Colombia, el norte del cauca: ¡Aquí nos quedamos! Posición del movimiento indígena ante el desalojo violento del 14 de octubre

Por Rebeldía contra-informativa

 

Frente al desalojo violento del Estado, realizado este 14 de octubre contra el proceso de liberación de la tierra en la Emperatriz, el movimiento indígena dice que no abandonara su lucha por la recuperación de estas tierras por el contrario, sustentados en el mandato y organización de las comunidades, están dispuestos a resistir y seguir adelante su lucha por la hacienda la Emperatriz.

Sin embargo realizan una enérgica denuncia por el uso desmedido de la fuerza por parte del Estado, el uso de armas de fuego y armas no convencionales por la fuerza pública, el carácter parcializado de los grandes medios de comunicación y la persecución judicial contra los y las liberadoras de tierra.

La lucha que hoy se ejerce por la hacienda la Emperatriz tiene una larga y significativa historia. En este caso no solo se trata del derecho ancestral de la nación nasa sobre estas tierras, ni de la necesidad material y alimentaria de las comunidades indígenas, además de eso, la hacienda la Emperatriz fue el lugar desde el cual agentes de policía de Santander de Quilichiao, en alianza con grupos de narcotraficantes que comenzaron a comprar tierras en el norte del Cauca a finales de los 80, planearon y llevaron a cabo la masacre de 20 indígenas nasa en la hacienda el Nilo, hechos perpetrados contra los comuneros que estaban realizando el proceso de liberación de dichos predios desde 1987.
Días antes de la masacre el representante legal de los hacendados del Nilo citó a la comunidad para el día 16 de diciembre, supuestamente para negociar un arreglo sobre la ocupación de las tierras, no llegaron a la hora pactada, sino que entre las 8 y las 9pm, uniformados de la policía con el rostro cubierto y sicarios llegaron a donde se encontraba la comunidad, allí preguntaron por los “lideres” de la liberación, acostaron a 20 personas en fila en el suelo y allí les dispararon, mientras el resto de la comunidad intento salvar su vida.

Las pruebas materiales y documentales sobre la responsabilidad del Estado en la masacre del Nilo fueron tan contundentes que la Corte Interamericana de Derechos Humanos se vio obligada a condenar al Estado, el cual, pese a reconocer su responsabilidad directa en la masacre para 1995, no ha pagado en su totalidad la indemnización en tierras que acordó con las comunidades indígenas, mientras que los oficiales responsables disfrutaron de total impunidad hasta que, tan solo el año pasado, el Consejo de Estado reabrió el caso.

La masacre del Nilo rompió en dos la historia de la lucha por la tierra del movimiento indígena del Cauca ya que desde la fundación del CRIC el 24 de febrero de 1971, el movimiento venía con un ritmo constante de lucha y recuperaciones de tierra, pero después de la masacre de 1991 se presentó un decaimiento total de las liberaciones, solo hasta el año 2005 resurgieron las liberaciones de tierra, y lo hicieron precisamente en la lucha por la hacienda la Emperatriz, ya que no se trataba solo del aspecto material de la tierra sino que, dado que allí se planeó la masacre del Nilo, es un terreno en el cual se disputa la dignidad del movimiento indígena que no está dispuesto a olvidar el asesinato de sus 20 compañeros en 1991.

Además, es allí, en las mingas indígenas de liberación de la tierra, en donde posteriormente agentes del ESMAD asesinaron a Lorenzo Largo Dagua, con dos disparos en el pecho, el 29 de noviembre del 2007, y Lorenzo Pavi, un joven de 19 años que fue asesinado el 10 de abril con dos tiros a la altura del estómago, a quien además los agentes del ESMAD le negaron la posibilidad de atención médica, ya que atravesaron las tanquetas a la altura de Bodega Alta para impedir el paso de personal médico mientras Guillermo Pavi moría desangrado.

Tanto por los hechos recientes, como por la historia profunda de la Hacienda la Emperatriz, el movimiento indígena del Cauca le dice NO al gobierno nacional, No abandonaran el derecho a sus tierras ancestrales, NO dejaran en el olvido el sueño de todos los indígenas que han caído asesinados en relación directa con la hacienda la Emperatriz, No darán un paso atrás en la lucha por estos terrenos pesé a la dura y brutal violencia de los agentes del Estado, tal y como se manifestó este 14 de octubre.

Todas las construcciones y asentamientos que funcionaban como espacio de socialización y encuentro comunitario para multitud de actividades, llenando de vida un espacio que el Estado se ha encargado de sembrar de muerte, fueron nuevamente destruidos por la violencia, pero de nuevo allí renacerá la vida comunitaria, haciendo que la emperatriz sea lo que ha venido siendo desde el 2005, un espacio que impulsa la lucha, la organización y la esperanza en un mejor futuro para las comunidades indígenas del norte del Cauca.

 

Anuncios

Publicado el 19 octubre, 2016 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: