Ataque en la montaña de Guerrero a la comunidad de Tula. Exigen al gobierno federal paren la represión narcoparamilitar

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Los pueblos Na Savi, Me´pháá, Nahua y Ñamnkué de Guerrero desde 1992 comenzaron a luchar por su derecho a la autonomía y libre determinación, constituyendo el Concejo Guerrerense 500 años de Resistencia. Este Concejo creció junto a la lucha de los pueblos zapatistas, articulados por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Hoy, son parte del Congreso Nacional Indígena y del Concejo Indígena de Gobierno (CNI-CIG), que es la casa de todos los pueblos de México.

En la costa y montaña de Guerrero, estos pueblos y sus comunidades han llevado a la práctica nuevas formas de gobierno comunitaria, constituyendo sus propias instituciones. Así nació la Policía Comunitaria  en 1995 y la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias en 1998. Estos modos de organización y de gobierno tampoco fueron inventados de la nada, vienen de cinco siglos de resistencia indígena y de sus experiencias como pueblos.

En estas montañas, entre la misería y la violencia intitucional, militar y narcoparamilitar con la que se ha escalado la represión, los pueblos han demostrado que son capaces de recuperar la paz y la tranquilidad, formando además una estructura regional asamblearia conocida como Asamblea Regional de Autoridades Comunitarias, esto con el fin de construir un territorio común y comunitario.

Sin embargo, la violencia no ha cesado y hoy, con este gobierno que se dice antineoliberal e indigenista, el Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata, ha venido denunciando la represión ha ido subiendo de tono. El día 20 de julio, dicen en un comunicado que se puede consultar en su página oficial de CNI-CIG, “varios comandos armados del grupo narcoparamilitar de los «Ardillos» sitiaron la comunidad de Tula Guerrero. Llevan ya varias horas de ataque armado y la balacera no ha parado. En este momentos desconocemos el número de hermanos heridos o asesinados.”

Ante la violencia, exigen y urgen a “las autoridades locales, estatales y federales que intervengan inmediatamente para evitar una masacre.” Además, hacen un llamado a las organizaciones nacionales e internacionales solidarias y defensoras de derechos humanos, y a las personas de buen corazón,  que demanden al estado mexicano, “su inmediata intervención para evitar una masacre contra nuestros hermanos y hermanas indígenas nahuas de la comunidad de Tula.”

 

Fuentes:

CNI-CIG 

CIPOG-EZ 

 

Publicado el 21 julio, 2019 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: