EL GOBIERNO DE CARLOS MENDOZA DAVIS QUIERE ASFIXIAR A LA CASA DEL ESTUDIANTE SUDCALIFORNIANO EN MEXICO

Por Gilberto Piñeda Bañuelos | Brigada Ricardo Flores Magón

El próximo año, se cumplen 100 años desde que el gobierno del Territorio Sur de la Baja California encabezado por el gobernador Agustín Arriola incluía por primera vez en su presupuesto otorgar apoyo económico a un grupo de jóvenes que partiría a la ciudad de México a estudiar. El presupuesto se  utilizaría para el hospedaje (casa del estudiante), la alimentación, el transporte y los gastos de materiales.

En ese tiempo, todavía vivía mi abuelo Filemón Cecilio Piñeda Contreras (falleció, dos años después, en 1922), quien además de ser tesorero del gobierno de Agustín Arriola era más conocido como poeta, precisamente, él  escribió un poema que tituló “CALLIDA FORNAX” dedicado a los jóvenes estudiantes que se embarcarían en el muelle fiscal del puerto de La Paz hacia Mazatlán y de ahí al Distrito Federal; y que en un epígrafe les pone esta dedicatoria: “Para los jóvenes que, atraídos por la luz del saber, se dirigen a la capital de la Republica, pensionados por el gobierno del Distrito”. Y dice así:

 

¿ LA BAJA, parece brazo

 desafiando al porvenir?

¿Nave encallada, al ocaso,

que batalla por salir?

¿Lengua de coloso nauta

que lame al balboano mar?

¿parece, en fin una flauta

que la ALTA quiere tocar?

 

¡No! ¡Parece un leviatan,

que del fondo del mar salta,

 para tragarse a la ALTA

 como un pedazo de pan!

 

Más, la vecina entidad

que da principio en CALEXICO,

es una buena amiga de MEXICO;

Y, como lazo de unión,

dio a MEXICALI  un caudal,

que pregona el algodón

y ostenta airoso el trigal.

 

LA BAJA parece pobre

una anémica, una tísica,

al ver su apariencia física;

pero es la reina del cobre;

metal que hallan con exceso

las universales barcas,

Y cumpli con las arcas

de Rockefeller y Creso.

De aquella regia matrona,

que de plasta hace derroche;

qué el oro fino abandona,

y que tiene por corona

los luceros de la noche;

las riquezas tantas son,

que, aunque quisiera esconderlas ,

las denunciaría con:

 

Los corales y las perlas

Que en su cofre de cristal

Guarda avaro el mar cortes;

Y, con los antros de sal,

Donde reina un trago ingles;

Y, con los bellos cantares

Que las cañas mecedoras

Entonan en estos lares:

TODOS SANTOS y los coras

Y SAN JOSE DE MIJARES.

 

Cuando el agua alegre salta,

como apacible gacela,

un oasis nunca falta

que de vida a la parcela;

y, como premio de arriba,

que es la región de las almas,

tiene MULEGE, la oliva,

tiene COMONDU, las palmas.

 

¿Y, la ciudad encantada,

la ciudad de los celajes?

¡LA PAZ! Mi dulce mimada;

la cuna de mi alborada,

la cuna de mis mirajes;

tu grandeza bestaria

para mostrar que la BAJA,

es rica por que trabaja;

y que mas grande seria,

si el pensamiento, que has sido

lo que yo tanto celebro.

Ya no estuviera escondido

en las frondas del cerebro,

como un pájaro dormido…

 

Cuando sonara la hora

de encanto y de la luz?

¿Cuándo llegara la aurora

con sus clámides de luz……

 

Mientras ese instante llega,

aves de tempranas alas,

para quienes todo es galas,

volad; empezad la brega.

 

¿Quereis conocer la OMEGA

conociendo el ALFA ya?

del bermejo mas allá,

con semblante sonriente,

que allá os espera la fuente

que vuestra sed saciara.

Y……. Adios: con trémula voz

hace explosión la palabra,

como temiendo que se abra

o se rompa el alma en dos.

 

Yo no os diré nunca adiós

con los parpados abiertos

y por el llanto cubiertos

cual si se abriera una tumba…

¡Despiertos en ultratumba……

Están mis únicos muertos!

Al capitalismo ya no le conviene contar con entidades autónomas y que se autogestionen colectivamente, poco a poco se han convertido en una excepción, y eso ha sido la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México que funciona a través de Consejos Estudiantiles en varios rubros de la administración de ese recinto del saber (parafraseando a Filemón),  a quienes debemos defender cueste lo que cueste.

No olvidar que los Consejos Estudiantiles son el motor que guía a una Casa del Estudia

nte Sudcaliforniano en México autogestionada y autónoma pero que no es compatible con el proyecto neoliberal que ha existido en México durante tres décadas y que ha venido profundizando el gobierno de Carlos Mendoza Davis; recordemos que cuando inició esta fase del capitalismo, el gobierno federal y de todos los estados del país que eran PRIístas ordenaron el corte del presupuesto y unos cuantos años después la inmensa mayoría de las casas de estudiantes incluidas las más combativas, como la de Sinaloa y de Michoacán, desaparecieron en la ciudad de México.

No fue el caso de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México que en ese momento estaba dirigida  por estudiantes  con una sólida ideología de izquierdas que estudiaban en la UNAM y del IPN principalmente,  que resistieron lo embates del gobierno PRIísta, aunque fue muy doloroso que una fracción de la dirección de la Casa vendió al gobierno su conciencia a cambio de becas y puestos juveniles en el PRI que después se convirtieron en puestos de elección popular (esta compra de conciencias fue al final del gobierno de Angél César Mendoza Arámburo), y a punto estuvo de desaparecer; sin embargo, pudo más la experiencia colectiva de lucha de resistencia de la Asociación de Estudiantes Sudcalifornianos en México (AESM)  por el lado izquierdo y los padres de familia en Baja California Sur que los apoyaron, e impidieron el cierre de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México, con la solidaridad de las organizaciones sociales y sindicales independientes y de la izquierda sudcaliforniana. Ya pasaron más tres décadas desde entonces.

Ahora es el gobierno PANista de Carlos Mendoza Davis quien ordena el recorte del presupuesto a la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México, así lo han dado a conocer públicamente los Consejos Estudiantiles de la sede de la AESM.  Ellos han informado que a inicio de año se otorgó un incremento al presupuesto de la Casa, mismo que no ha sido entregado y si por el contrario, el Patronato del Estudiante Sudcaliforniano que se supone es el que administra estos recursos de la Casa condicionó la entrega a que le informaran y comprobaran los gastos, mismo que entregaron los estudiantes en cuatro ocasiones: 16 de agosto, 13 y 30 de septiembre, y 23 de octubre pasado; sin que se entregaran los recursos. Por su parte la Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado les comunicó a los estudiantes que el recurso lo había transferido a la Secretaría de Educación Pública quien se ha lavado las manos diciendo que el responsable de los recursos es el Patronato del Estudiante Sudcaliforniano.

Estas tres dependencias son parte del Poder Ejecutivo, o sea, que dependen del gobernador Carlos Mendoza Davis, se han dedicado a engañar a los jóvenes estudiantes  y están jugando con las necesidades apremiantes de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México.

En otras palabras, el gobierno PANista de Carlos Mendoza Davis quiere asfixiar a la Casa del Estudiante Sudcaliforniano con el presupuesto, antes lo quiso hacer amenazando con demoler el edificio queriendo engañar a la sociedad sudcaliforniana diciendo que los jóvenes estaban en peligro, tal como lo hizo inmoralmente con el edificio de la escuela primaria 18 de marzo, solo que en este caso si lo lograron y ya vimos cual fue el resultado: logró privatizar el predio para facilitar la especulación de la iniciativa privada.

Vale la pena advertir que el paso que sigue por parte del gobierno de Carlos Mendoza Davis es un nuevo intento de cerrar la  Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México, y una manera de avanzar en esa estrategia es asfixiar económicamente a la Casa. ¡Esto no hay que permitirlo!! Por ningún motivo. Con asfixiar quiero decir: ahogar, sofocar, oprimir, apretar, ahorcar, estrangular, etc.

Los estudiantes sudcalifornianos de la AESM han convocado a manifestar la solidaridad con ellos y ellas tanto en la ciudad de La Paz como en la ciudad de México. Así que estudiantes, padres de familia y organizaciones sociales sudcalifornianas tenemos la obligación moral de apoyar ese recinto del saber que se llama Casa del Estudiante Sudcalforniano en México.

La Paz, Baja California Sur a 27 de noviembre de 2019.

Publicado el 28 noviembre, 2019 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: