seguro del capital, para que no avance. Algunos  ejemplos prácticos son  el Sistema Educativo que los indígenas  de Chiapas han venido construyendo en el territorio zapatista, y  los programas pedagógicos alternativos que de alguna manera han querido impulsar los trabajadores de la educación de las secciones 18, 22, 7 y 40 de Michoacán, Oaxaca y Chiapas respectivamente.

No hay que perder de vista por un lado el carácter coyuntural y defensivo en el que surgen estas movilizaciones desde antes de la aprobación de la reforma “educativa”, pero sobre todo desde el 15 de mayo de 2016 en que se decreta un paro indefinido en Chiapas y Oaxaca contra la reforma “educativa”, en parte de Guerrero, Michoacán y Ciudad de México; y después de la matanza en Nochixtlán Oaxaca ha sido acompañado en muchas otras entidades del país con pequeñas, medianas y grandes movilizaciones, en Coahuila, Veracruz, Tlaxcala, Morelos, Sonora, Tabasco, Guanajuato, Baja California Sur, entre otras,  y  movilizaciones sorpresivas por su masividad como las de Nuevo León y Jalisco, y recientemente con el paro indefinido de la sección 9 de la Ciudad de México acompañada con manifestaciones  de las secciones 10 y 11; y por otro lado, ser conscientes de la magnitud del universo del sistema educativo en el que se insertan estas movilizaciones nacionales del magisterio que es enorme: los datos estimados conocidos del ciclo escolar 2015-2016  indican que en el Sistema Educativo Nacional desde el nivel inicial al nivel superior, dentro y fuera de la SEP,  laboran 2 millones 43 mil 898 docentes que atienden a 36 millones 453 mil 951 niños, adolescentes y jóvenes en 261 mil 605 escuelas;  mientras que en Oaxaca  69 mil 826 docentes atienen a 1 millón 195 mil 820  alumnos en 13 492 escuelas; en Chiapas  81 mil 940 docentes atienden a 1 millón 802 mil 202 alumnos en 20 mil 662 escuelas; y en Baja California Sur, solo 12 mil 115 docentes atienden a 215 mil 811 alumnos en 1 mil 244.

Acotando este universo, tenemos que las movilizaciones magisteriales se realizan mayormente en el NIVEL BÁSICO del sistema educativo nacional (preescolar, primaria y secundaria) donde existen 1 millón 213 mil 310 docentes que atienden a 25 millones 880 mil 394 niños y adolescentes, mientras que en Oaxaca 50 mil 875 docentes atienden  927 mil 643 alumnos; en Chiapas 58 mil 251 docentes atienden a 1 millón 361 mil 51 alumnos; y en Baja California Sur, 6 mil 995 docentes atienden a 148 mil 381 alumnos de preescolar, primaria y secundaria.

Como vemos, las geografías son radicalmente distintas, no solo por la cantidad de matrícula y el número de docentes y escuelas, sino también por la identidad cultural de las geografías  y la magnitud de las acciones y movilizaciones.

Por el tamaño del sistema educativo a nivel estatal como nacional, la lucha contra la reforma “educativa” en el presente  y por un Sistema Educativo Alternativo en el futuro, no es una tarea fácil.  Tanto los grandes como los pequeños contingentes habrán de preguntarse ¿Es posible empezar a construir en forma subterránea un sistema educativo alternativo al capitalismo dentro de las escuelas de la propia Secretaría de Educación Pública, a  lado de los niños y adolescentes con sus padres de familia?

Perspectiva nacional y local del Magisterio insurgente contra la reforma educativa

Desde Chiapas, las y los zapatistas tienen una interpretación del significado de la lucha magisterial y lo han hecho público; pero no solo eso, han brindado la solidaridad al magisterio insurgente y al pueblo que les apoya, pero  lo que más llama la atención es la donación de alimentos que han producido con el esfuerzo colectivo ´de las comunidades indígenas y que han entregado desde las cinco zonas del territorio zapatista: Oventik, Roberto Barrios, la Garrucha, Morelia y la Realidad.

Desde el comunicado conjunto del 20 de junio que titularon La Tempestad, denunciaron que “Frente el cobarde ataque represivo que sufrieron los maestros, maestras y la comunidad en Nochixtlán, Oaxaca, -con que el Estado Mexicano nos recuerda que esto es una guerra contra todos y todas-; los pueblos, naciones y tribus que integramos el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, le decimos al magisterio digno que no está solo, que sabemos que la razón y la verdad están de su lado, que la dignidad colectiva con la que habla su resistencia es inquebrantable y ésa es la principal arma de los que de abajo somos” y de manera contundente dicen: “Repudiamos la escalada represiva con la que pretenden imponer en todo el país la reforma neoliberal capitalista a la que llaman “educativa”, principalmente en los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.  Con amenazas, persecuciones, golpes, encarcelamientos injustos y ahora asesinatos se quiere doblegar la dignidad del magisterio en rebeldía”.

Un nuevo comunicado: Lecciones de Junio, el EZLN emite una interpretación de lo que para los zapatistas es y representa la lucha del magisterio insurgente. Refiriéndose a los de arriba dejan claro que “Se ha desnudado, una vez más, el carácter del Estado en México: en lo que se refiere a la llamada “Ley 3 de 3”, en cuanto los capitalistas les chasquearon los dedos, todos los poderes institucionales corrieron a corregir lo que no era del gusto de su amo.  No conformes con saber que mandan, los grandes señores del dinero mostraron, a quien quisiera verlo, quién decide realmente.  Desde el Ángel de la Independencia (para así burlarse de lo que representa), con trajes y corbatas de marcas exclusivas, un puñado de amos se manifestaron para así dar una clase de política moderna”, mientras que al referirse a Los de Bajo  hacen evidente que “Por su lado, las maestras y los maestros agrupados en torno a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como las familias y comunidades que los apoyan, han dado también clases en las calles, caminos y carreteras del México de abajo.

En unas cuantas semanas han desmontado toda la escenografía construida por la clase política, después de varios años y mucha paga, para disfrazar, bajo el nombre de “Pacto por México”, la nueva guerra de conquista que se sintetiza en las llamadas “reformas estructurales”.

El digno movimiento de resistencia magisterial ha puesto también en evidencia la profunda descomposición de las instituciones gubernamentales federales, estatales y municipales.  La corrupción, la ineficacia y la torpeza gubernamentales ya no se pueden ocultar detrás del maquillaje que, serviles, proporcionan los medios de paga y las redes sociales manipuladas con la misma impericia con la que gobiernan.

Para tratar de manipular el “mal humor” social y dirigirlo contra el magisterio democrático, gobiernos y grandes medios de comunicación de paga, montaron una impresionante (e inútil) campaña de calumnias y mentiras…”

Y Algo Importante es su palabra que dicen: “Cuando, como zapatistas que somos, decimos que respetamos un movimiento, quiere decir eso: que lo respetamos.  Quiere decir que no nos inmiscuimos en sus modos y tiempos, en su estructura organizativa, en sus decisiones, sus estrategias y tácticas, sus alianzas, sus decisiones.  Todo eso que corresponde valorar y decidir a quienes lo forman.

Voten o no voten, se alíen o no con partidos políticos, dialoguen o no dialoguen, negocien o no negocien, acuerden o no acuerden, sean creyentes o ateos, flacos o gordos, altos o chaparros, bonitos o feos, mestizos o indígenas.  Los apoyamos porque su lucha es justa.  Y nuestro apoyo, aunque bastante limitado, es incondicional.  Es decir, no esperamos nada a cambio.

Desafortunadamente, por nuestra esencia como EZLN, la mayoría de las veces nuestro apoyo no puede ir más allá de la palabra, y no son pocas las que debe ser en silencio.  En el caso del magisterio en resistencia, bastantes acusaciones y presiones tienen ya, como para que ahora les carguen el estar siendo “manejados” o “infiltrados” por organizaciones político-militares.

Así que sépanlo bien en todo el espectro político: todo lo que ha logrado el magisterio en resistencia, ha sido, y es, con su propio empeño, con su decisión y con su perseverancia.  Son ellas y ellos, los maestros de grupo, quienes han explicado su lucha, quienes han hablado en asambleas comunitarias, en barrios y colonias, quienes han convencido.  A diferencia de otras movilizaciones, ahora el magisterio volteó a mirar hacia abajo y hacia acá dirigió su mirada, su oído y su palabra.  Ha sido su resistencia la que ha convocado en su apoyo a voces tan distantes unas de otras.  Bueno, al menos así ha sido, y es, en Chiapas..”.

Pensamos que no debemos echar en saco roto estas palabras de las y los zapatistas, ni tampoco la experiencia que tuvieron después del levantamiento indígena de 1994 y de la ofensiva militar del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, en el proceso de diálogo-negociación con el gobierno, como el que ahora está teniendo el magisterio insurgente después del levantamiento del 15 de mayo de 2016.

No hay que olvidar la experiencia que tuvieron los zapatistas en el proceso de diálogo-negociación, que  iniciaron con los diálogos de catedral en San Cristobal de Las Casas y que alcanzaron un resultados en 1996 con los Acuerdos de San Andrés entre el EZLN y el Gobierno, según el cual se reconocían los derechos  y la cultura de los pueblos indígenas de México; con la coadyuvancia de la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI) representada por el obispo Samuel Ruiz García y por la Comisión de Concordia y Pacíficación (COCOPA) del Congreso de la Unión; cinco años después, el gobierno y los partidos políticos de todos los colores traicionaron a las y los zapatistas, aprobando en 2001 una Ley Indígena contraria a los Acuerdos de San Andrés; así que las y los zapatistas decidieron romper en definitiva los diálogos con el Gobierno y con todos los partidos sin excepción, y  aplicar unilateralmente los derechos y cultura indígenas en su territorio y construir su propia autonomía a partir del año 2003, su propia economía, su propio sistema de salud, su propio sistema educativo, su propia cultura, su propia comunicación y sus propias formas de gobernarse a través de la Juntas de Buen Gobierno (JBG) y de los Municipios Autónomos rebekdes (MAREZ), que no es otra cosa que una construcción autónoma y autogestiva a largo plazo de una nueva sociedad.

Por lo que puede suceder, la experiencia zapatista debe permanecer en la memoria del magisterio insurgente del país que ahora se moviliza con paros, marchas, manifestaciones, bloqueos carreteros,   mientras se mantienen las mesas de diálogo con funcionarios del ejecutivo federal, en concreto con la Secretaria de Gobernación y la Secretaría de Educación Pública; por supuesto que el gobierno avanza por un doble carril, como bien lo ha señalado la CNTE en más de una ocasión, pues al mismo tiempo que se establecen los diálogos del gobierno con el magisterio insurgente representado por la CNTE por la presión del paro y los bloqueos; también se establecen los diálogos entre el charrismo sindical del SNTE con la Secretaría de Educación Pública  y de los empresarios con la Secretaría de Gobernación. Esto significa que el gobierno se está preparando para dar un golpe de timón a las mesas de diálogo con el magisterio insurgente, según como se vayan presentando las circunstancias.

Probables escenarios de la lucha contra la reforma educativa.

El 19 de julio hubo movilizaciones en varias entidades del país incluyendo el bloqueo carretero y la manifestación en la ciudad de México para dar cobertura a la mesa de negociación sobre Educación que se tuvo entre la Comisión Única de Negociación de la CNTE y funcionarios de la SG; sin embargo, al término de la reunión, la CNTE anunció “que no se está considerando la “ruta del proceso de construcción del proyecto de educación democrática” presentada esta noche por la Coordinadora, en la cual se coloca, como número uno de las consideraciones generales, la suspensión de todas las acciones de la reforma educativa” mientras que el gobierno a través de los funcionarios de la SEP “ reiteró en conferencia de prensa que ningún acuerdo con la CNTE puede darse fuera del marco constitucional y legal del tema educativo, planteado precisamente en la reforma del 2013”. Está claro.

¿Cuáles son entonces los posibles escenarios de la lucha magisterial contra la reforma educativa?

Si hay una ruptura del diálogo entre el gobierno y la CNTE pero  las movilizaciones del magisterio insurgente apoyados por  la población en sus entidades continúan, se esperaría una ofensiva policiaca y militar del gobierno, una tempestad de mayor magnitud que habrá que afrontar con la resistencia magisterial, social y popular.

Si las acciones movilizadoras se mantienen como hasta ahora en Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Guerrero, Michoacán, apoyada por la población, y al mismo tiempo se mantienen las mesas de diálogo con el gobierno, se esperan seguramente varios meses de resistencia combinada de movilización-diálogo-negociación, porque el proceso hacía la abrogación de la reforma educativa  depende de las relaciones de fuerza social, y no tanto de la voluntad política de los representantes del gobierno y de la representación del magisterio insurgente. En este escenario también se pudiera presentar una ofensiva policiaca y militar contra la lucha magisterial y popular.

Si las mesas de diálogo entre la CNTE y el Gobierno se mantienen y la intensidad de las movilizaciones magisteriales y populares se reducen en los estados de Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Guerrero y Michoacán; el gobierno tendrá preparada la ofensiva policiaca y militar, por si la necesita,  aunque tratara de dar largas a la negociación bajo el supuesto de que hará reformas a la reforma educativa, pues el gobierno nunca está pensando en la abrogación, de tal suerte que las mesas de diálogo pasarán de la Secretaría de Gobernación al Congreso de la Unión, y al final,  lo que seguramente hará el gobierno es un maquillaje suficiente y necesario para aplacar la resistencia magisterial y popular.

Lo hechos en San Cristóbal de Las Casas el pasado 20 de julio pone al descubierto otro modelo capitalista de represión  usado también contra las comunidades zapatistas, que es la organización parapoliciaca y paramilitar de comunidades indígenas, en este caso de San Juan Chamula, contra el movimiento magisterial y popular chiapaneco. La estrategia consistió en lo siguiente; un contingente de civiles organizados por el Estado en su comunidad arremeten con fuego, cohetones, armas de fuego y garrotes, queman y destruyen las carpas del plantón  en la carretera boloqueda, los agresores, llegan con mucha seguridad y libertad porque vienen custodiados por cuerpos policíacos que los protegen para que ejecuten la represión al movimiento magisterial; y después, tanto los gobiernos municipales y estatales involucrados, con la complacencia del gobierno federal, se deslindan cínicamente de los hechos.

Cualquier escenario que se presente  localmente y en todo el país; a nivel local es indispensable no estar pensando en el 2018, sino en la formación de un eventual bloque social con el magisterio en lucha contra la reforma educativa desde las escuelas de nivel básico, medio superior y superior de Baja California Sur; preparado para la resistencia a la presión y la represión.

Pensando que en al menos en cada escuela de inicial, preescolar, primaria, secundaria y bachillerato de Baja california Sur hay un profesor o una profesora que tiene claro lo que significa la estructura de la reforma educativa, desde abajo tendrá que irse practicando  en forma autónoma y autogestiva en la vida escolar cotidiana una educación alternativa a la que ofrece el capitalismo con su reforma educativa; una práctica que tarde o temprano se pudiera extender a toda la escuela y al barrio. Este camino es muy largo, pero es autónomo. Miramos desde acá  la práctica que hacen las y los zapatistas, y parece increíble lo que han hecho con el Sistema Educativo Autónomo Zapatista.

La Paz, B.C.Sur, a julio de 2016.       

Radio Zapatista Sudcaliforniana

Anuncios

Publicado el 21 julio, 2016 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: