LAS DECLARACIONES DE LA SELVA LACANDONA EN UN CIRCULO DE LECTURA Y ESTUDIO EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Por Gilberto (Tito) Jesús Piñeda Bañuelos

El viernes anterior a la fecha en que se decretó  la emergencia sanitaria por la pandemia del Coronavirus se practicó de manera presencial en el local del Centro Cultural Ricardo Flores Magón la nueva versión de la Radio Zapatista Sudcaliforniana brazo sonoro de la Brigada Ricardo Flores Magón que consistió en transmitir como programa en vivo o grabado el Circulo de Lectura y Estudio que se realizaría cada cuatro semanas seleccionado  escritos  que se ha  producido el movimiento zapatista, en esa ocasión estuvieron dos compañeras y cuatro compañeros que reflexionaron en torno a la lectura del comunicado de las mujeres zapatistas en lucha donde anunciaban su participación en las acciones del 8 de marzo y el paro del 9 de marzo que se encuentra en audio en la página de la Radio Zapatista Sudcaliforniana.

Llegó el confinamiento y la Brigada Ricardo Flores Magón quedó paralizada por unas semanas hasta que se vio la posibilidad de regresar a las reuniones de los Viernes de manera virtual a través de las plataformas que el capitalismo global ha construido y que por la pandemia han multiplicado sus mercados en el planeta como por ejemplo la plataforma Zoom una compañía capitalista estadounidense que ofrece sin cobro un tiempo de 40 minutos, aunque hay otras compañías capitalistas más poderosas que forman parte del mercado capitalista global como Google Meet que a partir del cuatro de mayo pasado es gratuita también en todo el planeta sin límite de tiempo hasta que dure la pandemia. En este mundo de las mercancías no nos quedó más opción para reunirnos aunque fuera de manera virtual.

Primer Círculo de Lectura y Estudio virtual de prueba con la lectura del artículo “La pandemia y el sistema-mundo”de Ignacio Ramonet.

El segundo Círculo de Lectura y Estudio, ya de manera virtual fue  el artículo de Ignacio Ramonet “La pandemia y el sistema-mundo” en el que participaron una compañera y seis compañeros que está disponible en la página del Centro Cultural Ricardo Flores Magón, siguieron otras dos viernes con la lectura de los “Cuadernos de la Escuelita Zapatista” que no pudo ser grabada y las seis Declaraciones de la Selva Lacandona, el del  viernes 12 de junio, donde participaron tres compañeras y un compañero, que tampoco pudo ser grabada.

Las declaraciones de la Selva Lacandona son una declaración de guerra y cinco iniciativas políticas que se fueron dando de acuerdo a las circunstancias políticas de la realidad nacional que se fueron presentando después de los primeros 10 años de construcción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Sin que México y el Mundo lo supieran, el EZLN iniciaba su construcción en 1983 con seis personas cinco hombres y una mujer, de los cuales tres eran indígenas y tres mestizos. Muy cerca del levantamiento indígena el gobierno preparaba los 500 años de la llegada de Colon a estas tierras que los colonizadores le llamaron América, mientras que en varias partes del país el movimiento indígena organizaba movilizaciones contra el guerra de exterminio y el despojo, como la movilización  en San Cristóbal de Las Casas en Chiapas. A mediados de 1993 se supo por los medios de comunicación que el ejército federal había tenido un enfrentamiento con guerrilleros en la Selva Lacandona, lo cual pasó desapercibido en la opinión pública nacional pues no se dio mayor información. En la víspera del levantamiento en diciembre de 1993 el EZLN ya había acordado en la comunidades indígenas las Leyes Revolucionarias (mujeres, Hacienda, Justicia, Agraria, Trabajo, etcétera.) y el PRIMERO DE ENERO DE 1994 se da  a conocer una DECLARACIÓN DE GUERRA que se conoció como la PRIMERA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA que al final dice:

“PUEBLO DE MÉXICO: Nosotros, hombres y mujeres íntegros y libres, estamos conscientes de que la guerra que declaramos es una medida última pero justa. Los dictadores están aplicando una guerra genocida no declarada contra nuestros pueblos desde hace muchos años, por lo que pedimos tu participación decidida apoyando este plan del pueblo mexicano que lucha por trabajo, tierra, techo,alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz. Declaramos que no dejaremos de pelear hasta lograr el cumplimiento de estas demandas básicas de nuestro pueblo formando un gobierno de nuestro país libre y democrático.

INTÉGRATE A LA FUERZAS INSURGENTES DEL EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL”

Plantón en el atrio de la catedral de Nuestra Señora de La paz en apoyo al pueblo de Chiapas-

Los primeros días de enero de 1994 varias columnas con miles de indígenas armados, una de la columna que dirigió una mujer indígena que después supimos era la Comandanta Ramona,  tomaron varias cabeceras municipales incluida la de San Cristóbal de Las Casas y dieron a conocer a través de un mestizo que eran el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que después conocimos como el subcomandante Marcos.  Los enfrentamientos entre el EZLN y el Ejército Federal duraron 12 días hasta que el presidente Salinas de Gortari, ante la presión de la sociedad civil mexicana que se había movilizado en todo el país en apoyo a las justas demandas de los indígenas chiapanecos, ordenó el cese al fuego.  Vienen entonces los Diálogos entre el EZLN y el gobierno federal en la Catedral de San Cristóbal de las Casas con la mediación del obispo Don Samuel Ruiz; en ese momento habían arrancado las campañas presidenciales con Luis Donaldo Colosio como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Cuauhtémoc Cárdenas como candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que dicho sea de paso fue apoyado por otros partidos políticos de izquierda como el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) al que pertenecíamos varios compañeros y compañeras de la ciudades de La Paz, Constitución, Insurgentes y Santa Rosalía.  El PRI estaba fisurado políticamente y sucede el asesinato de su candidato que es sustituido por Ernesto Zedillo quien desplaza políticamente a quien había sido el representante del gobierno federal en los diálogos de catedral, Manuel Camacho Solís. Mientras las campañas electorales avanzan a paso acelerado, el 10 DE JUNIO DE 1994 se da a conocer  una iniciativa política para formar la CONVENCIÓN NACIONAL DEMOCRÁTICA (CND) que se conoció como la SEGUNDA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA, que dice en alguna de sus partes los siguiente:

Llamamos a la realización de una Convención Democrática, nacional, soberana y revolucionaria, de la que resulten las propuestas de un gobierno de transición y una nueva ley nacional, una nueva Constitución que garantice el cumplimiento legal de la voluntad popular.

El objetivo fundamental de la Convención Nacional Democrática es organizar la expresión civil y la defensa de la voluntad popular.

La soberana convención revolucionaria será nacional en tanto su composición y representación deberá incluir a todos los estados de la Federación, plural en el sentido en que las fuerzas patriotas podrán estar representadas, y democrática en la toma de decisiones, recurriendo a la consulta nacional.

La convención estará presidida, libre y voluntariamente, por civiles, personalidades públicas de reconocido prestigio, sin importar su filiación política, raza, credo religioso, sexo o edad.

La convención se formará a través de comités locales, regionales y estatales en ejidos, colonias, escuelas y fábricas por civiles. Estos comités de la convención se encargarán de recabar las propuestas populares para la nueva ley constitucional y las demandas a cumplir por el nuevo gobierno que emane de ésta.

La convención debe exigir la realización de elecciones libres y democráticas y luchar, sin descanso, por el respeto a la voluntad popular.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional reconocerá a la Convención Democrática Nacional como representante auténtico de los intereses del pueblo de México en su tránsito a la democracia.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional se encuentra ya en todo el territorio nacional y está ya en posibilidad de ofrecerse al pueblo de México como Ejército garante del cumplimiento de la voluntad popular”.

 

Asamblea estatal y Foro de la Convención Nacional Democrática en la ciudad de La Paz.

La CND se realizó en uno de los “Aguascalientes” como se le llamó a los epicentros del territorio zapatista donde asistieron miles de personas de todo el país, incluyendo una amplia delegación de Baja California Sur. Destacan dos figuras relevantes de la clase política nacional en el ala progresista y de izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas y Rosario Ibarra, que encabezaron la CND, el primero candidato presidencial que pierde oficialmente las elecciones del 21 de agosto y se inicia por parte de la CND una movilización contra el fraude electoral que no prosperó entre otras razones por las pugnas a su interior; mientras tanto el cerco militar del ejército federal en territorio  zapatista se acrecienta de sobre manera durante el segundo semestre de 1994. Sin el uso de las armas, el EZLN rompe el cerco militar de manera pacífica un amplio territorio chiapaneco y constituye en diciembre de 1994, los Municipios Autónomos Rebeldes (MAREZ) en 37 zonas del territorio zapatista. El PRIMERO DE ENERO DE 1995 el EZLN da a conocer una segunda iniciativa política del EZLN en la llama a  formar el MOVIMIENTO PARA LA  LIBERACIÓN NACIONAL que conocimos como la TERCERA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA que en alguna de sus parte dice:

“.. llamamos a todas las fuerzas sociales y políticas del país, a todos los mexicanos honestos, a todos aquellos que luchan por la democratización de la vida nacional, a la formación de un MOVIMIENTO PARA LA LIBERACIÓN NACIONAL incluyendo a la Convención Nacional Democrática y a TODAS las fuerzas que, sin distinción de credo religioso, raza o ideología política, están en contra del sistema de partido de Estado. Este Movimiento para la Liberación Nacional luchará de común acuerdo, por todos los medios y en todos los niveles, por la instauración de un gobierno de transición, un nuevo constituyente, una nueva carta magna y la destrucción del sistema de partido de Estado. Llamamos a la Convención Nacional Democrática y al ciudadano Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a encabezar este Movimiento para la Liberación Nacional, como frente amplio de oposición.

LLAMAMOS A LOS OBREROS DE LA REPÚBLICA, A LOS TRABAJADORES DEL CAMPO Y DE LA CIUDAD, A LOS COLONOS, A LOS MAESTROS Y ESTUDIANTES DE MÉXICO, A LAS MUJERES MEXICANAS, A LOS JÓVENES DE TODO EL PAÍS, A LOS ARTISTAS E INTELECTUALES HONESTOS, A LOS RELIGIOSOS CONSECUENTES, A LOS MILITANTES DE BASE DE LAS DIFERENTES ORGANIZACIONES POLÍTICAS a que, en su medio y por las formas de lucha que consideren posibles y necesarias, luchen por el fin del sistema de partido de Estado incorporándose a la CONVENCIÓN NACIONAL DEMOCRÁTICA si no tienen partido, y al Movimiento para la Liberación Nacional si militan en alguna de las fuerzas políticas de oposición”.

Las pugnas internas en la CND obstaculizó de sobremanera el papel que debería jugar para avanzar en un gobierno de transición que ahora tendría que darse al margen de las instituciones a causa de la derrota electoral del candidato presidencial del PRD que al mismo tiempo era una de las figuras emblemáticas también de la CND, incluso todavía el EZLN consideraba que Cuauhtémoc Cárdenas debería encabezar el MLN de cara a su tercera asamblea en que se realzó en Querétaro en 5 de febrero de 1995 a donde por cierto asistí como delegado de la regional Baja California Sur de la CND. Ante esta iniciativa, el 9 de febrero de ese año el gobierno de Ernesto Zedillo anunció la persecución policiaco-militar de toda la dirección del EZLN y empezó el 9 de febrero de ese año con una campaña mediática a nivel nacional en un montaje televisivo donde sobrepone dos fotografías donde una  sustituye la cara con pasamontañas por la cara de Sebastián Guillem Vicente, pero además ejecuta varias detenciones. Ante esta situación el EZLN se repliega a posiciones de montaña y empieza la resistencia en esta nueva  declaración de guerra en los hechos, ahora por parte del gobierno federal. Se convoca entonces a una CONSULTA NACIONAL POR LA PAZ Y LA DEMOCRACIA  para el 27 de agosto de 1995 donde participaron más de un millón de personas de las cuales más de ocho mil participaron en Baja California Sur, en su mayoría por el sí a estas preguntas “1) ¿Estás de acuerdo en que las principales demandas del pueblo mexicano son: tierra, vivienda, trabajo, alimentación, salud, educación, cultura, información, independencia, democracia, libertad, justicia y paz?, 2) ¿Deben las distintas fuerzas democratizadoras unirse en un amplio frente de oposición y luchar por las 13 demandas principales? 3) ¿Debe hacerse una reforma política profunda en términos que garanticen: equidad, participación ciudadana, incluidas la no partidaria y la no gubernamental, respeto al voto, padrón confiable y reconocimiento de todas las fuerzas políticas nacionales, regionales o locales? 4) ¿Debe el EZLN convertirse en una fuerza política independiente y nueva? 5) ¿Debe el EZLN unirse a otras fuerzas y organizaciones y formar una nueva organización política?”.Con base en estos resultados, el PRIMERO DE ENERO DE 1996 se da a conocer la tercera iniciativa política para constituir el FRENTE ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL que se conoció como la CUARTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA donde se define su perfil político e ideológico como:

 “..organización civil y pacífica, independiente y democrática, mexicana y nacional, que lucha por la democracia, la libertad y la justicia en México. El Frente Zapatista de Liberación Nacional nace hoy e invitamos para que participen en él a los obreros de la República, a los trabajadores del campo y de la ciudad, a los indígenas, a los colonos, a los maestros y estudiantes, a las mujeres mexicanas, a los jóvenes de todo el país, a los artistas e intelectuales honestos, a los religiosos consecuentes, a todos los ciudadanos mexicanos que queremos no el poder sino la democracia, la libertad y la justicia para nosotros y nuestros hijos.

Invitamos a la sociedad civil nacional, a los sin partido, al movimiento social y ciudadano, a todos los mexicanos a construir una nueva fuerza política. Una nueva fuerza política que sea nacional. Una nueva fuerza política con base en el EZLN.

Una nueva fuerza política que forme parte de un amplio movimiento opositor, el Movimiento para la Liberación Nacional, como lugar de acción política ciudadana donde confluyen otras fuerzas políticas de oposición independiente, espacio de encuentro de voluntades y coordinador de acciones unitarias.

Una fuerza política cuyos integrantes no desempeñen ni aspiren a desempeñar cargos de elección popular o puestos gubernamentales en cualquiera de sus niveles. Una fuerza política que no aspire a la toma del poder. Una fuerza que no sea un partido político.

Una fuerza política que pueda organizar las demandas y propuestas de los ciudadanos para que el que mande, mande obedeciendo. Una fuerza política que pueda organizar la solución de los problemas colectivos aún sin la intervención de los partidos políticos y del gobierno. No necesitamos pedir permiso para ser libres. La función de gobierno es prerrogativa de la sociedad y es su derecho ejercer esa función. Una fuerza política que luche en contra de la concentración de la riqueza en pocas manos y en contra de la centralización del poder. Una fuerza política cuyos integrantes no tengan más privilegio que la satisfacción del deber cumplido.

Una fuerza política con organización local, estatal y regional que crezca desde la base, desde su sustento social. Una fuerza política nacida de los comités civiles de diálogo.

Una fuerza política que se llama Frente porque trata de incorporar esfuerzos organizativos no partidistas, tiene muchos niveles de participación y muchas formas de lucha.

Una fuerza política que se llama Zapatista porque nace con la esperanza y el corazón indígena que, junto al EZLN, volvieron a bajar de las montañas mexicanas.

Una fuerza política que se llama De Liberación Nacional porque su lucha es por la libertad de todos los mexicanos y en todo el país.

Una fuerza política con un programa de lucha de 13 puntos, los de la Primera Declaración de la Selva Lacandona enriquecidos a lo largo de dos años de insurgencia. Una fuerza política que luche contra el sistema de partido de Estado. Una fuerza política que luche por la democracia en todo y no sólo en lo electoral. Una fuerza política que luche por un nuevo constituyente y una nueva Constitución. Una fuerza política que luche porque en todas partes haya justicia, libertad y democracia. Una fuerza política que no luche por la toma del poder político sino por la democracia de que el que mande, mande obedeciendo

Actividades de Regional Baja california Sur del Frente Zapatista de Liberación Nacional en la ciudad de La Paz

Tanto la consulta nacional como  el apoyo nacional de un amplio sector de la población a esta nueva iniciativa política,  el Congreso de la Unión y el gobierno federal se vieron obligados a aprobar lo que conocimos como los Acuerdos de San Andrés en el que se reconocieron, en papel, los derechos de los pueblos y autonomía indígena en febrero de 1996, previamente consultados en el Foro Nacional Indígena que se llevó a cabo el 9 de enero de 1996. Para trascender en la solidaridad de los Acuerdos de San Andrés el EZLN convocó al PRIMER ENCUENTRO INTERCONTINETAL POR LA HUMANIDAD Y EL NEOLIBERALISMO en territorio zapatista del 27 de julio al 3 de agosto de 1996 donde acudieron miles de personas de México y el Mundo al que asistió una delegación de Baja California Sur que todavía eran militantes del PRT. Por el impacto internacional, el gobierno federal acrecentó la presión  que hizo que en diciembre de 1996 el EZLN de nuevo se replegara a posiciones de montaña y así se mantuvo por varios meses hasta que el 8 de agosto de 1997, el EZLN convocó a la fundación del FZLN para el mes de septiembre de ese año en el que anunció la presencia de 1 mil 111 zapatistas bases de apoyo del EZLN como delegados observadores que representaban a cada uno de los   pueblos zapatistas como sucedió el 16, 17, 18 y 19 de septiembre en la ciudad de México donde por cierto asistieron una docena de delegados de Baja California Sur sobre todo mujeres y jóvenes en su mayoría ex integrantes del PRT que se había disuelto localmente y se había integrado al esfuerzo de organización del FZLN.  El 4 de noviembre los obispos Samuel Ruiz y Saúl Vera sufrieron una emboscada resultando heridos algunos de sus acompañantes y un atentado  en contra de la hermana del obispo Samuel Ruíz, y más grave aún, el 22 de diciembre de 1997 asesinaros a 45 indígenas de Acteal en el municipio de Chenalhó que puso en alerta roja al EZLN de tal suerte que los primeros días  de enero de 1998 los zapatistas continuaban con las investigaciones sobre la masacre y en todo el país se extendió la exigencia por del esclarecimiento de los hechos de diferentes formas, aquí en la Paz por ejemplo, se mantuvo por algunos días un plantón en el atrio de la Catedral.  Las movilización por lo de Acteal continuaron y al mismo tiempo la exigencia de una ley indígena derivada de los Acuerdos de San Andrés, fue el caso que el 17 DE JULIO DE 1998 hay una nueva iniciativa consistente en la realización de la CONSULTA NACIONAL POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDIOS Y POR EL FIN DE LA GUERRA DE EXTERMINIO conocida como la QUINTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA que en la que:

“…llamamos a todos los hombres y mujeres honestos a luchar por el RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDIOS Y POR EL FIN DE LA GUERRA DE EXTERMINIO.

No habrá transición a la democracia, ni reforma del Estado, ni solución real a los principales problemas de la agenda nacional, sin los pueblos indios. Con los indígenas es necesario y posible un país mejor y nuevo. Sin ellos no hay futuro alguno como Nación.

Es esta la hora de los pueblos indios de todo México. Los llamamos para que, juntos, sigamos luchando por los derechos que la historia, la razón y la verdad nos han dado. Los llamamos para que, juntos y recogiendo la herencia de lucha y resistencia, nos movilicemos en todo el país y le hagamos saber a todos, por medios civiles y pacíficos, que somos la raíz de la Nación, su fundamento digno, su presente de lucha, su futuro incluyente. Los llamamos para que, juntos, luchemos por un lugar de respeto al lado de todos los mexicanos. Los llamamos para que, juntos, demostremos que queremos la democracia, la libertad y la justicia para todos. Los llamamos a exigir el ser reconocidos como parte digna de nuestra Nación. Los llamamos para que, juntos, detengamos la guerra que en contra de todos hacen los poderosos.

Es esta la hora de la Sociedad Civil Nacional y de las organizaciones políticas y sociales independientes. Es la hora de los campesinos, de los obreros, de los maestros, de los estudiantes, de los profesionistas, de los religiosos y religiosas consecuentes, de los periodistas, de los colonos, de los pequeños comerciantes, de los deudores, de los artistas, de los intelectuales, de los discapacitados, de los seropositivos, de los homosexuales, de las lesbianas, de los hombres, de las mujeres, de los niños, de los jóvenes, de los ancianos, de los sindicatos, de las cooperativas, de las agrupaciones campesinas, de las organizaciones políticas, de las organizaciones sociales. Las llamamos a que, junto a los pueblos indios y a nosotros, luchemos contra la guerra y por el reconocimiento de los derechos indígenas, por la transición a la democracia, por un modelo económico que sirva al pueblo y no se sirva de él, por una sociedad tolerante e incluyente, por el respeto a la diferencia, por un país nuevo donde la paz con justicia y dignidad sea para todos.

Es esta la hora del Congreso de la Unión. Después de una larga lucha por la democracia, encabezada por los partidos políticos de oposición, hay en las cámaras de Diputados y Senadores una nueva correlación de fuerzas que dificulta las arbitrariedades propias del presidencialismo y apunta, con esperanza, a una verdadera separación e independencia de los poderes de la Unión. La nueva composición política de las cámaras baja y alta plantea el reto de dignificar el trabajo legislativo, la expectativa de convertirlo en un espacio al servicio de la Nación y no del presidente en turno, y la esperanza de hacer realidad el «Honorable» que antecede al nombre colectivo con que se conoce a senadores y diputados federales. Llamamos a los diputados y senadores de la República de todos los partidos políticos con registro y a los congresistas independientes, a que legislen en beneficio de todos los mexicanos. A que manden obedeciendo. A que cumplan con su deber apoyando la paz y no la guerra. A que, haciendo efectiva la división de Poderes, obliguen al Ejecutivo federal a detener la guerra de exterminio que lleva adelante en las poblaciones indígenas de México. A que, con pleno respeto a las prerrogativas que la Constitución Política les confiere, escuchen la voz del pueblo mexicano y sea ella la que los mande en el momento de legislar. A que apoyen con firmeza y plenitud a la Comisión de Concordia y Pacificación, para que esta comisión legislativa pueda desempeñar eficaz y eficientemente sus labores de coadyuvancia en el proceso de paz. A que respondan al llamado histórico que exige pleno reconocimiento a los derechos de los pueblos indios. A que contribuyan a crear una imagen internacional digna de nuestro país. A que pasen a la historia nacional como un Congreso que dejó de obedecer y servir a uno, y cumplió con su obligación de obedecer y servir a todos.

Es esta la hora de la Comisión de Concordia y Pacificación. Está en sus manos y habilidades el detener la guerra, cumplir lo que el Ejecutivo se niega a cumplir, abrir la esperanza de una paz justa y digna, y crear las condiciones para la convivencia pacífica de todos los mexicanos. Es la hora de hacer cumplir lealmente la ley dictada para el diálogo y la negociación en Chiapas. Es la hora de responder a la confianza que en esta Comisión depositaron, no sólo los pueblos indios que acudieron a la mesa de San Andrés, también el pueblo todo que exige el cumplimiento de la palabra empeñada, el alto a la guerra y la paz necesaria.

Esta es la hora de la lucha por los derechos de los pueblos indios, como un paso a la democracia, la libertad y la justicia para todos.

Como parte de esta lucha a la que llamamos en esta Quinta Declaración de la Selva Lacandona por el reconocimiento de los derechos indígenas y por el fin de la guerra, ratificando nuestro «Para todos todo, nada para nosotros», el EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACION NACIONAL anuncia que realizará directamente y en todo México una…

CONSULTA NACIONAL SOBRE LA INICIATIVA DE LEY INDIGENA DE LA COMISION DE CONCORDIA Y PACIFICACION Y POR EL FIN DE LA GUERRA DE EXTERMINIO…”

En el mismo mes de Julio de 1998 inicia el proceso de organización de la Consulta Nacional y en septiembre hay una invitación para un encuentro Sociedad Civil-EZLN. El 12 de octubre el EZLN propuso la siguiente orden del día: “1.- La consulta (cuándo, cómo, quién, dónde, qué). 2.- La lucha por la paz en México (militarización y guerra de exterminio, mediación, actores sociales, sociedad civil, Congreso de la Unión, Cocopa, modelo de diálogo, actores internacionales) y 3.- La situación nacional (los pueblos indios y el movimiento popular, el estado de derecho, los derechos humanos, las fuerzas democráticas, la situación económica y social)” que se realizó del 20 al 22 de noviembre de ese año.

Hecho este anuncio, el 27 de octubre el ejército federal realizó un simulacro de toma del “Aguascalientes” de La Realidad con la incursión de 40 vehículos militares y vuelos rasantes de la Fuerza Aérea durante el día. A pesar de todo se realizó el Encuentro programado y el mismo día  de la inauguración el 20 de noviembre de 1998 el EZLN dijo su palabra: “Queremos decirles aquí que nosotros tenemos listos ya a cinco mil delegados zapatistas para cubrir todo el territorio nacional. Tenemos a dos mil 500 compañeras y dos mil 500 compañeros preparados para ir a difundir y realizar la consulta. Un hombre y una mujer zapatistas para cada uno de todos los municipios del país. Todos ellos y ellas están dispuestos a arriesgar sus vidas, su libertad, sus bienes, para llevar el mensaje de la consulta a todos lados. Están dispuestos a pasar hambre y enfermedad, a andar en caballo o en burro, o en tren o en camión, o en carro o en avión, o en barco o en helicóptero, o en bicicleta o a pie, y llegar a todos los municipios, no importa qué tan lejos queden o cuánto se tarden en llegar”; para eso, el 11 de diciembre de 1998 el EZLN dio a conocer las preguntas que se harían el día de la consulta: “Pregunta 1. ¿Estás de acuerdo en que los pueblos indígenas deben ser incluidos con toda su fuerza y riqueza en el proyecto nacional y tomar parte activa en la construcción de un México nuevo?; Pregunta 2. ¿Estás de acuerdo en que los derechos indígenas deben ser reconocidos en la Constitución mexicana conforme a los acuerdos de San Andrés y a la propuesta correspondiente de la Comisión de Concordia y Pacificación del Congreso de la Unión; Pregunta 3. ¿Estás de acuerdo en que debemos alcanzar la paz verdadera por la vía del diálogo, desmilitarizando el país con el regreso de los soldados a sus cuarteles como lo establecen la Constitución y las leyes?; Pregunta 4. ¿Estás de acuerdo en que el pueblo debe organizarse y exigir al gobierno que «mande obedeciendo» en todos los aspectos de la vida nacional”.

Reunión preparatoria de la consulta nacional por los derechos de los pueblos indios y contra la guerra de exterminio en BCSur

En Baja California Sur que tiene cinco municipio arribaron al aeropuerto de La Paz en marzo de 1999 acompañados de dos integrantes del FZLN BCSur, cinco compañeras zapatistas (Zoila, Mari, Sandra, Aurora y Cristina) y cinco compañeros zapatistas (Rigo, Rigoberto, Samsón,  Lucas y Benito), dos para cada municipio (La Paz, Los Cabos, Comondú, Mulegé y Loreto)  a organizar la consulta, que por cierto tuvo mucha participación de activistas, medio centenar de ellos adherentes a la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona, y miles de sudcalifornianos se dieron cita a las mesas de consulta en los cinco municipios el 21 de marzo de 1999. Al año siguiente realizaron las elecciones presidenciales y en esa lucha por el poder fue desplazado el Partido Revolucionario Institucional y la silla presidencial fue ocupada por Vicente Fox del Partido Acción Nacional, quien desde el mismo día de la toma de posesión inicio la ofensiva contra el EZLN  con la firme intención de echar abajo  los resultados de la consulta nacional y combatir  la “Ley Cocopa” que fue el resultado de los Acuerdos de San Andrés de 1996 entre el EZLN y el Gobierno Federal. Al día siguiente de la toma de posesión de Vicente Fox, el EZLN  convocó a una gran movilización nacional en defensa de la “Ley Cocopa” y anuncio que 23 comandantes del Comité Clandestino Revolucionario Indigena-Comandancia General (CCRI:CG del EZLN)  y un subcomandante iniciarían en febrero de 2001 lo que se llamó la MARCHA DEL COLOR DE LA TIERRA que partiría de Chiapas hacia la ciudad de México, entre los que estaban las comandantas Susana, Yolanda, Fidelia y Esther, los Comandantes David, Eduardo, Tacho, Gustavo, Zebedeo, Sergio, Omar, Javier, Filemón, Abraham, Isaías, Daniel, Bulmaro, Mister, Abel, Moisés, Alejandro, Maxo, e Ismael;  y el Subcomandante Insurgente Marcos; de las etnias tzotzil, tzeltal, tojolabal, chol, zoque, mame y mestizo,  quienes  llegaron a la ciudad de México después de haber recorrido todos los estados del sursureste y centro del país; también a esta marcha acudieron una docena de delegados y delegadas de Baja California Sur, la mayoría de ellos integrantes del FZLN BCSur  para recibir la marcha en el Zócalo de la ciudad de México que estuvo un lleno total. El arquitecto Fernando Yañez Muñoz sería el puente entre los legisladores y la delegación zapatista. Ya en el Congreso de la Unión, la comandanta Esther, con su palabra sencilla dejo muy claro al final: “Mi voz no faltó al respeto a nadie, pero tampoco vino a pedir limosnas. Mi voz vino a pedir justicia, libertad y democracia para los pueblos indios. Mi voz demandó y demanda reconocimiento constitucional de nuestros derechos y nuestra cultura”. Así de claro.

Al poder, poco les importó la “Ley Cocopa”, al contrario, a finales de abril todos los partidos políticos, derecha, centro, progresistas y de “izquierda”  aprobaron una reforma constitucional contraria  y el EZLN fue muy claro en su comunicado del 29 de abril de 2001: ”.Dicha reforma traiciona los Acuerdos de San Andrés en lo general y, en lo particular, la llamada «iniciativa de ley de la cocopa» en los puntos sustanciales: autonomía y libre determinación, los pueblos indios como sujetos de derecho público, tierras y territorios, uso y disfrute de los recursos naturales, elección de autoridades municipales y derecho de asociación regional, entre otros”. A partir de ese momento, hay una ruptura  y definitiva con toda  la clase política de todos los colores incluyendo a Cuauhtémoc Cárdenas que había sido una de las figuras representativas de la CND en 1994; el EZLN se repliega hablando con el silencio por espacio de dos años, hasta que se anuncia en agosto 2003 la transformación de los antiguos Aguascalientes en “Caracoles”  y se da a conocer de la puesta en práctica de los Acuerdos de San Andrés de manera unilateral en territorio zapatistas con la formación de la Juntas de Buen Gobierno (JBG)  y el fortalecimiento de los MAREZ en un evento multitudinario realizado en “caracol de resistencia y rebeldía por la humanidad” en Oventik, municipio de San Andrés Sacam`chén de los Pobres, donde asistieron miles de personas de México y el Mundo, entre los que se encontraban por cierto tres compañeros delegados de Baja California Sur, dos de ellos integrantes del Frente Zapatista Sudcaliforniano.  A partir de este momento inicia otra historia.

El 10 DE JUNIO DE 2005 el EZLN anuncia una nueva iniciativa política para iniciar al año siguiente una CAMPAÑA NACIONAL ANTICAPITALISTA Y DE IZQUIERDA que se le conoció como la SEXTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACADONA donde dicen:

En México, vamos a caminar por todo el país, por las ruinas que ha dejado la guerra neoliberal y por las resistencias que, atrincheradas, en él florecen.

Vamos a buscar, y a encontrar, a alguien que quiera a estos suelos y a estos cielos siquiera tanto como nosotros.

Vamos a buscar, desde La Realidad hasta Tijuana, a quien quiera organizarse, luchar, construir acaso la última esperanza de que esta Nación, que lleva andando al menos desde el tiempo en que un águila se posó sobre un nopal para devorar una serpiente, no muera.

Vamos por democracia, libertad y justicia para quienes nos son negadas.

Vamos con otra política, por un programa de izquierda y por una nueva constitución.

Invitamos a los indígenas, obreros, campesinos, maestros, estudiantes, amas de casa, colonos, pequeños propietarios, pequeños comerciantes, micro empresarios, jubilados, discapacitados, religiosos y religiosas, científicos, artistas, intelectuales, jóvenes, mujeres, ancianos, homosexuales y lesbianas, niños y niñas, para que, de manera individual o colectiva participen directamente con los zapatistas en esta CAMPAÑA NACIONAL para la construcción de otra forma de hacer política, de un programa de lucha nacional y de izquierda, y por una nueva Constitución.

Y pues ésta es nuestra palabra de lo que vamos a hacer y de cómo lo vamos a hacer. Ahí lo vean si es que le quieren entrar.

Y les decimos a los hombres y mujeres que tengan bueno su pensamiento en su corazón, que estén de acuerdo con esta palabra que sacamos y que no tengan miedo, o que tengan miedo pero que lo controlen, pues que digan públicamente si están de acuerdo con esta idea que estamos declarando y pues así vamos viendo de una vez quién y cómo y en dónde y cuándo es que se hace este nuevo paso en la lucha.

Por mientras lo piensan, les decimos que, hoy, en el sexto mes del año de 2005, los hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional ya nos decidimos y ya suscribimos esta Sexta Declaración de la Selva Lacandona, y firmaron los que saben y los que no lo pusieron su huella, pero ya son menos los que no saben porque ya se avanzó la educación aquí en este territorio en rebeldía por la humanidad y contra el neoliberalismo, o sea en cielo y tierra zapatistas”.

Para organizar esta campaña nacional  el EZLN  nombró lo que se llamó la Comisión Sexta  y se  convocó a la PRIMERA ASAMBLEA DE LA OTRA CAMPAÑA el 15, 16, 17 y 18 de septiembre  en la zona Selva Tzeltal  caracol La Garrucha con la asistencia delegados de todo el país que eran parte del FZLN y nuevos adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona entre ellos asistieron dos compañeros delegados, uno del FZLN BCSur y un nuevo adherente a la Sexta ajeno a la construcción del FZLN en La Paz.

Asamblea frente a la antena de telefonía celular en la colonia Rinconada Los Olivos de la ciudad de La Paz con la presencia del subcomandante Marcos.

La iniciativa de LA OTRA CAMPAÑA da por concluida la propuesta de la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona ya que el 20 de noviembre el CCRI_CG del EZLN comunica que “a partir del día viernes 25 de noviembre del 2005, el Frente Zapatista de Liberación Nacional, organización hermana del EZLN, deja de existir y nadie puede usar su nombre para ningún fin, por bondadoso que éste parezca o sea. En estos días, a petición expresa del EZLN, algunos frentistas formarán una comisión de transición, encargada de organizar el traspaso de todos los trabajos y bienes del FZLN a la comisión sexta del EZLN” y al mismo tiempo hace ver que se inicia “una nueva etapa del zapatismo civil … Ahora haremos, con aquellas personas que con la actitud y el trabajo demuestren que así lo quieren, una nueva organización política zapatista, civil y pacífica, anticapitalista y de izquierda, que no luche por el poder y que se empeñe en construir una nueva forma de hacer política, es decir, el mismo destino hacia el que anduvimos hasta ahora por caminos paralelos”, que tomó forma a lo largo de 2006 y 2007 como LA OTRA CAMPAÑA con la presencia en todo el país de una delegación de la Comisión Sexta del EZLN formada en 2006 por el delegado Zero, en la persona del subcomandante Marcos, quien por cierto visitó Baja California Sur en octubre de ese año  en La Paz, Todos Santos, Cabo San Lucas, El Centenario, Santa Rosalía y Guerrero Negro. La visita en mayo de 2007 de la Comandanta Yolanda y los Comandantes Maxo y Guillermo visitaron La Paz,  Cabo San Lucas y Santa Rosalía; En ambos casos, la mayor carga de la organización de LA OTRA CAMPAÑA estuvo a cargo de las y los miembros del Frente Zapatista Sudcaliforniano antiguos integrantes  del FZLN (Reunión interna de trabajo, asamblea en la colonia donde estaba la antena, encuentro con  sindicalistas en la Casa de la Trabajadora y del Trabajador, recorrido con ambientalistas en la playa las Hamacas frente al Mogote, la  asamblea de trabajadoras calamareras en Santa Rosalía y ejidatarios en Guerrero Negro), ya que la única actividad que fue atendido por el Frente Zapatista Sudcaliforniano fue el del poblado El Centenario y el de Cabo San Lucas.

Visita de la comandanta Yolanda y los comandantes Maxo y Guillermo a Baja California Sur en la Otra Campaña en una reunión con integrantes del Frente Zapatista Sudcaliforniano.

Aunque sigue vigente, ya pasaron 15 años desde la SEXTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA cuando en Baja California Sur se adhirieron activamente medio centenar de compañeros y compañeras vinculados al Frente Zapatista Sudcaliforniano y otro tanto a título personal; sin embargo no habían pasado cinco años de la vista de la delegación de la COMISIÓN SEXTA y de pronto paró el activismo que acompañaba al zapatismo  EN Baja California Sur, solo se sabía de un colectivo que se había reducido a su mínima expresión que fue la Radio Zapatista Sudcaliforniana (RZSud) brazo sonoro del Frente Zapatista Sudcaliforniano, sin embargo, la existencia de la RZSud  mantuvo por ese medio el pensamiento zapatista y el acompañamiento local a las iniciativas del EZLN. Viene la escuelita zapatista en 2013 y en el local de la RZSUD y del Cisslaboral se realizan diversas actividades en lo que se llamó  la Escuelita de la Escuelita Zapatista que transformó al local en el Centro Cultural Ricardo Flores Magón que empezó a cobrar vida activa.

Visita de la compañera Marichuy a Baja California Sur acompañada de integrantes de la Red Sudcaliforniana de apoyo al CIG y del Grupo de Apoyo al CIG

Una nueva iniciativa del EZLN en conjunto con el Congreso Nacional Indígena (CNI) en 2017 para formar un Concejo Indígena de Gobierno (CIG) que designaría a una mujer indígena como candidata independiente a la presidencia de la República para lo cual habría que hacer una campaña nacional para recolectar firmas y lograr su registro, consa que no se logró, pero si fue un proceso de reorganización local muy interesantes. Dos compañeros de la RZSud, una compañera y otro compañero que habían sido integrantes del FZLN BCSur, convocaron a la formación de la Red Sudcaliforniana de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy que tuvo como sede el Centro Cultural Ricardo Flores Magón donde más de una docena de compañeras y compañeros hicieron lo que pudieron para que el recorrido de Marichuy    por Baja California Sur fuera exitoso como lo fue hasta el 13 de febrero de 2018, porque al día siguiente el 14 de febrero tuvieron un trágico accidente en la carretera transpeninsular casi llegando al valle del Vizcaino donde perdió la vida nuestra querida compañera ELOISA VEGA CASTRO activista de la Red Sudcaliforniana de Apoyo al CIG, un hecho que invadió de tristeza al Colectiva que ella había ayudado a construir. Todo cambió a partir del accidente, pues el colectivo entró en una crisis existencial que nunca pudo salir  de ella. Pasaron varios meses y la Red prácticamente desapareció, cada quien en su individualidad vivió su propio dolor, y hasta la fecha. Pasaron varios meses y una parte de la Red me imagino que pensó que las cosas no podían quedar inmovilizadas y decidió organizar un pequeño colectivo como si fuera una BRIGADA que empezó a reunirse  y fue que  formaron la BRIGADA RICARDO FLORES MAGÓN. Yo no pude integrarme a esa iniciativa de una compañera y cinco compañeros de formar la BRIGADA, porque días después del trágico accidente, me habían detectado  cáncer de próstata y había que atender mi salud.  En lo personal, pienso que con todo y el dolor del alma por la muerte de nuestra compañera ELOISA que sigue presente en cada uno de nosotros y nosotras, ha sido un acierto haber formado la BRIGADA  aún cuando las heridas por ese trágico accidente aún no se han cerrado. Creo que ELOISA estaría de acuerdo en esa iniciativa.

Termino con una idea que externe en la reunión virtual de trabajo que tuvimos recientemente: Una brigada que aspira a ser anticapitalista y anti patriarcal, aspira a mantener el acompañamiento al movimiento zapatista. Aspira a ser antirracista, ecologista y feminista, la pregunta es: ¿Cómo hacerle?.

La Paz, Baja California Sur, a 15 de junio de 2020.

 

Publicado el 22 junio, 2020 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: