|CRÓNICAS DEL CAPITALISMO| TENDENCIAS DEL MERCADO CAPITALISTA EN LA CIUDAD DE LA PAZ PARA LA DÉCADA 2020

Por Gilberto Piñeda Bañuelos

El capitalismo para que funcione necesita generar al mismo tiempo mucha riqueza y mayor pobreza, y funcionar al mismo tiempo un mercado para la acumulación y un mercado para la subsistencia.

Esto último quiere decir que no todo mercado es capitalista aunque el capitalismo no puede existir sin un mercado generalizado; esto viene a cuento porque al lado de un gran mercado capitalista coexiste un mercado para la subsistencia.

Por ejemplo, frente al gran mercado inmobiliario están los pequeños rentistas que operan para subsistir; frente al gran mercado turístico están los pequeños comerciantes de artesanías y prestadores de servicios turísticos por cuenta propia que operan para subsistir; frente a los grandes centros comerciales y tiendas de conveniencia, están las tiendas de barrio y el comercio ambulante que operan para subsistir; frente a las grandes compañías constructoras están los maestros albañiles, ingenieros y arquitectos que trabajan por cuenta propia para la subsistencia; frente a los mandos de cárteles que mueven organizadamente grandes volúmenes de drogas en el territorio peninsular   operan personas comunes que venden drogas al menudeo para subsistir, etcétera.

Como vemos, el mercado es un complejo entramado que el capitalismo ha construido del que no se  escapa nadie en uno u otro segmento del mercado. La vida nuestra se rige por el mercado. Se compran y se venden las mercancías, se compran y se vende el dinero, se compra y se vende la fuerza de trabajo, se compra se vende la ciencia y la tecnología, se compra y se vende la cultura, se compra y se vende la naturaleza y el patrimonio cultural, y hasta las conciencias se llegan a comprar y vender. No es fácil construir un mundo nuevo. Son muchos los esfuerzos por hacerlo y muy escasos los resultados, casi podría decirse que después de varias décadas intentándolo, son nulos.

   

Estamos por iniciar la década de 2020 y cada vez son más claras las tendencias globales del mercado capitalista  para la ciudad de La Paz: desarrollos turístico-inmobiliario, comercial  y minero. Es el capitalismo global el que manda en estas tendencias, no importa quién y que partidos gobiernen la ciudad y el territorio sudpeninsular. Nada de lo que empieza a pasar es algo nuevo,  basta con recordar el proyecto capitalista Gran Visión que se impulsó durante el gobierno priísta en la década de la década de 1990 que marco la dirección que seguiría el  desarrollo capitalista actual;  un proyecto capitalista que  impulsó con cierta fuerza el gobierno perredista-petista en la década del 2000 y que lo están concretando los gobiernos panista y morenista en la ciudad de La Paz y en el resto del territorio sudpenisnular.

Hay plena coincidencia de la clase política paceña (priistas, panistas, morenistas, perredistas, etc.) que el gran turismo, como San Lucas-San José del Cabo, es la estrategia del desarrollo capitalista para la Paz y otros pueblos para los próximos años que desde hace años se viene construyendo, sin importar el grave problema del agua que se convertirá en una crisis sin precedentes una vez que en las próximos años y décadas, tengamos funcionando a todo lo que da una Marca MÉXICO para las Ciudades-Mercancía identificada con todas sus letras en cada pueblo y ciudad (en LA PAZ la marca se ubicó por lo pronto en el Malecón frente al Hotel Perla). Las letras multicolores con el nombre del pueblo o ciudad es solo un símbolo mercantil que sigue impulsando el gobierno federal actual; la realidad es que detrás de esta Marca Turística, están los megaproyectos inmobiliarios y turísticos que se vienen para la Paz que no es otra cosa más que una CONDENA DE MUERTE, ya que los mantos acuíferos que nutren a la ciudad ya no aguantan más, y las desaladoras serán solo un paliativo que no resolverán el problema del agua de la ciudad, lo único que resolverán serán las ganancias de las compañías que las construyen y las operan en forma privada con tecnología extranjera.

Cada sexenio y trienio que pasa desde que inició la etapa neoliberal del capitalismo, las tendencias urbanas capitalistas son exactamente las mismas, solo cambian los actores políticos. Esencialmente las cosas no han cambiado, es decir siguen por el mismo camino que trazó el capital global a finales del siglo XX.

¿Qué ha pasado en estos 30 años en La Paz?

Mientras las viviendas de interés social se masifican indiscriminadamente hacia el sur de la ciudad bajo la dirección de unas cuantas compañías constructoras que van definiendo  a la ciudad como mercancía con un desarrollo urbano sometido al interés de la ganancia inmobiliaria y definiendo el lugar urbano que habrá de desarrollarse.

Por el lado de la costa se multiplican  las nuevas zonas residenciales además de Fidepaz hacia   la costa sur poniente de la ciudad que circunda la ensenada hasta El Mogote en el desarrollo inmobiliario Paraiso del Mar.

En la zona antigua de la ciudad entre la calle Márquez y el antiguo Seguro Social se hace la primera gran modernización del Malecón y el antiguo muelle fiscal como paseos turísticos a mediados de la década de 2000 y se multiplica la especulación de suelo en los predios del centro histórico para un mejor futuro, aparecen los primeros hoteles Boutique y las primeras casonas de  nuevos residentes nacionales y extranjeros en los barrios históricos de El Esterito  El Manglito;   y por la costa norte desde la salida de la ciudad se multiplican los desarrollo inmobliarios que van creciendo en los cerros de la Colina del Sol, Pedregal, Lomas de Palmira, cerro de la Calavera y el complejo hotelero e inmobliario con su marina, zona residenciales y campo de golf desde La Concha hasta el complejo COSTA BAJA que administra el grupo Puerta Cortés.

Mientras que al interior de la ciudad se multiplican las zonas residenciales privadas por diferentes puntos de la ciudad, se expanden por todos los barrios de la ciudad las tiendas de conveniencia  dominadas por los Oxxo ubicados estratégicamente que desplazan a las tiendas de barrio y controlan un importantísimo segmento del mercado a menudeo; en muchas esquinas de manzana de la ciudad se construyen medianas plazas comerciales; y por otra parte se consolidan los epicentros urbanos hacia el sur y surponiente de la ciudad en la modalidad de modernas  plazas comerciales y de entretenimiento  donde destacan los grandes grupos de comercios nacionales y globales.

Estas tendencias urbanas no son exclusivas de la ciudad de La Paz, es la regla en muchas ciudades del país, que se han venido reproduciendo aceleradamente en estas dos últimas décadas; sin embargo, las consecuencias por este tipo de desarrollo capitalista no es lo mismo en La Paz que en otras partes del país, ya que  existe un problemática de la cual depende la vida humana, que es la falta de agua para el consumo doméstico por un lado y por otro lado, el diseño de descarga de aguas negras y residuales que se diseñó para la ciudad de La Paz, que nunca contempló un desarrollo exponencial de desarrollos inmobiliarios y turísticos como el que se empieza a vislumbrar en el horizonte capitalista. O sea, el problema principal de la ciudad de los próximos años será el agua para el consumo doméstico y las descargas de aguas negras.

No debe pasar desapercibido que hace más de una década el complejo turístico inmobiliario COSTA BAJA recibió en comodato por parte del Ayuntamiento de La Paz (una especie de privatización) el uso de las aguas negras del Cárcamo del histórico barrio El Esterito para tratarlas y regar sus jardines y campo de golf a condición de mantenerlo en óptimas condiciones técnicas; sin embargo, en esta década han crecido enormemente los desarrollos inmobiliarios en las faldas del cerro cercanos a al Cárcamo de tal manera que han saturado los colectores principales y los capitalistas de COSTA BAJA de manera irresponsable, no solo no le han dado mantenimiento al cárcamo, sino que sierran las válvulas de tratamiento provocando derrames en las colonias de la zona norte de la ciudad generando una verdadero riesgo sanitario y ambiental; esto solo es un ejemplo de lo que está por venir para otras partes de la ciudad donde construirán hoteles y condominios de lujo,  pues los gobiernos federal, estatal y municipal, tienen como sus protegidos a las compañías capitalistas, como es este caso emblemático que sirve de ejemplo de lo que es capaz el capitalismo funcionando a todo lo que da.

¿Que viene para la década de 2020?

Veamos lo que se ha anunciado recientemente a través de los medios de comunicación  para La Paz:Todo hace indicar que el Ayuntamiento de La Paz aprobó un nuevo complejo comercial hotelero y de entretenimiento en la PLAZA PASEO LA PAZ se construirá un Hotel de Negocios de la cadena hotelera HILTON que será administrada por el grupo HAMPTON INN que contaría con 133 cuartos, que contaría con un área comercial, salones, bar, restaurante y alberca, distribuidos en una edificación de 9 niveles; lo cual nos indica la tendencia urbana de crecimiento vertical en La Paz para la próxima década. Tan solo construir este edificio sería equiparable a la construcción de un conjunto habitacional de un centenar de viviendas, lo que significa quitar a la población el consumo de agua a ese mismo número de Familias. ¿En beneficio de quién?   Obviamente que de las compañía capitalistas globales que distribuyen su capital en diferentes partes del mundo, incluida la ciudad de La Paz; se sabe pagaría al Omssapas  casi 2.5 millones de pesos como pago único para conectarse a la red de agua potable y alcantarillado y extraer 250 millares de metros cúbicos por año durante todo el tiempo que esté operando el hotel y el comercio . Imagíneselo usted.

Como se sabe existen en el mundo más de 6 mil hoteles HILTON distribuidos en 114 paises que tiene su origen en el Estado de Texas desde 1919 originalmente con el nombre de THE MOBLEY que compra Conrad Hilton el propietario original de la compañía que toma el nombre de la Torre Hilton en 1925, actualmente una de sus 17 marcas es precisamente HAMPTON by HILTON  de los cuales existen más de 2 mil 500 en 29 países, uno más estará en la Plaza Paseo La Paz.

Los llamados Hoteles Boutique como tendencia urbana no es ajena a la ciudad de La Paz, tenemos un caso reciente que el  Ayuntamiento de La Paz autorizó frente al Malecón en un predio donde se construyó una antigua casona de un empresario perlero y que han llamado LA CASA DE LAS PERLAS del Grupo HABITA que administra hoteles Boutique de lujo para  un mercado 60% extranjero y 40% nacional en sus 14 hoteles que con los que cuenta en el país (Grupo Habita tiene 12 hoteles en México y dos en estados Unidos un total de 14 hoteles, 12 de ellos repartidos en 9 destinos diferentes de México (Hotel Habita, Condesa DF, Downtown México, Downtown Beds, y Distrito Capital -todos ellos en la Ciudad de México-. La Purificadora, hotel en Puebla diseñado por Legorreta + Legorreta, Hotel Boca Chica en Acapulco, Habita MTY en Nuevo León, Casa Fayette en Guadalajara, Hotel Escondido en Puerto Escondido, Oaxaca; Maison Couturier y Azúcar en Veracruz) y dos hoteles  en el extranjero, concretamente en Nueva York (Hotel AMERICANO)  y en Chicago (Hotel THE ROBEY, un edifico de 1929 estilo Art Decó). En La Paz,  simulan que se conserva la casa antigua pero se construyen detrás de ella una edificación moderna que rompe totalmente con la arquitectura antigua de la casa, con una inversión de 180 millones de pesos, tendrá 32 habitaciones, restaurante al aire libre, alberca, Spa y un Sunset Bar con vista a la Bahía de La Paz, que por cierto durante su construcción hubo una inundación del predio sin que hasta la fecha se sepa si eran agua de mar o aguas negras; lo cierto es que si la tendencia de obras continúa en el malecón, es altamente probable el colapso de la Red de Drenaje a lo largo del paseo Álvaro Obregón.

En La Paz hay dos lugares emblemáticos que ahora son blanco del capitalismo inmobiliario y turístico: uno en la playa del Tesoro y sus manglares y otro es el predio donde estuvo alguna vez el Hotel Los Cocos en el Manglito  (entre el Gran Baja y La Posada); y continuará el desarrollo de plazas comerciales:  Para la playa El Tesoro  piensan desarrollar  un proyecto inmobiliario y turístico que han llamado TRANQUILO BAY que iniciaría en noviembre de 2020  con una inversión inicial de 120 millones de dólares para un Hotel y 80 lotes residenciales frente a la Bahía incluido un Club de Playa promovido Chris Snell agente de bienes raíces quien  representa a la compañía capitalista inmobiliaria  SNELL REAL ESTATE que trabajó los desarrollos inmobiliarios de lujo Villas del Mar, Villas Montana y Villas del Oro en Los Cabos; mientras que para El Manglito han anunciado un desarrollo inmobiliario de lujo frente a la ensenada que llaman desde ahora AL MAR RESIDENCIAL, además una nueva plaza comercial y entretenimiento hacia el sur de La Paz llama ALAMEDA DEL SUR con comercios, restaurantes y cines.

No hay que descartar por otra parte, el control masivo del mercado por compañías capitalistas globales para el caso del avistamiento del Tiburón Ballena en el interior de la Bahía y Lobos Marinos en las islas de Espiritu Santo y Cerralvo, de hecho ya existen tour operadoras externas aunque  todavía esta diversificado en los pequeños prestadores de servicios turísticos para estos casos. Pero como la naturaleza cobra cada vez más valor monetario como mercancías en este especial mercado, no se descarta la presencia de grandes compañías capitalistas para el turismo de naturaleza que invariablemente desplazarán a los prestadores de servicio por cuenta propia que ahora existen.

Otra tendencia del mercado capitalista es el fortalecimiento del turismo náutico a través de las grandes compañías navieras que arriban con sus cruceros a La Paz y la llegada de  yates de lujo grandes y pequeños que se resguardan en alguna de las 700 posiciones de las 7 marinas que existen en el puerto de La Paz, que por cierto desde ahora es superior a las que existen en San José del Cabo y Cabo San Lucas; mientras que por el lado de las macro embarcaciones  ya no es extraño ver a los cruceros de las grandes compañías capitalista globales del mundo desembarcar en el puerto de Pichilingue, que se han estimado arribar 57 cruceros entre octubre de 2019 y marzo de 2020, para La Paz, Loreto y Cabo San Lucas (Carnival Cruise Line, Norwegian Cruise Line, Princess Cruise, Holland American Line).

Finalmente, en el caso de los proyectos mineros para extraer oro a tajo abierto, los más conocidos LOS CARDONES y LA PITALLA aunque no se encuentran en la ciudad ni tan cerca de ella, no debemos olvidar que si bien han sido cancelados, las compañías capitalistas canadienses que las promueven a través de compañías capitalistas nacionales  conservan las concesiones minera por 50 años, ya que el gobierno de López Obrador no las ha cancelado,  lo que siguen representando un peligro real para La Paz como ciudad y como municipio, así como para el municipio de Los Cabos, pues están ubicados precisamente en los sitios de mayor recarga de agua. El oro ahí se queda en la Reserva de la Biosfera Sierra de la Laguna y sus alreredores y para nadie es un secreto que  el oro es una mercancía especial muy preciada  en el mercado mundial y las tendencias extractivistas de la minería seguirán su curso en las siguientes décadas, así que seguimos en peligro.

Tan solo con estos proyectos enlistados líneas arriba y publicitados por la clase política panista en la entidad  y morenista en La Paz, tenemos a la vista las tendencias del mercado capitalista para la ciudad y sus alrededores en esta década que se inicia: crear una infraestructura turística e inmobiliaria para el turismo de lujo que es un alto consumidor de agua y principal promotor del despojo de tierra y de la superficie marina (legal e ilegal).

Si estas tendencias se concretan como creemos, habría que imaginar el paisaje urbano de la ciudad de La Paz para las próximas tres décadas en el centro histórico y lo que miraríamos la zona antigua saturado de hoteles Boutique, bares, restaurantes, galerías para turistas, sin habitantes locales viviendo en el lugar, edificios de gran altura para condominios-hoteles para el gran turismo, frente al malecón playas artificiales y no se descartan los puentes originalmente pensados hacia el Mogote; y a lo largo de la costa  hacia el sur poniente desde El Conchalito, Fidepaz pasando por Chametla, Centenario, Las Hamacas, Zacatecas hasta llegar a la punta del Mogote donde se encuentran los condominios sin concluir del desarrollo turístico-inmobiliario Paraíso del Mar; y costeando hacia al norte desde La Paz hasta Ensenada de Muertos pasando después de Costa Baja por Enfermería, El Tesoro, Pichilingue, Balandra, El Tecolote, El Saltito, Puerto Mejía, El Sargento, La Ventana, Punta Arena y Ensenada de Muertos,  los grandes complejos turístico-inmobiliarios tipo Costa Baja y Pedregal de La Paz  al estilo Cabo San Lucas…. Y no duden que las mineras se saldrán con la suya…Y entonces, ahí sabremos en la práctica que el agua no será para la población paceña sino para este desarrollo capitalista que ya nos ha anunciado los que mandan en esta vida: el dinero y el capital en santa alianza con el poder político, no importa el partido.

La Paz, Baja California Sur a 31 de diciembre de 2019.

Publicado el 3 enero, 2020 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: