[Sentipensando] México es una sandía

Por Diego Antonio

Integran de la Red sudcaliforniana de apoyo al Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy 

Sandía verde
Negra noche semilla
Campos, prados, bosques, huertas frutales

Esta es una reflexión sobre la vida en nuestro planeta y sobre la vida en nosotros. Para ello voy a referirme a la imagen de un fruto delicioso. En este país es común encontrar Sandías en cualquier parte, desde la lotería hasta los mercados de las plazas comerciales de las comunidades que habitamos.

En montones estos frutos asemejan verdes y pesados cascarones, mundos de clorofila.
Carguen una Sandía, intenten darle un abrazo, el 90% es agua. Como en nuestro planeta el
líquido de vida esta contenido en este grandioso recipiente que por dentro es colorado.
Comparo a nuestro Mundo con una Sandía por que se nos dice constantemente que la Tierra
ahora es un lugar que dista mucho de ser un fruto fértil. Este planeta, dicen los capitalistas,
ahora responde a las fertilidades que le dicta ese señor mal humorado que es el mercado,
como diría Eduardo Galeano, aunque como sabemos, los frutos ya se los repartieron unos y la
crisis para la mayoría es MUY aguda.
Y en este Mundo, ¿qué pasa con las semillas?
Las Semillas son la resistencia.
Negra noche es la semilla que habita la Sandía
Cada semilla es un bosque, cada semilla no es solamente un fruto sino el potencial de vida
para infinitas posibilidades de Sandías.
Las semillas están ahí afuera completamente ajenas al movimiento del mercado, si no fuera
así, las frutas habrían dejado de tener semillas, de tener potencias, de estar vivas hace mucho
tiempo. Como las papitas fritas y los cheskos, que por eso nos matan, porque ya están
muertos.

Así es el Mundo en el que habito y sueño, con potencia para crear frutos, para crear vida, para
agarrarse a las fuerzas de la luz del Sol, al frescor del Viento, los ciclos de las Aguas y la
fecundidad de la Tierra. Dentro de este fruto que es mi Mundo, el/la ser humano es solo una
pieza más, una migaja, una semilla que aporta su corazón.
El que es semilla suma, y viene a comprender/sintiendo la armonía en las pausas que mecen a
este hogar que todos compartimos.
¿Quién cree hoy que el mercado y la tecnología son capaces de traernos armonía?
Ya tuvieron 500 años y ¿qué han logrado? Han profesionalizado la Guerra.

En nuestro país se afianza la idea de que puede haber un cambio, un vuelco de vida.
La representante del Congreso Nacional Indígena y aspirante a la Presidencia de mi país, Mari
Chuy Patricio Martínez, es voz de las semillas dentro de esta Sandía que es México.

Las semillas son rebeldes. Las semillas aguantan las sequías, y esperan el momento justo para
dar fruto.
La vida no se doblega ante nada y aquí, no existe uno sólo que no sea semilla.

Anuncios

Publicado el 15 noviembre, 2017 en Sin categoría y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: