Archivo de la categoría: Sin categoría

Ante la avanzada desarrollista del gobierno federal, dice el CNI-CIG-EZLN: “Nuestra lucha es por proteger a la madre tierra, las comunidades y territorios indígenas”

COMUNICADO DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA Y EL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO Y EL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL ANTE NUEVA SIMULACIÓN DE CONSULTA PARA IMPONER MEGA PROYECTOS EN EL ISTMO DE TEHUANTEPEC

Al pueblo de México

A los pueblos del mundo

A las Redes de Apoyo al CIG

A las Redes de Resistencia y Rebeldía

A la Sexta Nacional e Internacional

A los medios de comunicación

Ante la agenda de despojo y destrucción que los malos gobiernos hacen para imponer lo que allá arriba llaman “Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec”, y que para nosotros los pueblos originarios, es el anuncio de la tragedia que pretenden expandir en los territorios de los pueblos en toda la región del Istmo

Los que somos el CNI-CIG rechazamos y desconocemos cualquier simulación que se proponga la imposición de los megaproyectos de muerte, como es la supuesta consulta que pretende realizar los malos gobiernos en diversas comunidades del Istmo de Tehuantepec los días 30 y 31 de marzo

Denunciamos las prácticas corruptas que los malos gobiernos a través del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas han estado realizando para buscar dividir, engañar e intimidar a nuestras comunidades, donde ofrecen programas y proyectos a cambio de decir que sí en sus supuestas consultas, como si lo que está en juego no fuera el territorio y los recursos naturales.

Los pueblos originarios Binizzá, Ikoot, Chontal, Zoque, Nahua y Popoluca, que habitamos el Istmo de Tehuantepec, en los estados de Oaxaca y Veracruz ya dijimos NO a los megaproyectos de muerte, rechazamos la destrucción que quieren llevar a nuestros territorios y que está matando a nuestra madre tierra.

Rechazamos la invasión por empresas mineras que quieren destruir los cerros, manantiales ríos y aire, a las empresas eólicas que despojan de nuestras tierras y negocian con el viento. No queremos sus trenes que transportarán la muerte, ni la violencia represiva militar o paramilitar que se jalonea nuestros territorios.

Reiteramos que nuestra lucha por proteger a la madre tierra, las comunidades y territorios indígenas no se detendrán por más simulaciones que el mal gobierno capitalista neoliberal pretenda hacer para imponer, con la guerra, los proyectos que apuestan al dinero a costa de la muerte de la naturaleza y de los pueblos originarios. Por el contrario, seguiremos organizándonos en resistencia y rebeldía con las y los de abajo.

En consecuencia, llamamos a los colectivos y organizaciones honestas, a las redes de apoyo al Concejo indígena de Gobierno y a la Sexta Nacional e Internacional a permanecer atentos y solidarios ante este nuevo intento de imposición y despojo.

Atentamente

Marzo de 2019

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Mas un México sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Concejo Indígena de Gobierno

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Anuncios

Retomando El Mimeógrafo (8-mar-19)

El Nodo Ricardo Flores Magón desde La Paz/BCS: ¡Samir Vive!

¡Samir vive, la lucha sigue!: Congreso Nacional Indigena-Concejo Indígena de Gobiero-EZLN

¡SAMIR VIVE, LA LUCHA SIGUE!

PRONUNCIAMIENTO DE LA TERCERA ASAMBLEA NACIONAL DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA, EL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO Y EL EZLN.

 

A los pueblos del mundo

A las organizaciones y colectivos en resistencia y rebeldía

A las redes de resistencia y rebeldía

A la sexta nacional e internacional

A los medios de comunicación

 

A casi 100 años del asesinato del general Emiliano Zapata, estando reunidos los pueblos ayuuk, binizza, chinanteco, chol, chontal, guarijío, maya, mayo, mazahua, mazateco, mixteco, nahua, nayeri, otomí, popoluca, purépecha, raramuri, tepehuano, tlapaneco, tojolabal, totonaco, tzeltal, tsotsil, wixárika, yaqui, zoque y quichua (Ecuador) para celebrar la Tercera Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, nos encontramos en el dolor y la rabia ante la guerra en contra de nuestros pueblos, ante el asesinato del compañero Samir, muerto por defender a la tierra y a su pueblo.  Desde nuestra asamblea nacional enviamos un abrazo solidario y combativo a su familia y a la comunidad de Amilcingo, Morelos. Les enviamos un abrazo solidario del CNI-CIG y el EZLN, donde el compañero siempre será una vela encendida.

A Samir lo mató el régimen neoliberal; no sabemos si el gobierno, si los empresarios, si sus cárteles delincuenciales, o, si los tres juntos.  Los ofrecimientos hechos por AMLO, no a los de abajo, sino a los dueños del dinero y del poder, las veladas amenazas en contra de quienes defendemos la vida, sentaron las bases del artero asesinato. Es, en el caso del nuevo titular del ejecutivo federal, la promesa de entregar a los grandes empresarios y a las cúpulas militares lo que no han podido quitarnos el capitalismo neoliberal y sus malos gobiernos que entran y salen.  Ofrece a los empresarios poner a su disposición la tierra con la supuesta nueva Ley de Desarrollo Agrario, para terminar de desmantelar la propiedad y organización colectivas, llamando “desarrollo” al robo descarado y a la destrucción, amenazando militarmente a nuestros pueblos con su Guardia Nacional y reconfigurando nuestro país.

Lo que arriba llaman “transformaciones” para nuestros pueblos siempre han significado que nosotros ponemos los muertos en función de los intereses de las oligarquías y de los que tienen el poder, que son cada vez más poquitos y grandes, que no dejan de vivir de la opresión, explotación, y destrucción por los mismos de siempre.

La llamada “Cuarta Transformación” sigue el mismo camino de sus 3 predecesoras, aunque con más brutalidad y cinismo si posible fuera.

En la guerra de Independencia fueron los explotadores locales, hijos de los invasores europeos, quienes tomaron el poder y se repartieron nuestras tierras, tratando de invisibilizar la existencia de nuestros pueblos sobre la base del discurso liberal que hasta el día de hoy es el discurso del Poder.

 En la Reforma nuestras tierras comunales, sagradas para nosotros, fueron proscritas para entregarlas a los mismos saqueadores, las leyes de Reforma y las posteriores leyes de baldíos y colonización propiciaron el crecimiento de las grandes haciendas bajo el régimen porfiriano.

 Durante la Revolución Mexicana, mientras arriba se repartieron el poder político, abajo con nuestra sangre defendimos y regamos la tierra. Mientras Madero y Carranza traicionaban y asesinaban a Zapata, nuestros pueblos exigían una radical y profunda transformación social y agraria que nunca llegó.

Así, en cada “transformación” se acrecentaron y recrudecieronla explotación, el despojo, la discriminación y el desprecio contra nuestros pueblos.

No tenemos duda que esta nueva etapa de gobierno profundiza el neoliberalismo y la integración forzada de nuestro país a la órbita imperial de Estados Unidos, pues, se ha comprometido fielmente a dar continuidad a las políticas macroeconómicas de los anteriores gobiernos, estableciendo una austeridad y restricciones fiscales que no se veían desde el gobierno de Miguel de la Madrid; garantizando la autonomía del Banco de México, el respeto a las inversiones extranjeras y el impulso del libre comercio. Va contra nosotros y nuestros territorios, va por el exterminio de nuestros pueblos en cada rincón, y para ello tiende una guerra que sufrimos hoy con luto y coraje. Nos vemos en esta asamblea general y en el conjunto de nuestros dolores vemos que es una guerra hecha de muchas guerras funcionando de forma integral, como si fuera una sola.

Es hoy Francisco I. Madero, quien traicionó a Zapata, el mayor inspirador del discurso del nuevo ejecutivo federal, admirador del desarrollismo liberal y neoliberal que está exterminando a nuestros pueblos.

En realidad, la autodenominada “Cuarta Transformación” inició con Miguel de la Madrid Hurtado, se profundizó con Carlos Salinas de Gortari, siguió su guerra de conquista con Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto; y ahora continúa con el proyecto transexenal de Andrés Manuel López Obrador y el Partido Movimiento de Regeneración Nacional. Para los pueblos originarios el único “cambio verdadero” es el aumento de las mentiras, los engaños, las persecuciones, las amenazas, los encarcelamientos, el despojo, los asesinatos, las burlas y desprecios, la explotación humana y la destrucción de la naturaleza; en suma: el aniquilamiento de la vida colectiva que somos.

Eso que necesitan quienes orquestan la destrucción del mundo lo tenemos los pueblos, y lo vamos a defender de su transformación capitalista con nuestra resistencia y rebeldía, aunque, como lo estamos viendo, nos enfrentemos a la trama militar de dominación y represión que tiene al capital como estandarte, que lo mismo recurre a cuerpos policiacos, militares, grupos de choque, carteles de la droga y paramilitares.

El mal gobierno federal se para sobre los estragos dejados por décadas de neoliberalismo, profundizando el desprecio y el racismo para poder despojar a los pueblos originarios. Busca la indiferencia y a ella se dirige para preguntarle si está o no de acuerdo en la destrucción a la que viste de “progreso”. O sea, sus supuestas consultas no son más que la cosecha del odio y el miedo dejados por el capitalismo neoliberal. Esa cosecha es llamada “democracia”.

Ante todos los proyectos encaminados al despojo y la destrucción de nuestros territorios y culturas, manifestamos que las consultas ciudadanas, populares, e incluso las que se organicen bajo el amparo del Convenio 169 de la OIT, tienen como fin convalidar dichos megaproyectos y revestirlos de una falsa legitimidad. Denunciamos que las consultas que el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas organiza actualmente en torno al Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024, el Tren Maya o el Corredor Transísmico son una simulación para su convalidación. Nuestros pueblos, en ejercicio de sus derechos fundamentales de autonomía y territoriales dicen NO a las políticas y a los megaproyectos de despojo, muerte y destrucción, así como a las consultas que organizan los malos gobiernos para obtener el consentimiento de nuestros pueblos a dichas políticas y a dichos megaproyectos.

El gobierno neoliberal que encabeza Andrés Manuel López Obrador tiene su vista puesta en nuestros pueblos y territorios, donde, con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, se tiende una red de cooptación y desorganización, que abre el camino a una guerra que tiene nombre industrial, hecha de proyectos y violencias, que, junto con las otras guerras y redes de guerra, expanden una oscura telaraña de muerte en los pueblos originarios del país.

El Proyecto Integral Morelos, por ejemplo, consta de 2 termoeléctricas, gasoductos y acueductos que buscan despojar de la tierra, agua, seguridad, salud, identidad y vida campesina a los pueblos indígenas nahuas del volcán Popocatépetl de los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala. La fuerza del Estado y de las empresas Elecnor, Enagas, Abengoa, Bonatti, CFE, Nissan, Burlington, Saint Gobain, Continental, Bridgestone y muchas más, ha impuesto este proyecto por medio de la violencia pública estatal, federal y el ejército, infundiendo terror en los pueblos a través de la tortura, la amenaza, el encarcelamiento, persecución judicial, cierre de radios comunitarias, y ahora el asesinato de nuestro hermano Samir Flores Soberanes.

Los neoliberales, primero con los delincuentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto y ahora con Andrés Manuel López Obrador, buscan acabar con la resistencia de los pueblos que con razón y derecho decimos NO al Proyecto Integral Morelos. Sin embargo, el racismo sembrado por el desprecio capitalista, la desinformación y la desmemoria, vuelven a criminalizarnos. AMLO dijo, en 2014 y 2018, que estaría con los pueblos contra la termoeléctrica en Huexca. Hoy nos llama radicales de izquierda y conservadores señalando que es el dinero invertido en el proyecto la mayor razón para no parar la muerte que anuncia, sin importar el dolor y la rabia de nuestros pueblos.

Hoy, mañosamente se le nombra “democracia” a la mentira a la que llaman “consulta”, hecha en un marco de violencia, desinformación y desprestigio, sin importar siquiera el riesgo que el Gasoducto Morelos implica en zona de peligro del volcán sagrado del Popocatépetl, sin importar que acaben con el agua de riego de los ejidos de Ayala y contaminen el Río Cuautla. O sea, la vida no vale cuando se habla del gran capital.

En los pueblos mayas de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, los sitios sagrados se están arrebatando a las comunidades para acrecentar las ganancias de empresas turísticas trasnacionales; haciendo una guerra en la que el mismo tren que transportará los frutos de la agroindustria transgénica, llevará la carne de las mega granjas porcícolas que destruyen las aguas sagradas de los cenotes; el mismo que servirá para conectar a las zonas económicas especiales de Puerto Progreso y Campeche en la península, donde además imponen parques eólicos. Así mismo en los territorios indígenas de Tabasco y Chiapas, donde, además, esta guerra se hace red con los grupos represivos militares y paramilitares. Después, se hace una sola guerra con los megaproyectos desplegados en el territorio de los pueblos originarios del Istmo de Tehuantepec.

Mientras orquestan la transformación capitalista contra los pueblos mayas, la tierra está siendo robada a los pueblos, comprada por unos cuantos pesos y destruida por la explotación y contaminación transgénica en toda la región, fuertemente afectada por los agroquímicos.

En los pueblos originarios que habitan el Istmo de Tehuantepec, el mal gobierno capitalista anuncia la imposición del proyecto codiciado por los grandes capitales internacionales para el tránsito de sus mercancías y el saqueo de los bienes naturales y culturales del sur – sureste donde habitamos un gran número de pueblos originarios y las principales selvas, bosques, ríos y la mayor zona de biodiversidad del país.

El mal gobierno capitalista usa las formas de imposición de los gobiernos anteriores para imponer este mega proyecto de muerte que pretende reactivar los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos interconectándolos por un tren de carga de alta velocidad para el transporte de mercancías de los grandes capitales que controlan el mundo. Es un neo porfirismo “transformado” con el ropaje de “progresista”.

Pretende convertir el Istmo en un muro de contención de la migración centroamericana y nacional a Estados Unidos, contratando a los migrantes con empleos precarios y mal pagados mediante la instalación de industrias maquiladoras, fábricas automotrices, la explotación forestal, megaproyectos energéticos, como los corredores eólicas, hidroeléctricos, así como la  explotación de hidrocarburos mediante métodos convencionales y fracking, de explotación minera y de transporte  de mercancías en toda la franja transístmica.

Este proyecto no es en beneficio de los pueblos, ni del país, ni transportará nuestros productos locales, sino que se trata de la entrega de nuestros territorios y nuestra vida al capitalismo internacional, liderado por Estados Unidos, de donde surgen redes de guerras para las que no hay muros ni contenciones.

La versión “Cuarta Transformación” del muro de Trump, no es sino una multiplicación de muros construidos desde la frontera con Guatemala y Belice hasta el Istmo mexicano. Estas murallas se edifican con los materiales producto de la destrucción de la naturaleza y de los pueblos originarios, y su “pegamento” es el despojo, la explotación, el desprecio y la represión.

En el centro del país, la expansión salvaje de la Ciudad de México está acompañada de desarrollos industriales y especulación agraria e inmobiliaria, que está llevando a la destrucción y despojo de una amplia zona. Con los trabajos en Texcoco por el NAICM fueron destruidos más de 100 cerros para extraer materiales con los que pretendieron matar al lago, provocando la afectación de las fuentes de agua de toda la región. Como alternativa del nuevo gobierno, el aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, está acompañado del mismo despojo a los pueblos de los alrededores, a los que pretenden sumergir en la desgracia que nos aqueja por el gran capital.

Con preocupación observamos, por un lado, que la empresa PINFRA continúa las obras de la autopista México Tuxpan-Peñón Texcoco, en los terrenos del ejido de Nexquipayac, mientras que varias empresas pretenden continuar diversas obras del NAICM en Texcoco y actualmente realizan trabajos que no están debidamente explicados; por otro lado, el gobierno federal promete a los militares la administración y ganancias del nuevo aeropuerto en Santa Lucía. Son las cuotas a cambio de proteger el poder del gran capital en contra de nosotros los pueblos que nos organizamos para detener la guerra en cada rincón del país, apostando siempre por la vida. Es por ello que el CNI- CIG, seguirá luchando por la cancelación del proyecto del NAICM ya sea que pretendieran continuarlo en Texcoco o en Santa Lucía, como es la decisión del ejecutivo federal.

En dicho sentido y en ejercicio de nuestros derechos territoriales y autonomía decimos que estos megaproyectos se toparán de frente con la voluntad de nuestros pueblos.

El mal gobierno capitalista de López Obrador agudiza la guerra contra las mujeres de nuestro país, pues, con su apoyo redoblado a los poderosos, lleva al aumento de feminicidios, trata de mujeres, tortura y explotación. Por eso nosotras y nosotros del Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno y del EZLN, pensamos que si nos organizamos las mujeres que luchamos en nuestros pueblos del campo y la ciudad, minaremos, hasta que se caiga, esa guerra del capital.

Abajo, en todas las geografías que somos los pueblos originarios, seguimos sembrando la autonomía, construimos y desplegamos el poder de abajo en lo que también son redes de redes, pero de resistencia y rebeldía, que son también los espejos no solo de los pueblos que somos el CNI – CIG y el EZLN, sino muchos otros y otras que siembran la esperanza y de las que es espejo ésta, nuestra tercera asamblea nacional.

En consecuencia, desde aquí, denunciamos la guerra abierta en contra de la digna lucha de la comunidad indígena nahua de Santa María Ostula, Michoacán, utilizando la fuerza represiva del mal gobierno en sus tres niveles, así como a los grupos de la delincuencia organizada, misma que es desplegada también por todo el territorio del país como herramienta de muerte en contra de nuestros pueblos y como justificación para la militarización y la creación de la Guardia Nacional.

Nos pronunciamos por el respeto pleno a la autonomía del ejido Tila, en el estado de Chiapas y condenamos las amenazas de despojo y represión hechas por el comisariado ejidal espurio con el apoyo de los malos gobiernos para la conformación de grupos de choque en contra de nuestros compañeros que han dado ejemplo de dignidad y organización.

Asimismo, por acuerdo de nuestra asamblea nacional, seguimos exigiendo la presentación con vida de nuestro compañero Sergio Rivera Hernández quien fué desaparecido desde el pasado 23 de agosto de 2018 por su lucha en contra de la minera Autlán en la Sierra Negra de Puebla.  Exigimos la cancelación del proyecto hidroeléctrico Coyolapa-Atzala y de la explotación minera en la Sierra Negra.

Exigimos la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y justicia para los compañeros asesinados.

Exigimos la cancelación de las concesiones mineras en todo el territorio nacional, que implican la destrucción en el estado de Oaxaca, Sierra Sur, en el territorio chontal por parte de la empresa Salamera, en la región de los Chimalapas, donde la misma empresa canadiense pretende actualmente ampliar sus concesiones, en el desierto de Wirikuta, San Luis Potosí y en todo el país.

Hacemos un llamado para redoblar esfuerzos por la libertad de nuestro compañero Fidencio Aldama Pérez, del pueblo yaqui de Loma de Bácum, Sonora; y de nuestros compañeros Pedro Sánchez Berriozábal, Rómulo Arias Mireles y Teófilo Pérez González de la comunidad nahua de San Pedro Tlanixco, en el Estado de México, así como de todos los presos políticos de México.

Exigimos que cesen el hostigamiento y las amenazas en contra de nuestros hermanos y hermanas de la comunidad de Amilcingo, Morelos, desde donde brilla la luz que es nuestro hermano Samir, por parte de los tres niveles del mal gobierno que quieren imponer a toda costa el Proyecto Integral Morelos.

Exigimos la cancelación del proyectado parque eólico conocido como Gunaa Sicarú, de la empresa francesa EDF, en más de 4 mil hectáreas pertenecientes a los terrenos comunales de la comunidad binnizá de Unión Hidalgo y rechazamos la consulta que el gobierno pretende realizar para obtener el “consentimiento” a la misma. Asimismo exigimos la cancelación inmediata de los estudios de prosprección que realizan los espeleólogos pertenecientes al PESH (Espeleológico Sistema Huautla) en cuevas y cavernas del pueblo mazateco de Huautla sin autorización del mismo.

Llamamos a los pueblos originarios, a las redes y organizaciones que han apoyado al CIG-CNI, así como a los colectivos y organizaciones de trabajadores, de estudiantes, de mujeres, de campesinos y de jóvenes que luchan contra el capitalismo neoliberal, a crecer nuestras resistencias y rebeldías y a participar en la Asamblea Nacional entre los pueblos del Congreso Nacional Indígena y las organizaciones, redes y colectivos que en México y el mundo luchan y se organizan; así mismo al acto con motivo del centenario del asesinato del General Emiliano Zapata Salazar, los días 9 y 10 de abril del presente año en el estado de Morelos, donde diremos con claridad nuevamente:

¡SAMIR VIVE, VIVE, LA LUCHA SIGUE, SIGUE!

Atentamente

Desde la Tercera Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno.

A marzo de 2019

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más Un México Sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Concejo Indígena de Gobierno

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

 

Resultado de imagen para Samir y CNI

Fuente: Enlace Zapatista

[Desde el Nodo Sur] Minería, organización social y consultas

Por Emmanuel Ruiz Acosta

El día de ayer, domingo 3 de marzo, como parte de su gira de trabajo, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el municipio de Los Cabos, Baja California Sur.

En una parte de su discurso abordó el tema de la minería en el estado. La industria minera tuvo una enorme relevancia en la historia económica y política en el territorio sudpeninsular desde el siglo XIX hasta medianos del Siglo XX (Mina El Boleo, El Triunfo-San Antonio). La fuerte presencia de las empresas francesas (que se llevaron la mejor tajada con ayuda del porfirismo) queda impregnada en la arquitectura de casas de madera en el peculiar poblado de Santa Rosalía. Dejo este breve apunte histórico porque me parece relevante para el tema.

Una nueva ola de proyectos mineros se está impulsando desde al año 2008-2009: Paredones amarillos (que ha cambiado de nombre varias veces), La Testera, Picacho Blanco, La Pitalla, entre otros. Desde su inicio estos proyectos han recibido el rechazo de diversos sectores de la población: ambientalistas, estudiantes, profesores y un sector ciudadano variopinto.

Dicha oposición arrancó con un pequeño grupo de personas que a través de los años, con mucha tenacidad, ha ido creciendo, realizando acciones jurídicas, informativas y de movilización. Uno de los proyectos más impugnados por el movimiento es “Los Cardones” (desde 2014), por querer llevarse a cabo dentro del área natural protegida Reserva de la biosfera Sierra La Laguna, y por todas las implicaciones medioambientales negativas que genera esta industria. En ese proyecto está involucrado Ricardo Salinas Pliego, miembro del grupo empresarial muy cercano al presidente. En muchísimos eventos los ciudadanos sudcalifornianos han manifestado su descontento y oposición a este proyecto minero. El presidente ha sido testigo de sus reclamos.

En Los Cabos AMLO por fin se posicionó, citamos sus palabras: “Ya llegó la hora de la definición, y le digo al pueblo de Baja California Sur: ¡No a la mina!” Acto seguido los presentes estallan en júbilo. A primera instancia esto resulta positivo, y lo aplaudo, pero amerita una lectura más profunda y detenida.

Es de celebrar lo que veo como un doble avance. Primero, por la constante organización de muchos ciudadanos, cobijados bajo el nombre de Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida (https://www.facebook.com/frenteaguayvidabcs/), y con respaldo de la asociación Medio Ambiente y Sociedad. Parar el proyecto minero Los Cardones les ha correspondido a ellos, a la población informada, activa, movilizada y consciente; que no se sujeta a un proyecto electoral, por encima está la defensa del territorio. Éste es su triunfo (aunque sea parcial). Segundo, con lo dicho por López Obrador, se abre una pequeña fisura a favor de los pueblos y organizaciones que en todo el país están luchando contra diversos proyectos mineros. Este caso puede fortalecer a las redes de afectados por la minería. Se calcula que en el país existen alrededor de 370 conflictos socio-ambientales relacionados a la minería. Si sumamos proyectos de gasoductos, hidroeléctricas, parques eólicos, hay más de 800 conflictos. ( https://conversingwithgoli.wixsite.com/misitio)

Otro tema que me parece importante señalar es la ausencia de una “consulta ciudadana”. El mismo López Obrador lanza pregunta y respuesta. ¿Por qué hacer una consulta en los proyectos del Nuevo Aeropuerto y en el PIM de Morelos y no en este caso de la minería? Su respuesta es resumida, cito sus palabras: “Lo del aeropuerto lo iniciaron otros; lo de la termoeléctrica y el gasoducto lo iniciaron también el gobierno pasado. Esto me tocaría a mí iniciarlo y yo digo no”. Simplista respuesta que no aporta claridad y para nada justifica la discrecionalidad de las consultas. Una lectura triple de su postura. 1) Hay que entender que el proyecto minero “Los Cardones” generó una amplio rechazo social, no sólo de los afectados directos (pequeñas rancherías y comunidades), también amplias capas de la sociedad urbana de La Paz y Los Cabos rechazan el proyecto. De hacerse una consulta ciudadana sería muy probable que ganara el NO al proyecto, y sentaría un precedente, y en el fondo AMLO no rechaza el extractivismo minero en el país; 2) Morena no fue fuerza electoral mayoritaria en BCS en las elecciones para gobernador (2015), cuando ganó Carlos Mendoza Davis por la alianza PAN-PRS con 44.77%, mientras Morena obtuvo el 6.41%. El rechazo a la mina por parte del presidente tiene por objetivo sumar simpatías, con miras al siguiente proceso electoral. Fue una buena estrategia política. 3) En la lucha intercapitalista en BCS por el control del espacio y sus recursos, la balanza presidencial se ha inclinado hacia el turismo de gran escala (de gran impacto social y ambiental), por encima de la minería. ¿Veremos próximamente a Salinas Pliego invertir en hoteles? Y aquí se suma el proyecto de la planta desaladora para abastecer de agua a la industria turística. Hay que encender los focos amarillos para que dicha planta no genere impactos ambientales con consecuencias graves, y que, en caso de hacerse y se otorgue en concesión a una empresa privada, no se aumente el costo de acceso a este servicio. Antes los minerales, ahora se pone en la mira del capital el recurso más estratégico de la región: el agua.

Finalmente quiero resaltar que el rechazo a la minería constituye un triunfo parcial para el movimiento socio-ambiental. El Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida aún tiene un largo camino por andar para echar abajo las concesiones mineras de “Los Cardones” y de otra decena de proyectos; así como sumar su experiencia y apoyo a otras luchas similares a lo largo y ancho del país. La palabra presidencial al aire no vale (ya lo vimos en el caso del PIM en Morelos), deben existir garantías escritas de la cancelación de la minería tóxica para el estado. Esto apenas comienza en la defensa del territorio y la vida.

[DESDE EL NODO SUR] LA HIDRA CAPITALISTA DETRÁS DEL ORO PACEÑO: DESPUES DE PAREDONES AMARILLOS/LOS CARDONES/PICACHO BLANCO/ SIGUE DE NUEVO LA PITALLA

Diseño Ulíses Martínez

Por Gilberto Piñeda Bañuelos/Radio Zapatista Sudcaliforniana/Brigada Ricardo Flores Magón

Los zapatistas acuñaron el concepto de HIDRA para identificar al capitalismo como el mitológico  monstruo de mil cabezas. Una de esas cabezas son las compañías capitalistas mineras, que a su vez tiene muchas “cabecitas”, unas más grandes que otras; una de esas cabezas de la HIDRA son las compañías mineras productoras de oro, siendo las diez más poderosas del planeta en orden de su producción: Barrick Gold (165.6 Tons. anuales), Newmon Mining (163.8 tons.), Anglo Gold Ashanti (116.8 tons.), Kinross Gold (84.2 tons), Gold Corp.(81 tons. De origen canadiense que tiene contemplado producir 3 millones de onzas de oro en el 2020,  opera en México), Navoi Mining and Metallurgical Combinat (77 tons.), New Crest Mining (71.1 tons.), Polius Gold International (67.2 tons.), Gold Fields (62.6 tons) y Agnico Eagle Mines (53.3 tons opera en México.).

En México controlan la economía minera metálica ocho compañías capitalistas: la Fresnillo, Plc  (42.4 millones de onzas de plata y 557 mil onzas de oro anules producidos por 4 mil 293 trabajadores); la canadiense Gold Corp. (133,000 onzas de oro, 25 millones de onzas de plata, 176 toneladas de zinc y 78 millones de toneladas de plomo producidos por 5 mil 310 trabajadores); Minera Frisco (155,000 onzas de oro, 30,000 toneladas de zinc y 121,000 toneladas de cobre, producidos por  6,046 trabajadores); Industrias Peñoles (205,000 toneladas de Zinc, 27,000 toneladas de plomo, 5.3 millones de onzas de plata y 6,000 toneladas de cobre, producidos por 11,691 trabajadores); el Grupo México (166,000 toneladas de cobre, 59,000 toneladas de zinc que explota a 30,000 trabajadores); la canadiense Corporation First Majestic (3,980 trabajadores); la Panamerican Silver Corp. (9.58 millones de onzas de plata); y la canadiense  Agnico Eagle México (297,000 onzas de oro producidas por 1,700 trabajadores). Esta es la HIDRA CAPITALISTA de la minería a nivel nacional; mientras que las “cabecitas” de la HIDRA CAPITALISTA de la minería metálica se han estado asomando a  Baja California Sur, por lo pronto ya está bien asentada la coreana-canadiense  Minera y Metalugica el Boleo en Santa Rosalía produciendo cobre a tajo abierto y siguen insistiendo  las compañía capitalistas extranjeras Vista Gold y Argonaut Gold junto con la compañía que se dice mexicana Desarrollo Zapal S.A. de C.V. propiedad de uno de los asesores económicos de Andres Manuel López Obrador, el magnate Salinas Pliego.

No se olvide que según el Panorama Minero de diciembre de 2017 que publica la Secretaría de Economía y el Sistema Geológico Nacional  en  Baja California Sur hay 11 Regiones mineras, 6 de las cuales son vetas de minerales metálicos: Vizcaino, Santa Roslía, Punta Concepción, Sierra de San Francisco, El Triunfo-San Antonio y  Paredones Amarillos-La Trinidad y ahí se destaca que “..actualmente Baja California Sur explora minerales metálicos, ya que en el siglo pasado fue uno de los principales productores de cobre en el país. Se iniciaron los trabajos de explotación de este mineral, así como la de cobalto, zinc y manganeso en la región de Santa Rosalía, por la Minera y Metalúrgica del Boleo, S.A.P.I. de C.V., en el proyecto El Boleo., la cual inicio su producción en el 2015 …Otro proyecto con factibilidad de exploración y/o explotación es el de Paredones Amarillos con mineralización de oro, donde la empresa Echo Bay de México, S. A. de C. V., realizó trabajos de exploración de 1994-1998. Esta empresa vendió sus acciones a Vista Gold Corp.,quien estima reservas por 1’350,000 onzas de oro”; en el citado Panorama Minero aparece como minera mexicana la Compañía Minera Pitalla S.A. de C.V. explorando en La Paz, aunque está claro  que es parte del extranjero Grupo Minero Argonaut Gold como se puede ver en el Documento Técnico Unificado  Modalidad B-Regional Proyecto: “Unidad Minera San Antonio” recién ingresado a la SEMARNAT.

La lucha anti minera de los ciudadanos y organizaciones en Baja California Sur es cuento de nunca acabar, recordemos que hace poco  la Red en Defensa del Territorio Sudcaliforniano que estaba en formación en ese momento declaró en un conferencia de prensa que “de las diversas demandas ciudadanas, la más reciente corresponde a un amparo ingresado en el mes de octubre del 2018, contra la autorización condicionada del proyecto minero Los Cardones que la DGIRA expidió en 2014. Dicho recurso fue admitido por la autoridad judicial (Juzgado Primero de Distrito en el estado, expediente 1256/2018), y el juez que revisa el caso, otorgó el 7 de noviembre del 2018 la suspensión definitiva para el efecto de que no se ejecute el oficio número SGPA/DGIRA/DG-05124 del 12 de junio del 2014, expedido por Semarnat, lo que significa que la empresa de Ricardo Salinas Pliego no está autorizada a hacer ninguna clase de obra ni modificación en el sitio en el que pretende instalar la mina de oro a cielo abierto, y la autoridad está obligada a vigilar la estricta observancia de ello”; sin embargo, no había pasado mucho tiempo de esto cuando reaparece de nuevo la otra “cabecita” de la HIDRA CAPITALISTA que tiene los ojos puestos en el oro paceño, la compañía Argonaut Gold  y su Minera Pitalla S.A. de C.V.

Miren lo que dice el Documento Técnico Unificado  Modalidad B-Regional Proyecto: “Unidad Minera San Antonio” ingresado a la SEMARNAT:

La vida útil de este proyecto será de 20 años en total, de los cuales en los primeros 8 años se realizaran actividades de preparación del sitio y construcción, a partir del tercer año y por un periodo de 15 años llevaran a cabo actividades de operación y mantenimiento, concluyendo estas por un plazo de 3 años se ocuparan en el cierre y restauración

Compañía Minera Pitalla, S.A. de C.V. cuenta para el desarrollo actual y futuro del con un conjunto de 15 concesiones mineras, con una superficie de 20,493.8798 hectáreas, conformando la “Unidad Minera San Antonio”, las concesiones mineras de acuerdo a lo dispuesto por la Ley Minera otorga a sus titulares el derecho a explorar, explotar y beneficiar todas las sustancias concesionables que se localicen dentro del lote minero que amparen. Estas tienen una vigencia de 50 años y son susceptibles a prorrogarse por igual periodo

Todas las obras mineras, se ubican dentro de terrenos arrendados o comprados por la empresa. La superficie bajo arrendamiento o propiedad de la empresa comprende 11,922.58 hectáreas, dentro de la cual se ubica el polígono del proyecto

La unidad minera se ubicará en una superficie 631.141 has, de las cuales se pretende una afectación de vegetación forestal de la superficie total de 577.415 has la pretende realizar obras y actividades necesarias para la explotación de minerales con contenido de valores de oro y plata, por el método de tajo a cielo abierto; depósito de material estéril o tepetate; trituración y acondicionamiento del mineral; así como, el beneficio de los minerales oro y plata mediante el método de lixiviación en montones con cianuro y adsorción con carbón activado..”

Hay que estar muy alertas de esta “cabecita” de la HIDRA CAPITALISTA que es un proyecto de muerte que acabará con nuestros mantos acuíferos y con la salud de los paceños y paceñas, de los cabeños y cabeñas, , y muy pendientes de la que haga la otra “cabecita” de la HIDRA CAPITALISTA  Paredones Amarillo/Los Cardones, sobre todo por la relación tan estrecha que hay entre el gobierno de López Obrador y el Grupo Salinas, que ha quedado en tiempo de espera después de que López Obrador decidió no hacer la consulta sobre los cardones durante su visita a Los Cabos, pues el Grupo Salinas no van a dejar en el abandono más de un millón de onzas de oro en el subsuelo paceño;  y por otro lado, hay que estar alertas después del pacto reciente que ha hecho el gobierno  con el Consejo Coordinador Empresarial  que dice que combatirán juntos la pobreza extrema, hará crecer la economía al 4% anual y combatirá la corrupción;  realmente no tienen vergüenza, ni moral, cuando son ellos los capitalistas nacionales y extranjeros los causantes de la pobreza en México.

La visita de López Obrador a Cabo San Lucas el 3 de marzo, reactivó a las organizaciones sociales más pujantes que se oponen a la minería quienes han expresado su protesta y su denuncia contra las compañías mineras que atentan contra la vida en la Paz y Los Cabos y que levantaron la demanda de NO A LA CONSULTA, PUES EL DERECHO HUMANO AL AGUA Y LA VIDA no es materia de consulta;  sin embargo, tampoco hay que perder de vista que otra de las “cabecitas” de la HIDRA CAPITALISTA en Los Cabos y La Paz que son las compañías asociadas al Turismo que “curiosamente” también se oponen a la Minería, pues ven un riesgo a su macroproyectos turísticos e inmobiliarios, que al igual que los macroproyectos mineros han despojado a los pobladores originarios y ponen en riesgo el consumo de agua de la mayoría de la población ya que con las grandes construcciones canalizan y canalizarán la mayor parte del agua hacia los turistas y visitantes.

Habrá que traducir con cuidado lo dicho por López Obrador en Cabo San Lucas, y cómo lo dijo: en primer lugar,  utilizó una herramienta muy utilizada en la psicología de masas que consistió en crear un ambiente previo a su vista de tal suerte que el movimiento social opositor a la mina estuviera convencido de que venía a anunciar la consulta de un SÍ o un NO al proyecto minero Los Cardones, lo cual no sucedió, por el contrario dijo NO A LA CONSULTA con un NO A LA MINA, lo que le hace aparecer como un presidente defensor de la naturaleza, cosa que no hizo con el Plan Integral Morelos (PIM), ni con Tren Maya, ni hará con el proyecto transítsimico; en segundo lugar, dijo estar entre sus facultades decir NO A LA MINA y el mayor argumento para decirlo es exactamente el mismo que tiene Carlos Mendoza Davis, Ruben Muñoz Álvarez, la mayoría de los diputado y los empresarios hoteleros e inmobiliarios que en Baja California forman parte del movimiento antiminero desde la trinchera del capital privado del sector turismo y que se han involucrado en el movimiento social; en tercer lugar, al decir NO ALA MINA lo orientó por un lado con un “guiño” al movimiento social opositor a la mina y por otro lado, otro “guiño” a los capitalistas turísticos e inmobiliarios, lo cual supone un acuerdo temporal con el Grupo Salinas, digo bien, acuerdo temporal, mientras se “calman la aguas”, pues no van a dejar en el subsuelo paceño el mas de 1 millón 300 mil onzas de oro; y en cuarto lugar, se posicionó la política urbana y de desarrollo que impulsa el gobernador, la presidenta y el presidente municipal de Los Cabos y La Paz respectivamente, en favor del capital nacional y extranjero que se orientan hacia el gran turismo, aquel de las grandes construcciones y de gran altura que despojan a los pobladores de la tierra, y el paisaje; que son igual o más consumidores de agua que la de los macroproyectos mineros.

Es difícil que la mayoría de la población acepte que la sobrevivencia humana deba pasar por la lucha contra el capitalismo en su conjunto, y no solo contra los macroproyectos mineros, turísticos, inmobiliarios e industriales; y a veces nos resulta dificil creer que los 30 millones de votantes del gobierno de López Obrador acepten que la alianza con el poderoso Grupo Salinas, con el Comité Coordinador Empresarial, con la clase política local gobernante (morenistas y panistas), con los capitalistas que impulsan el Tren maya, el Transítsmico y la Termoeléctrica de Huexca, sea una alianza inmoral. Pero ahí está el reciente asesinato del compañero Samir, como el anuncio de lo que puede pasar con el impulso a toda costa de los grandes macroproyectos capitalistas (turísticos, inmobiliarios y mineros) que aparecerán durante el sexenio 2018-2024… Así que hay que estar en ALERTA ROJA.

Imagen relacionada

[CRÓNICAS SOBRE EL CAPITALISMO] UNA TARDE DE CONTRACULTURA EN “LA CATRA”

(En memoria de la compañera Eloisa Vega Castro -q.e.p.d.-)

Por Gilberto Piñeda Bañuelos/Radio Zapatista Sudcaliforniana/Brigada Ricardo Flores Magón/ 24 de febrero de 2019.

El capitalismo despoja a los pueblos de su cultura, de su patrimonio cultural, de su naturaleza y de su paisaje, que no es otra cosa más que un proceso de privatización desmedido al convertir todo en mercancías que se compran y se venden gracias al poder que tiene la mediación del dinero, esto sucede en La Paz, en Baja California Sur, en México y el Mundo. O sea, la Cultura, el Patrimonio Cultural, la Naturaleza y el Paisaje, el capitalismo lo convierte en una gran mercado para la acumulación de las compañías capitalistas depredadoras y “conservacionistas”.

Por eso fue muy importante lo que sucedió la tarde del sábado 23 de febrero en LA CATRA (Centro Cultural Sudcalifornia) bajo la conducción de dos entrañables compañeros Ana y Octavio: un primer foro, lo cual supone que habrá otros, sobre “Redes y Nodos” en el marco de la inauguración de la Biblioteca “Colibríes” donde asistieron más de un centenar de personas y participaron medio centenar como ponentes en las mesas temáticas que se instalaron, a saber: “La formación lectora y la visión propuesta para fomentar la lectura”, “Pasado, presente y futuro de las bibliotecas sudcalifornianas y la literatura en la era digital”, “Espacios culturales y sus proyectos emergentes”, “Investigadores y activistas escriben y reflexionan sobre en torno a la explotación en Baja California Sur”, “Nodos y utopías, la cultura se protege compartiéndola” y “La escritura como práctica cultural su catarsis”, la metodología aplicada en el foro fue una presentación de LA CATRA por Alejandro, la distribución de los asistentes en mesas temáticas que tuvieron un(a) moderador(a) cada una de las mesas, lectura de las ponencias en la mesa, un receso y en cada mesa un intercambio de opiniones, para finalizar con un brindis de todos (as) los(as) asistentes. Las(os) moderadoras(es) elaborarían un resumen que serían difundidos con posteridad.

Asistí por decisión personal como escucha a la mesa “Espacios culturales y sus proyectos emergentes” en mi calidad de integrante de la Radio Zapatista Sudcaliforniana, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y miembro activo de la Brigada Ricardo Flores Magón, ambos tienen su sede precisamente en el Centro Cultural Ricardo Flores Magón en el barrio Los Olivos, un “espacio cultural” con varios proyectos emergentes autogestivos y autónomos: la Radio Zapatista Sudcaliforniana, el Centro de Investigaciones Sociales Sindicales y Laborales, A.C. y su Archivo Histórico del Movimiento Social Sudcaliforniano y la Brigada Ricardo Flores Magón.

Cuando llegué al edificio me recordó mis primeros años como arquitecto, sobre todo con lo relacionado a los criterios de diseño urbano dominantes en la década de los setenta y ochenta cuando el gobierno implementó en La Paz su política de vivienda masiva por conducto del Infonavit y del Fovisste, fueron los casos de la unidad Habitacional “Domingo Carballo Félix “ por la Colima y Jalisco con viviendas unifamiliares de una y dos plantas, en esa época después de iniciada su construcción había ingresado a laborar en el Infonavit como trabajador asalariado en la plaza de analista de costos pero fui despedido injustificadamente por órdenes del gobierno y de los charros sindicales de la CTM en 1976 (poco antes del ciclón Lisa) por mi actividad en una huelga nacional del sindicato independiente que había en todas las delegaciones del país en esa época, en este barrio se construyó un espacio para las actividades culturales y para locales comerciales, que durante mucho tiempo permanecieron abandonadas.

La otra Unidad Habitacional del Infonavit fue el Pedregal del Cortés con casas unifamiliares y edificios multifamiliares (Los primeros de La Paz) que fueron un negocio de los charros de la CTM para los trabajadores del comercio y de Rofomex, aquí también se construyeron espacios públicos, locales comerciales y comunitarios que permanecieron abandonados por mucho tiempo y que ahora lo empieza a recuperar el Centro Cultural Apoyo Mutuo.

Más tarde se construyó la unidad Habitacional del Fovisste frente al Tecnológico con viviendas unifamiliares y multifamiliares (edificios de departamentos), aquí también se construyó lo que nosotros conocíamos como el “edificio del trabajador” que también permaneció en diferentes momentos abandonado a su suerte, hasta que lo recuperó LA CATRA.

En el pasado, los créditos de Infonavit y Fovisste eran canalizados bajo las directrices de los Charros sindicales de la CTM y en la actualidad se canlizan a través de las compañías capitalista constructoras-inmobiliarias.

Regresando a lo del Foro, sin que nos hayamos puesto de acuerdo, llegamos por separado a la antigua “Casa del Trabajador” del Fovisste recuperado por el Centro Cultural Sudcalifornia LA CATRA ahí estuvimos en diferentes mesas integrantes de la Brigada Ricardo Flores Magón, la compañera Karla y los compañeros Lefteris, Isaac, Giovanny y Gilberto.

Paradójicamente, la mesa temática sobre “Espacios culturales y proyectos emergentes” fue la menos concurrida, a diferencia de las otras mesas que fueron abundantes; pero aun siendo pequeña en cuanto a número, fue muy grande e ilustrativa de lo que significan diferentes opciones de proyectos culturales emergentes que no acuden al apoyo del gobierno en turno ni son financiadas por las compañías capitalistas como se estila en la actualidad a veces directamente y otras veces a través de fundaciones que crean las organizaciones del capital para cooptar a los proyectos culturales de la llamada sociedad civil, o en el mejor de los casos para tenerlos bajo control; así que en los proyectos emergentes que estuvieron presentes en esta mesa domina el trabajo voluntario y en algunos casos se acude un mercado solidario para la subsistencia; todos ellos cuentan con un espacio físico y cada uno tiene su propia historia pero que para que funcione hay que mantenerlo, y para mantenerlo se necesita un mínimo de dinero para pagar los servicios o pagar una renta, si no se encuentran ocupados o prestados.

Para hablar de los centros culturales con proyectos emergentes participaron, moderadas(os) por la compañera Aletsse, la compañera Gabriela del Centro Cultural El Huevo en el Centro Histórico, la compañera Nuria del Centro Cultural Apoyo Mutuo en el barrio El Pedregal, el compañero Lefteris del Centro Cultural Ricardo Flores Magón en el barrio Los Olivos y el compañero Octavio vía internet desde el estado español que habló sobre la perspectiva del Centro Cultural de Sudcalifornia LA CATRA en el barrio del Fovisste; no pudo asistir el compañero Farah quien promueve un proyecto cultural emergente muy interesante de cine, galería de arte, matemáticas, arquitectura, construcción, astronomía, etcétera.

En enero pasado recibí una llamada de la compañera Ana para participar en alguna de las mesas que desafortunadamente no le pude confirmar en ese momento pues acababa de pasar un tratamiento de Radioterapia por dos meses y no sabía bien a bien en que momento entraría de nuevo “a la circulación”; por esos días me incorporé a la Brigada Ricardo Flores Magón y finalmente pude asistir como escucha al Foro “Redes y Nodos”.

Me llamó muchísima la atención el concepto que el compañero Lefteris utilizó en algún momento de su participación quien nombró los espacios culturales donde se desarrollan proyectos culturales emergentes como “centros de conspiración”, un concepto que cobra relevancia y pertinencia en el pensamiento crítico si consideramos que la historia cultural dominante en una ciudad o en una nación es la historia de la clase dominante, es decir, el gobierno en turno y el capital, dicen apelar al rescate de la cultura local y nacional, que la convierten en una práctica cultural oficial, esto se contrapone a los proyectos culturales emergentes y en ese sentido son proyectos contraculturales o como dice Lefteris: “centros de conspiración”.

Los centros culturales alternativos a las prácticas culturales oficiales como “centros de conspiración” me sirve de inspiración en esta crónica para contar una breve historia de un local que ahora es el Centro Cultural Ricardo Flores Magón como espacio contracultural y como “centro de conspiración”:

Para empezar, el edificio se inauguró en 1993 y recuerdo que el día de la inauguración se colocó una enorme manta con la imagen de León Trotsky que colgaba desde la azotea de la planta alta hasta casi llegar al piso con la imagen de León Trotsky; no podía ser de otra manera pues el local era del Partido Revolucionario de Los Trabajadores que se había fundado en México y en La Paz en 1976 que era la sección mexicana de la Cuarta Internacional; la inauguración fue una autentico evento cultural dominado por la lectura de los principales libros de Trotski comentados por los asistentes que estaban impregnados del pensamiento marxista, no recuerdo con exactitud cuáles, pero seguramente se abordó la teoría de la Revolución Permanente y el Programa de Transición al socialismo. Se había inaugurado sin proponérselo un auténtico “centro de conspiración”, como lo vamos a ver enseguida.

Como el Partido Revolucionario de Los Trabajadores a nivel local estaba inmerso en el mercado Electoral, del cual no podía salir, fue que la inmensa mayoría del financiamiento público de varios años para las campañas electorales se utilizó en la construcción y auto construcción del edificio, sin embargo, de pronto hay un alzamiento en Chiapas el 1 de enero de 1994 que coincide con el año de disolución del Partido Revolucionario de los Trabajadores que tenía un tradición de lucha en La Paz y no solo en el mercado electoral, así que los compañeros y compañeras del partido y sus simpatizantes se involucraron en el acompañamiento al zapatismo desde el mismo enero de 1994 y después de las elecciones federales a mediados de ese año, en la reunión de disolución del partido se acordó dejar en custodia el edificio al grupo local que daría acompañamiento en Baja California Sur al zapatismo y que en un inicio había sido parte del Partido Revolucionario de Los Trabajadores; fue así que el edificio desde su inauguración en 1993 fue un “centro de conspiración” pues fue en ese lugar donde se fraguaron a nivel local todas las iniciativas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional hasta la fecha: los Comités Civiles de Dialogo de la Convención Nacional Democrática y del Movimiento de Liberación Nacional entre 1994 y 1996; fue el local del Frente Zapatista de Liberación Nacional de Baja California Sur desde sus constitución en 1997, fue el centro de organización de la consulta zapatista de 1999 con la presencia de 10 indígenas zapatistas bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional; pasó a ser el local del Frente Zapatista Sudcaliforniano a partir de 2003 y a partir de 2005 el centro organizador de La Otra Campaña en Baja California Sur que temporalmente compartieron local con el grupo Rojos Anarquistas Cabezas Rapadas y del Colectivo Akrata Ricardo Flores Magón; a partir del 2010 se instaló en la planta Baja la Casa de la Trabajadora y del Trabajador como se le conoció al Centro de Investigaciones, Sociales Sindicales y Laborales, A.C. en 2012 fue una de las sedes de la Asamblea de Los Pueblos contra el G-20 y en 2013 la sede también de la Escuelita de la Escuelita Zapatista, de la Radio Zapatista Sudcaliforniana y de la banda No Somos Nada; a partir del 2015 alberga el Archivo Histórico del Movimiento Social Sudcaliforniano; en 2017 y 2018 fue el local de la Red Sudcaliforniana de Apoyo al CIG y su vocera Marichuy y en 2018 y 2019 el local de la Brigada Ricardo Flores Magón; así que es desde hace algunos años el Centro Cultural Ricardo Flores Magón… Y desde el 14 de febrero de 2019 empezó la construcción de un jardín frente al local que intenta ser de plantas medicinales locales en memoria de nuestra querida compañera ELOISA VEGA CASTRO quien falleció en el trágico accidente carretero allá por Vizcaíno el 14 de febrero de 2018.

Actualmente en la planta baja del Centro Cultural Ricardo flores Magón entre cinco, un compañero y cuatro compañeras del Centro de Investigaciones Sociales, Laborales y Sindicales, A.C. se encargan de atender el Archivo Histórico del Movimiento Social Sudcaliforniano que se encuentra en la planta baja llevan a cabo desde hace cuatro años la catalogación de documentos, fotografías y audios del movimiento social de las décadas de 1960, 1970, 1980, 1990 y 2000 y el compañero se encarga de atender la demanda laboral  de un centenar de trabajadoras despedidas injustificadamente que maquilaban calamar gigante en el puerto de Santa Rosalía en dos empresas extranjeras, la coreana HANJIN desde hace más de 16 años y la china LONGING desde hace más de 8 años; mientras que en la planta alta con dos compañeros de la Radio Zapatista Sudcaliforniana se administra el sitio de internet y de las redes sociales aunque se ha mantenido inactiva en los programas de radio en los últimos meses (El Mimeógrafo y Produciendo Memoria); en tanto que con una compañera y siete compañeros de la Brigada Ricardo Flores Magón se han reactivado como colectivo y actualmente se lleva a cabo el Cine Club Semilla Rebelde, y se ha estado construyendo poco a poco a lado de otros colectivos de Los Cabos y Todos Santos  la Red en Defensa del Territorio Sudcaliforniano contra las mineras y del macro-desarrollo turístico-inmobiliarios y en defensa del derecho humano al agua, a la cultura y al patrimonio cultural.

Con éste historia del uso y práctica del edificio, juzgue usted si no ha sido un “centro cultural de conspiración”….

Vale la pena tomarle la palabra al compañero Lefteris, Nuria, Gabriela y Octavio que me dieron a entender que es necesario  empezar a unir los nodos y tejer redes entre los centros culturales y sus proyectos emergentes, como lo ha venido haciendo la Red de Cine Clubes a través de Lefteris que con sus proyecciones y sus tan diversas temáticas  han cruzado transversalmente a mas de un proyecto cultural emergente.

Gracias a LA CATRA por la mesa temática “Espacios Culturales y sus Proyectos Emergentes” que me permitió escribir esta crónica para hacer un “poquito” de memoria.

Gilberto Piñeda Bañuelos/Radio Zapatista Sudcaliforniana/Brigada Ricardo Flores Magón/ 24 de febrero de 2019.

(Las fotografías que acompañan esta crónica están resguardadas en la fototeca del Archivo Histórico del Movimiento Social Sudcaliforniano -AHMSS_ en la planta baja del Centro Cultural Ricardo Flores Magón)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Periodistas de Baja California Sur exigen #JusticiaParaRafaelMurúa, director de la primera Radio Comunitaria en BCS

El día de hoy, periodistas, reporteros, amigos y activistas sociales exigieron en el Congreso del Estado de BCS, justicia para Rafael Murúa Manriquez, quien fue asesinado El 20 de enero del presente año en el municipio de Mulegé. Rafael Murúa fue periodista precursor de las radios comunitarias en Baja California Sur y director de RadioKashana, que se puede sintonizarse  por la 93.3 FM, en Santa Rosalía.

Poco más de dos meses antes de este cobarde atentado contra el Joven periodista, el 14 de noviembre del 2018, Rafael Murúa escribió una larga nota en su cuenta personal de facebook, donde relata como en “en 52 días de gobierno de Felipe Prado” ha “vivido más agresiones y abuso de autoridad que en los 6 años anteriores” que ejerció el periodismo en su natal Santa Rosalía.

Entre otras cosas, advirtió que “Ejercer el periodismo en Santa Rosalía me ha traído bastante satisfacción, incluyendo un título profesional, pero también varias amenazas de muerte, intentos de censura al más dictatorial estilo, calumnias, traiciones, enemistades, e invaluable conocimiento y experiencia”

Sabido de la condición  por la que atraviesan los periodistas críticos de este país, fue que Rafael Murúa, hasta el día de su muerte, haya contado con la protección federal de la Secretaría de Gobernación (SeGob). No obstante  a ello y a pesar de las amenazas y acciones intimidatorias recibidas en su contra en los últimos meses del 2018, como corolario de la denuncia pública que hizo el 14 de noviembre, explicó lo siguiente:

“Quien quiera que sea que ha usado su poder para dirigir estas agresiones, públicamente le tengo que decir que no entiendo indirectas, no publicamos mentiras o verdades a medias, y que el conflicto armado no declarado que azota el país y aumentó gravemente la violencia en nuestra entidad y localidad, es un tema que no investigamos, preferimos mantener los micrófonos abiertos a la expresión ciudadana, manteniendo al margen de nuestra radio la política partidista, y denunciando el más mínimo abuso de autoridad. Nuestra conciencia no tiene precio.”

A Rafael Murúa lo encontraron muerto en los matorrales de una brecha ubicada entre San Ignacio y Santa Rosalía. Según el boletin oficial de la PJGE de BCS, con heridas en su torax y el tiro de gracia.

No se hizo esperar la respuesta del gremio periodistico, algunos amigos cercanos y activistas sociales. Este 22 de enero convocaron a una manifestación al Congreso del Estado de BCS, para dar lectura a un documento donde se le exige al gobernador del Estado Carlos Mendoza Davis, una investigación sería y profunda, para encontrar a los culpables intelectuales y materiales de este vergonzoso asesinato.

Aquí el texto íntegro leído por periodista de los distintos medios de Baja California Sur:

“Hoy nos moviliza el dolor. La rabia. La impotencia por el asesinato del periodista Rafael Murúa Manríquez. Hasta aquí llegamos para manifestar nuestro repudio a tan atroz acto. Amigas y amigos, periodistas, reporteros, representantes de la academia nos sumamos al dolor que embarga a la familia. Nadie debe morir de esta forma en Baja California Sur y el resto de México.

Al presidente del Gobierno de México, Andrés Manuel López Obrador, pedimos fortalezca las estrategias federales para proteger a periodistas, porque al parecer el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas no da resultado.

Al gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, solicitamos que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), investigue a fondo cada una de las líneas para que se castigue al actor intelectual y material del homicidio.

Exhortamos al Gobierno de BCS que mejore las condiciones de seguridad a nuestros compañeros en la tarea periodística en los municipios del norte de BCS, donde los reporteros son históricamente abandonados a su suerte.

Condenamos la criminalización y revictimización que hubo por parte de la PGJE. Así lo señalaron ARTICLE 19 y AMARC en México, quienes criticaron que el comunicado emitido por la instancia estatal enfatiza la presencia de “marihuana”. Coincidimos en que esto se trata de un discurso oficial que estigmatiza, lo criminaliza y omite la calidad de periodista de Murúa así como las amenazas de las que estaba siendo víctima con pleno conocimiento del Estado.

Demandamos al Congreso del Estado de Baja California Sur que se comprometan en la creación de una comisión investigadora paralela para vigilar el cuidado del proceso que realicen las autoridades federales, estatales y municipales. Solicitamos se legisle en materia de protección de periodistas.

Nos unimos a la exigencia colectiva de medios, organizaciones y ciudadanos: una exhaustiva investigación por parte de las autoridades estatales y federales que lleven a esclarecer los hechos y a castigar a los responsables. Que tu muerte y la de cualquier persona, no quede en esa vergonzosa estadística de impunidad.”

Transmisión en vivo por parte de El Organismo

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FElOrganismo%2Fvideos%2F2205266416379945%2F&show_text=0&width=560

Intelectuales, artistas y colectivos rechazan la campaña de desinformación y las “calumnias dirigidas contra los zapatistas”

Nosotros, nosotras, intelectuales, académicos, artistas, activistas y personas de buena voluntad, así como organizaciones, asociaciones y colectivos de varios países manifestamos nuestra solidaridad con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en este momento crucial de su historia y rechazamos tajantemente la actual campaña de desinformación, mentiras y calumnias dirigida en contra del zapatismo.

Para nosotras, nosotros, al igual que para mucha gente en el mundo, la lucha zapatista representa un gran ejemplo de resistencia, dignidad, congruencia y creatividad política. Hace 25 años, su ¡Ya Basta! fue un acontecimiento de gran trascendencia y una de las primeras reacciones contundentes a nivel planetario frente a la globalización neoliberal, por lo que contribuyó a impulsar el rechazo y la crítica de un modelo que, en ese entonces, parecía incuestionable. Fue también, y sigue siendo, expresión de la lucha legítima de los pueblos originarios en contra de la dominación y el desprecio sufridos durante siglos y hasta hoy, así como en favor de sus derechos a la autonomía. El auto-gobierno popular que los y las zapatistas han puesto en práctica con las Juntas de Buen Gobierno en sus cinco caracoles constituyen un ejemplo de democracia verdadera y radical, digno de inspirar a los pueblos del mundo y de ser estudiado en todas las facultades de ciencias sociales del planeta. La construcción de la autonomía zapatista representa para nosotros, nosotras, la búsqueda constante, honesta y crítica de un proyecto alternativo y emancipador de suma importancia a la hora de enfrentar los desafíos de un mundo que parece hundirse cada vez más en una profunda crisis, a la vez económica, social, política, ecológica y humana.

Por eso, expresamos nuestra preocupación por la situación que enfrentan las comunidades zapatistas y los pueblos indígenas de México, al ser atacados sus territorios y comunidades por proyectos mineros, turísticos, agro-industriales, de infraestructura, etc., tal como lo ha denunciado el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG). En este momento, nos preocupa especialmente los grandes proyectos impulsados por el nuevo gobierno mexicano, como el Corredor Transístmico, el millón de hectáreas de árboles comerciales y el llamado “Tren Maya”, recientemente denunciado como una humillación y una provocación por el subcomandante Moisés, vocero del EZLN, ya que afecta gravemente los territorios de los pueblos mayas que habitan en el sureste mexicano.

Además de los devastadores efectos ambientales de este proyecto y del desarrollo turístico masivo que pretende detonar, nos preocupa la premura en iniciar las obras del “Tren Maya”, encubriéndola con un pseudo ritual a la Madre Tierra, denunciado por el vocero zapatista como una burla inaceptable. Nos indigna que de esta manera se prepare un ataque más en contra de los territorios zapatistas y que se hayan ninguneado los derechos de los pueblos originarios, evadiendo la obligatoriedad de la consulta real, previa, libre e informada, tal como lo establecen el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de la ONU sobre los pueblos originarios. Nos parece muy grave que así se violen los compromisos internacionales asumidos por México.

Compartimos el rechazo total expresado por el EZLN frente a estos y otros grandes proyectos que afectan gravemente a los territorios autónomos y a las formas de vida de los pueblos.

Denunciamos de antemano cualquier agresión en contra de las comunidades zapatistas, sea directamente por parte del Estado mexicano o a través de grupos y organizaciones de “civiles” armados o no armados.

Responsabilizamos al gobierno mexicano de cualquier confrontación que pueda surgir en el marco de la implementación de estos megaproyectos, que corresponden a un modelo ya rebasado de “desarrollo”, insostenible y devastador, decidido desde las cúpulas del poder y violando descaradamente los derechos de los pueblos originarios.

Llamamos a la gente de buen corazón a superar la actual desinformación tanto sobre la experiencia zapatista como sobre los grandes proyectos mencionados, y a estar atentos frente al riesgo de agresiones en contra de las comunidades zapatistas y los pueblos originarios de México.

Firman:

Arundhati Roy (escritora, India)

Raoul Vaneigem (escritor, Bélgica)

Pablo Gonzalez Casanova (sociólogo, UNAM, México)

Juan Villoro (escritor, México)

Winona Laduke (dirigente indígena, EEUU)

Immanuel Wallerstein (sociólogo, Yale University, New Haven, EEUU)

Gustavo Esteva (Unitierra-Oaxaca, México)

Silvia Federici (profesora, Hofstra University, Hempstead, EEUU)

Raúl Zibechi (escritor y periodista, Uruguay)

Havin Güneser (International Initiative Freedom for Abdullah Öcalan-Peace in
Kurdistan)

Ignacio Ramonet (periodista y escritor, Francia)

Marcos Roitman (catedratico, Universidad Complutense, Madrid, España)

Isabelle Stengers (filósofa, Université Libre de Bruxelles, Bélgica)

Gilberto López y Rivas (antrópologo, UNAM, México)

Michael Löwy (filósofo y sociólogo, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Carlos Fazio (periodista y docente, UNAM, México)

Raj Patel (escritor y profesor, University of Texas, EEUU)

Toni Negri (filósofo, París, Francia)

Carlos Marentes (dirigente sindical, Sindicato de Trabajadores Fronterizos, EEUU)

Bertha Navarro (productora de cine, México)

Hugo Blanco Galdos (director Lucha Indígena, Perú)

Barbara Zamora (abogada, México)

Martin Almada (premio Nobel alternativo de la Paz 2002, Paraguay)

David Graeber (antropólogo, London School of Economics, Reino Unido)

Arturo Escobar (profesor, Universidad del Valle, Cali, Colombia; University of North Carolina, EEUU)

Carolina Coppel (productora de cine, Mexico)

Eduardo Viveiros de Castro (antropólogo, Universidade Federal, Rio de Janeiro, Brasil)

Paulina Fernandez (profesor de ciencias políticas, UNAM, México)

Compañía de teatro Tamèrantong! (París, Francia)

Paul Theroux (escritor, EEUU)

Fernanda Navarro (filósofa, UNAM, México)

Raúl Fornet-Betancourt (autor y profesor, Aachen, Alemania)

Claudia von Werlhof (profesora, Universidad de Innsbruck, Austria)

George Caffentzis (filósofo, University of Southern Maine, Portland, EEUU)

Miguel Altieri (profesor, University of California, Berkeley, EEUU)

Beatriz Aurora (pintora, México)

Carlos W. Porto Gonçalves (geógrafo, Universidades Federal Fluminense, Río de Janeiro, Brasil)

Chukki Nanjundaswamy (dirigenta campesina, KRRS, La Vía Campesina, India)

Baramee Chaiyarat (dirigente campesino, Assembly of the Poor, La Vía Campesina, Tailandia)

Jan Douwe van der Ploeg (profesor, Wageningen University, Holanda)

Mercedes Olivera (antropóloga, CESMECA, México)

Saturnino “Jun” Borras Jr. (profesor, Institute of Social Sciences, Holanda)

Marthin Hadiwinata (dirigente de pescadores, Traditional Fisherfolk Union, Indonesia)

Daniel Giménez Cacho (actor, México)

Sylvia Marcos (profesora, UNAM, México)

William I. Robinson (sociólogo, profesor, University of California, Santa Barbara, EEUU)

Colectivo de artistas Chto Delat (Rusia)

Teresa Niuvo (activista, Cataluña)

Ofelia Medina (actriz, México)

Begonia Lecumberri (activista, México)

Eduardo Matos Moctezuma (arqueólogo, México)

Roberto Marquez (director del grupo musical Illapu, Chile)

Cristina Rivera-Garza (escritora, México)

Tomas Ibañez (profesor, Universidad Autónoma de Barcelona, Cataluña)

Julieta Egurrola (actriz, México)

Jean Robert (escritor y arquitecto, Cuernavaca, México)

Emmánuel Lizcano (Universidad Nacional de Educación a Distancia, Madrid, España)

Elmer Mendoza (escritor, México)

Alicia Castellanos (antropóloga, UAM, México)

Carlos Taibo (profesor de ciencias políticas, Universidad autónoma de Madrid, España)

Antonio Ortuño (escritor, México)

Grimaldo Rengifo Vázquez (Programa Andino de Tecnologías Campesinas, Lima, Perú)

Gladys Faiffer Ramírez (Programa Andino de Tecnologías Campesinas, Lima, Perú)

Jorge Alonso (profesor-investigador, CIESA-Occidente, Guadalaraja, México)

Catherine Walsh (profesora, Universidad Andina Simón Bolívar, Ecuador)

Claudio Lomnitz (antrópologo, Columbia University, New York, EEUU)

Marina de Tavira (actriz, México)

Mireille Fanon-Mendès France (presidente de la Fondation Frantz Fanon International)

Sergio Tischler (BUAP, Puebla, México)

Fernando Matamoros (BUAP, Puebla, México)

Patricia Botero (profesora, Universidad de Antioquia, Medellín y Universidad de la
Tierra Manizales, Manizales, Colombia)

Eric Alliez (filósofo, Kingston University, Londres, Reino Unido y Université París 8, Francia)

Deborah Barndt (profesora, York University, Toronto, Canada)

Boaventura de Sousa Santos (profesor, Universidad de Coimbra, Portugal)

Santiago López Petit (filósofo, Universidad de Barcelona, Cataluña)

Richard Pithouse (profesor, Academic University of the Witwatersrand, Sudafrica)

Deborah Danowsky (filósofa, Pontifica Universidade Catolica, Rio de Janeiro, Brasil)

Fatma Alloo (escritora y comunicadora, Zanzíbar, Tanzania)

Anselm Jappe (filósofo, Accademia de Belle Arti, Sassari, Italia)

Ashish Kothari (activista, KALPAVRIKSH Environmental Action Group, India)

Samantha Hargreaves (directora, WoMin African Alliance, Sudafrica)

Enzo Traverso (profesor, Cornell University, EEUU)

Laksmi A. Savitri (profesora, University of Gadjah Mada, Indonesia)

Ovidiu Tichindeleanu (escritor, IDEA, Rumania)

Surnatural Orchestra (grupo musical, Francia)

Carmen Castillo (cineasta, Chile-Francia)

Malú Huacuja del Toro (escritora, New York, EEUU)

Kirk Helliker, (profesor, Rhodes University, Sudáfrica)

Lia Pinheiro Barbosa (profesora, Universidade Estadual do Ceará, Brasil)

Miguel Amorós (historiador, Barcelona, Cataluña)

Sang-Gyoon Kim (documentalista, Corea del Sur)

Corazon Valdez Fabros (abogada, International Peace Bureau, Filipinas)

Pravin Mote (dirigente, All India Forum of Forest Movements, India)

Devjit Nandi (dirigente, All India Forum of Forest Movements, India)

Walter Mignolo (profesor, Duke University, EEUU)

Peter Rosset (profesor, ECOSUR, México)

Ashlesha Khadse (coordinación, Amrita Bhoomi Center, La Vía Campesina, India)

Rodrigo Rey Rosa (escritor, Guatemala)

Alberto Barrera Tyszca (escritor, Venezuela)

Eric Nepomuceno (escritor, Brasil)

Francisco Goldman (escritor, EEUU/Guatemala)

Marina Garcés (filósofa, España)

Juan Cruz (escritor, España)

David Homel (escritor, Canadá)

Bruno Montané (poeta, Chile/España)

Paula Canal (agente literaria, España)

Adrian Arancibia (poeta, Chile)

Milton Fornaro (escritor, Uruguay)

Jorge Fondebrider (escritor, Argentina)

Vivian Scheinsohn (arqueóloga, Argentina)

Bárbara Belloc (escritora y editora, Argentina)

Teresa Arijón (poeta, Argentina)

Alcira Cuccia (escritora, Argentina)

Héctor Abad Faciolince, escritor. Colombia

Alonso Cueto (escritor, Perú)

Martín Caparrós (escritor, Argentina)

Frederic Amat (pintor, España)

Edgardo Cozarinsky (escritor, Argentina)

Daniel Vidal (pintor, Argentina)

Luis Altieri (pintor, Argentina)

Miguel Vitagliano (escritor, Argentina)

Sergio Chéjfec (escritor, Argentina)

Rubén Martínez (escritor, EEUU)

Jorge Aulicino (poeta, Argentina)

Edgardo Cozarinsky (escritor, Argentina)

John Gibler (poeta y periodista, EEUU)

Joani Hocquenghem (escritor, Oaxaca, México)

Elaine Hsiao (International Union for the Conservation of Nature, Ruanda)

Henry Veltmeyer (profesor, Universidad Autónoma de Zacatecas, México)

John Oakes (editor, OR Books, EEUU)

Britt Baatjes (profesora-investigador, Port Elizabeth, Sudáfrica)

Anne Harley (investigadora, Paulo Freire Project, University of KwaZulu-Natal, Sudáfrica)

Shalmali Guttal (directora, Focus on the Global South, Tailandia e India)

Philip McMichael (profesor, Cornell University, EEUU)

Darcy Tetreault (profesor, Universidad Autónoma de Zacatecas, México)

Richard Stahler-Sholk (profesor, Eastern Michigan University, EEUU)

Avijit Chatterjee (activista derechos indígenas, India)

Haroon Akram-Lodhi (profesor, Trent University, Canadá)

Tony Weis (profesor, University of Western Ontario, Canadá)

Kathleen McAfee (profesora, San Francisco State University, EEUU)

John Vandermeer (profesor, University of Michigan, EEUU)

Tomás Alberto Madrigal (adherente de la Sexta, trabajador de salud, EEUU)

Katharine Crocker Blake (empresaria, Chiapas, México)

Matt Meyer (secretario general, International Peace Research Association, EEUU)

Raúl Delgado Wise (profesor, Universidad Autónoma de Zacatecas, México)

Ronald Nigh (profesor, CIESAS, México)

Omar Felipe Giraldo (profesor, ECOSUR, México)

Olivier de Marcellus (activista, Suisa)

Lapapan Supamanta (activista, Rural Initiatives for Community and Ecology Association, Tailandia)

Natrin Chaonsri (activista, Thai Poor Act, Tailandia)

Sadaharu Oya (profesor, Hokkai-Gakuen University, Japón)

Daniela Del Bene (investigadora, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

Jennifer C. Franco (investigadora, TransNational Institute, Holanda)

Jack Kloppenburg (profesor, University of Wisconsin, EEUU)

Elizabeth Fitting (profesora, Dalhousie University, Canadá)

Peter Newell (profesor, University of Sussex, Reino Unido)

Susanna Hecht (profesora, University of California UCLA, EEUU)

Jai Sen (director, India Institute for Critical Action, India)

Mary Ann Manahan (investigadora activista, Marcha Mundial de Mujeres, Filipinas)

Claudio Cattaneo (profesor, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

MaryAnne Tenuto (coordinación, Chiapas Support Committee, EEUU)

Gerardo Alatorre Frenk (investigador, Universidad Veracruzana, México)

Ulli Röding (Red YA-BASTA-NETZ, Alemania)

Arnoldo García (poeta, Chiapas Support Committee, EEUU)

Malely Linares Sánchez (docente, UNAM, ciudad de México, México)

Pierre Rousset (activista, Europe Solidaire Sans Frontières, Francia)

Anne Petermann (directora, Global Justice Ecology Project, EEUU)

Susannah R. McCandless (directora, Global Diversity Foundation North America, EEUU)

Melanie Bush (profesora, Adelphi University, EEUU)

Sarah Sexton (analista activista, The Corner House, Inglaterra)

Nicholas Hildyard (analista activista, The Corner House, Inglaterra)

Larry Lohmann (analista activista, The Corner House, Inglaterra)

Kamal Mitra Chenoy (profesor, Jawaharlal Nehru University, India)

Boris Kagarlitsky (director, Institute for Globalisation Studies and Social Movements, Rusia)

Anna Harris (sicóloga, Inglaterra)

Gustave Massiah (economista, Initiatives Pour un Autre Monde, Francia)

Marjorie Jobson (activista, Khulumani Support Group, Sudafrica)

Patrick Bond (profesor, University of the Witwatersrand, Sudafrica)

Arnim Scheidel (profesor, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

Peter Swift (estudiante doctoral, University of Wisconsin, EEUU)

Emma McDonell (estudiante doctoral, Indiana University, EEUU)

Jorge Pinto (profesor, Universidade de Lisboa, Portugal)

Patrick Bresnihan (profesor, Trinity College, Irlanda)

Adam Jadhav (estudiante doctoral, University of California at Berkeley, EEUU)

J.P. Sapinski (profesor, Université de Moncton, Canadá)

Piran Azad (médico, Alemania)

Vasna Ramasar (profesora, Lund University, Suecia)

Regina Hansda (investigadora, Newcastle University, Inglaterra)

Leah Temper (investigadora, McGill University, Canadá)

Bob Thomson (activista, Peoples’ Social Forum, Canadá)

Dianne Rocheleau (profesora, Clark University, EEUU)

Luis Malaret (profesor, Community College of Rhode Island, EEUU)

Johanna Jacobi (profesora, University of Bern, Suiza)

Keith Hyams (profesor, Univeristy of Warwick, Inglaterra)

Raymond Bryant (profesor, King’s College of London, Inglaterra)

Anthony Ince (profesor, Cardiff University, Reino Unido)

Samir Delgado (poeta, Tren de los Poetas, México)

Michel Pimbert (profesor, University of Coventry, Inglaterra)

Stefano Portelli (investigador, University of Leicester, Inglaterra)

Patrick Chan (cooperativista, Sudafrica)

Natalia Paszkiewicz (profesora, University of Bath, Inglaterra)

Ivette Perfecto (profesora, University of Michigan, EEUU)

Carlotta Molfese (investigadora, Plymouth University, Inglaterra)

Miriam Boyer (activista, México via Berlin, Alemania)

Bengi Akbulut (profesor, Concordia University, Canadá)

Isabel Castillo (co-directora, River Road Unitarian Universalist Congregation, EEUU)

Freya Higgins-Desbiolles (profesora, University of South Australia, Australia)

Peter Clausing (coordinador, Companer@s de México del Sur A.C., Alemania)

Emily Caruso (directora, Global Diversity Foundation, Inglaterra)

Ben Cousins (profesor, University of the Western Cape, Sudafrica)

Alice Taherzadeh (investigadora, Cardiff University, Reino Unido)

Hung-Ying Chen (investigador, Durham University, Inglaterra)

Ruth Hall (profesora, University of the Western Cape, Sudafrica)

Nina I. Moeller (investigadora, University of Manchester, Inglaterra)

Leslie Gross-Wyrtzen (estudiante doctoral, Clark University, EEUU)

Laurence Cox (profesor, National University of Ireland Maynooth, Irlanda)

Abha Bhaiya (activista feminista, Jagori Rural Charitable Trust, India)

Ashwani Vasishth (profesor, Ramapo College, EEUU)

Miriam Lang (profesora, Universidad Andina Simón Bolivar, Ecuador)

Harris Charalambides (abogado, Chipre)

Yoann Moreau (antropólogo, Escuela de Mineria, Yagisawa, Japón)

Benjamín Cann (director y dramaturgo, México)

Brian Nissen (pintor, México)

Nadia Baram (fotógrafa, México)

Francisco Hinojosa (escritor, México)

Jordi Soler (escritor, México)

María René Prudencio (dramaturga, México)

Daniela Rea (periodista, México)

Álvaro Enrigue (escritor, México)

Javier Ledesma (editor, México)

Oscar Benassini (editor, México)

Nayeli García (investigadora, COLMEX, México)

Luis de Tavira (director de teatro, México)

Alberto Villarreal (director de teatro, México)

Raquel Araujo Madrea (directora de teatro, México)

Marcela Turati (periodista, México)

Raúl Silva (periodista, México)

Amelia Hinojosa (galerista, México)

Liliana García (historiadora, México)

Lorena Mata (maestra, México)

Natalia Beristáin (cineasta, México)

Pedro de Tavira (actor, México)

Stefanie Weiss (actriz, México)

Carlos Mendoza (filósofo y teólogo, México)

Yael Weiss (editora y traductora, México)

Pablo Reyna (investigador, México)

Ana Lydia Flores Marín (Universidad Iberoamericana, México)

Alejandra Rangel (promotora cultural, México)

Antonio Gritón (artista visual, México)

Diego Enrique Osorno (periodista, México)

Alma Karla Sandoval (escritora, México)

Naief Yehya (escritor, México)

Rubén Marín (periodista, México)

Paloma Robles (periodista, México)

Luciana Kaplan (cineasta, México)

Carlos Chimal (escritor, México)

Luz Emilia Aguilar Zínser (crítica e investigadora teatral, México)

Carlos Amorales (artista visual, México)

Daniel Aguilar Ruvalcaba (artista visual, México)

Carmen Boullosa (escritora, México)

Maya Goded (fotógrafa, México)

Guillermo Quijas (editor, México)

Gerardo Herrera Corral (físico, México)

Emiliano Ruiz Parra (periodista, México)

Verónica Gerber Bicecci (escritora, México)

Mónica del Villar (investigadora y editora, México)

Guillermo Espinosa Estrada (escritor, México)

Jorge Comensal (escritor, México)

Perla Yadira Coronado (académica, México)

Rubén Luna Castillo (académico, México)

Ma. Eugenia Sánchez Díaz de Rivera (académica, México)

Eduardo Almeida Acosta (académico, México)

Raúl Delgado Wise (sociólogo, México)

Inés Durán Matute (académica, México)

Rodrigo Camarena González (académico, México)

Carlos López Beltrán (escritor y filósofo, México)

Carmen Díaz Alba (profesora, México)

Raúl Romero (sociólogo, México)

Francisco Morfín (filósofo de la educación, México)

Raúl Arvizu (Director General para América Latina de Ocean Future Societies, México)

Rodrigo Navarro (Ocean Future Societies, México)

Oralba Castillo Nájera (profesora, UAEM, Cuernavaca, Morelos)

Norma Domínguez Quezada (profesora, Cuernavaca, Morelos)

Margarita Armella Delachica (profesora, Cuernavaca, Morelos)

Luz María Goribar del Río (terapeuta, Cuernavaca, Morelos)

Laura Bustos Hernández (Cuernavaca, Morelos)

María de Lourdes Lara (Cuernavaca, Morelos)

Tania Violeta Dávila Ramírez (psicóloga, Cuernavaca, Morelos)

Aurora Suárez (Cuernavaca, Morelos)

Servando Gaja (profesora, Cuernavaca, Morelos)

Martha Mata (antropóloga, Cuernavaca, Morelos)

Carolina Domínguez Quezada (socióloga, Cuernavaca, Morelos)

Coline Pla (estudios latinoamericanos, Cuernavaca, Morelos)

Ignacio López Guerrero (director escénico, Cuernavaca, Morelos)

Cristina del Carmen Vargas Bustos (terapeuta, Cuernavaca, Morelos)

Javier Ávila Aguirre, S.J. (Chihuahua, México)

Francisco Stockton Leal (Chihuahua, México)

Luis Aragón (Chihuahua, México)

Ricardo Ruiz Suárez Estrada (Chihuahua, México)

Roberto Carlos Robles Campos (Chihuahua, México)

Gloria Ilsel Loera Romero (Chihuahua, México)

Horacio Lagunas Cerda (antrópologo, Chihuahua, México)

Juan Jaime Loera González (Chihuahua, México)

Irma Henze (psicoanalista, Chihuahua, México)

Itzel Cervantes (Chihuahua, México)

Isabel Saldivar Ayala (Chihuahua, México)

Citlali Quintana Sapien (Chihuahua, México)

Patricia Martínez Escarza (Chihuahua, México)

Alma Rosa Dozal Estrada (Chihuahua, México)

Horacio Almanza Alcalde (Chihuahua, México)

Brenda Govea Medina (Chihuahua, México)

Georgina Gaona Pando (Chihuahua, México)

Tatiana Amor Aderman (Chihuahua, México)

Aline González Espinosa (Cuernevaca, México)

Óscar Ocampo Ayala (Cuernevaca, México)

Alma Sánchez Sanjz (Cuernevaca, México)

Carmen Jurado (Cuernevaca, México)

Diana Villalobos Díaz (Chihuahua, México)

María Elena Orozco (antropóloga, UPN, Chihuahua, México)

Susana Navarrete López (antropóloga, Chihuahua, México)

Pablo Ortiz Gurrola (Chihuahua, México)

Adriana Alcaraz (Chihuahua, México)

Julika Bond (maestra jubilada, México)

Vilma Almendra (Pueblos en camino, Colombia)

Emmanuel Rozental (Pueblos en camino, Colombia)

Claudia Isabel Serrano Otero (Universidad del Cauca, Popayán, Colombia)

Claudia Liliana Meza Romero (Bogotá, Colombia)

Pavel López Flores (CIDES-UMSA, La Paz, Bolivia)

Ana Vera (Surkuna, Ecuador)

Natalia Sierra (profesora-investigadora, Ecuador)

Salvador Schavelzon (profesor, Universidad de São Paulo, Brasil)

Oscar Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Marcela Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Natali Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Camila Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Marcelo Rojas (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Freddy Beltrán (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Roberto Escóbar (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Max Fuentes (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Aleida Liendo (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Eduardo Nash (HIJOS, Argentina)

Nicolás David Falcoff (músico, Argentina)

Guillerima Acosta (música, Argentina)

Néstor Augusto López (Revista Herramienta y Comunizar, Buenos Aires, Argentina)

Luis Menéndez Bardamu (sociólogo, Universidad de Buenos Aires, Argentina)

Irene del Sol (odontopediatra, Universidad de Buenos Aires, Argentina)

Peter Pál Pelbart (filósofo, Pontificale Universidad Catolica, São Paulo, Brasil)

Amarildo Ferreira Júnior (profesor, IFRR, Boa Vista, Brasil)

Sara Santacruz Vinueza (socióloga, Quito, Ecuador)

Nitram (hip hop autónomo rebelde, Quito, Ecuador)

Fredi Casco (artista, Asunción, Paraguay)

Ticio Escobar (crítico cultural, Asunción, Paraguay)

Bruno Delbecchi (periodista, Salvador de Bahia, Brasil)

Inácio Neutzling (Instituto Humanitas Unisinos, Sao Leopoldo, Brasil)

Pedro de Assis Ribeiro de Oliveira (sociólogo, profesor, Juiz de Fora, Brasil)

André Langer (sociólogo, Faculdade Vicentina, Curitiba, Brasil)

Elba Mercedes Palacios (colectivo Sentipensar Afrodiaspórico, Colombia)

Edith Lopez Ovalle (artista visual, Guatemala/México)

Diógenes Díaz (antropólogo, Colombia)

Valentina Díaz (colectivo Hierba, Colombia)

Vanda Ianowski (docente, Universidad Nacional del Comahue, Argentina)

Andrés Figueroa Cornejo (periodista, Resumen Latinoamericano y Kaos en la red, Chile)

René Vasco Irurzun (Argentina)

Carlos Arango Calad (psicólogo, Universidad del Valle, Cali, Colombia)

Maria Clara Lanari Bo (educadora, Rio de Janeiro, Brasil)

Derly Constanza Cuetia Dagua (Pueblo Nasa y Pueblos en Camino, Cauca, Colombia)

Francis Pacheco da Silva (Profesor del Estado do Rio Grande do Sul, Viamão, Brasil)

Malena Martinez Cabrera (cineasta, Perú – Austria)

Dora María Yagarí González (Medellín, Colombia)

Patricia Rios Brandi (Porto Alegre, Brasil)

Alexander Panez Pinto (colectivo LEMTO/UFF, Brasil)

Juan Wahren (Universidad de Buenos Aires, Argentina)

Miguel Teubal (escritor, Buenos Aires, Argentina)

Emiliano Teran Mantovani (Observatorio de Ecología Política, Caracas, Venezuela)

Francisco Javier Velasco (antropólogo, OEP, Caracas, Venezuela)

Liliana Buitrago Arévalo (investigadora, OEP, Caracas, Venezuela)

Juan M. Planas (sociólogo, OEP, Caracas, Venezuela)

Marcela Claudia Lafon (Neuquén, Argentina)

Luis Daniel Hocsman (investigador, CONICET, Argentina)

Valentin Val (independiente, Argentina, México)

Hilda Imas (empleada, GCBA, Buenos Aires, Argentina)

Lucia Scrimini (Buenos Aires, Argentina)

Miriam Lang (Universidad Andina Simón Bolívar, Quito, Ecuador)

Neka Jara (Argentina)

Maba Jara (Argentina)

Juan Sotelo (Buenos Aires, Argentina)

Pablo René Pons (Argentina)

Somayeh Khajvandi (socióloga, kurda de Iran instalada en Francia)

ehrouz Safdari (traductor, kurdo de Iran instalado en Francia)

Farzan Nasr (traductor y artista, Ispahan, Iran)

Amin Bozorgian (sociólogo, iraní instalado en Francia)

Sylvie Glissant (directora del “Institut du Tout-monde”, Francia)

Fabien Cohen (secretario general de FAL, France-Amérique-Latine, Francia)

Ana Cecilia Dinerstein (profesora, Bath University, Reino Unido)

Bernard Duterme (sociólogo, director del CETRI – Centre tricontinental, Bélgica)

Eleni Varika (profesora, Université París 8, Francia)

Christian Laval (sociólogo, profesor, Université Paris Nanterre, Francia)

Pierre Dardot (filósofo, investigador, Université Paris Nanterre, Francia)

Pierre Sauvêtre (profesor-investigador, Université Paris Nanterre, Francia)

Judith Revel (filósofa, profesora, Université París Nanterre, Francia)

François Gèze (éditor, París, Francia)

Rémy Toulouse (editor, La Découverte, París, Francia)

Loïc Blondiaux (profesor de ciencias políticas, Université Paris 1, Francia)

Yvon Le Bot (sociólogo, París, Francia)

Michel Wieviorka (sociólogo, París, Francia)

Geneviève Azam (economista, Toulouse, Francia)

Barbara Glowczewski (antrópologa, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

François Cusset (profesor de estudios americanos, Université Paris-Nanterre, Francia)

Christophe Bonneuil (historiador, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Josep Rafanell y Orra (psicólogo y escritor, París, Francia)

Ludivine Bantigny (historiadora, Universidad de Rouen-Normandie, Francia)

Gilles Rivière (antropólogo, EHE/SS, París, France)

Irène Bellier (antropóloga, Centre National de la Recherche Scientifique, Francia)

Thomas Coutrot (economista, ex-vocero de Attac-France, Francia)

Alain Musset (geografo, director de estudios, EHESS, París, Francia)

Jean-Claude Bonne (historiador de arte, director de estudios, EHESS, París, Francia)

Jérôme Baschet (historiador, EHESS, París, Francia)

Eric Michaud (historiador de arte, director de estudios, EHESS, París, Francia)

Houari Touati (director de estudios, EHESS, París, Francia)

Jacques Revel (historiador, EHESS, París, Francia)

Philippe Minard (historiador, profesor, Université Paris 8 y EHESS, Francia)

María Stavrinaki (profesora-investigadora, Université de Paris 1-Sorbonne, Francia)

Jean-Louis Tornatore (professor, Université de Bourgogne, Francia)

Alessandro Stella (historiador, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

François Jarrige (historiador, Université de Bourgogne, Francia)

Carlo Vercellone (economista, profesor Université Paris 8, Francia)

Philippe Corcuff (profesor de ciencias políticas, Institut d’Etudes Politiques, Lyon, Francia)

Alexis Chaussalet (Attac-France, París, Francia)

Franck Gaudichaud (profesor, Université de Grenoble, copresidente de France-Amérique-Latine)

Marc Hatzfeld (antropólogo, Durban-Corbières, Francia)

Christian Arnsperger (profesor, Université de LaEEUUnne, Suisse)

Guillaume Faburel (profesor-investigador, Université de Lyon 2, Francia)

Régine Plas (profesora, Université París Descartes, Francia)

Géronimo Diese (científico-activista, Francia)

Marc Tomsin (editor, Rue des Cascades, París, Francia)

Johan Badour (editor, Divergences, París, Francia)

Aline Pailler (periodista, ex-diputada del Parlemento Europeo, Ariège, Francia)

Alexandre Escudier (investigador, Fondation Nationale des Sciences Politiques, París, Francia)

Gil Bartholeyns (profesor-investigador, Université de Lille, Francia)

Thomas Golsenne (profesor-investigador, Université de Lille, Francia)

Elise Lowy (socióloga, Revue EcoRev’, París, Francia)

Anna Fontes (profesora, Université Sorbonne Nouvelle- París 3, Francia)

Vanessa Manceron (antropóloga, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Karine Parrot (jurista, profesora, Université de Cergy-Pontoise, Francia)

Patricia Pol (profesora-investigadora, Université Paris-Est Créteil, Francia)

Françoise Escarpit (periodista, Bordeaux, Francia)

Sylvia Pérez-Vitoria (socio-economista, París, Francia)

Paul Ariès (director de la revista “Les Zindigné(e)s, Francia)

Beatrice Bonne (traductora, París, Francia)

Annick Stevens (filósofa, Université populaire de Marseille, Francia)

Jean-Michel Guillon (investigador, Université Paris Sud, Orsay, Francia)

Alain Damasio (escritor, Marseille, Francia)

Serge Quadruppani (escritor y traductor, Francia)

Maguy Marin (coreógrafa, Lyon, Francia)

Bonga (compositor-intérprete, Francia)

Serge Pey (poeta, Toulouse, Francia)

Brice Bonfanti (poeta-obrero, Grenoble, Francia)

Bertrand Meunier (fotógrafo, Tendance Floue, París, Francia)

Jacques Kebadian (cineasta, París, Francia)

Nicolas Défossé (cineasta, París, Francia)

Jean-François Galotte (cineasta, Colombes, Francia)

Claudine Baschet (actriz, París, Francia)

François-Xavier Drouet (cineasta, Faux-la-Montagne, Francia)

Christine Pellicane (director de teatro, París, Francia)

Philippe Maymat (actor, París, Francia)

Aida Kebadian (pintora, París, Francia)

Yannick Reix (director del “Café des images”, Caen, Francia)

Christian Valdelièvre (productor, Francia-México)

Marco Candore (artista, París, Francia)

Franssou Prenant (cineasta, París, Francia)

Dominique Dou (escritora, París, Francia)

Christian Carez (fotógrafo, Beersel, Bélgica)

Claire Doyon (cineasta, París, Francia)

Eric Premel (cineasta, ex-director del Festival de cine de Douarnenez, Francia)

Valentin Schaepelynck (profesor investigador, Université Paris 8, Francia)

Chloe Maillet (profesora de historia del arte, ESBA, Angers, Francia)

Christine Lapostolle (profesora, Ecole Européenne Supérieure d’Arts de Bretagne, Francia)

Kristina Solomoukha (artista y profesora, EESAB, Rennes y EnsAD, París, Francia)

Francesca Cozzolino (profesora-investigadora, EnsAD, París, Francia)

Francesca Martinez Tagliavia (profesora, Scuola de Belle Arti, Palermo, Italia)

Gaelle Hauptmann (artista, Quimper, Francia)

Jean Rochard (productor de música, París, Francia)

Jean-Baptiste Vidalou (escritor, Francia)

Régis Hébette (director del teatro L’Echangeur, Bagnolet, Francia)

Claire Moyrand (escritora, París, Francia)

Guillaume Lasserre (crítico de arte, París, Francia)

Émile Ouroumov (director del centro de arte BBB, Toulouse, Francia)

Benjamin Landsberger (productor ejecutivo, Maisons-Laffitte, Francia)

Kayler Stéphane (medios audiovisuales, París, Francia)

Antoine Boute (escritor, Bruxelles, Bélgica)

Paolo Codeluppi (artista y fotógrafo, Bagnolet, Francia)

Maryline Brustolin (galerista de arte, París, Francia)

Dominique Mathieu (artista, París, Francia)

David Benassayag (editor y director de centro de arte, Cherbourg, Francia)

Yves Raynaud (grafista, Villiers-sur-Morin, Francia)

Hélène Roux (socióloga, Université París 1, Francia)

Willy Gianinazzi (historien, París, Francia)

Maud Pérez-Simon (profesor, Université Sorbonne Nouvelle – Paris 3, Francia)

Violaine Delteil (socio-economista, Université Sorbonne Nouvelle Paris 3, Francia)

Patrick Dieuaide (Université Sorbonne Nouvelle París 3, Francia)

Odile Henry (socióloga, Université Paris 8 Vincennes, Francia)

Guillaume Goutte (corector de prensa, CGT, París, Francia)

Angeles Alonso Espinosa (antropóloga, París, Francia)

David Scemla (abogado, París, Francia)

Marie-Christine Callet (París, Francia)

Nadine Verdier (Attac-France, Cahors, Francia)

Michèle Plantain (Attac-France, Noyelles sur Selle, Francia)

Marc Saracino (fundador del Festival de cinema “Résistances”, Foix, Francia)

Marie-Luce Rauzy (editora, EHESS, Marseille, Francia)

Davide Gallo Lassere (investigador, Université París Nanterre, Francia)

Fabrice Flipo (filósofo, París, Francia)

Pierre Bance (editor, París, Francia)

Christian Mahieux (Réseau Syndical International de Solidarité et de Lutte, Francia)

Stéphane Enjalran (Union syndicale Solidaires, Francia)

Verveine Angeli (Union syndicale Solidaires, Francia)

Cybèle David (fédération SUD éducation, Francia)

Nara Cladera, (fédération SUD éducation, Francia)

Eric Decamps, (fédération SUD Rail, Francia)

Raphaël Millon (Solidaires Jeunesse et Sports, Francia)

Marc Tzwangue (Union syndicale Sud Industrie, Francia)

Yann Renoult (Sud éducation 93, Francia)

Elodie Douvry (Sud éducation 93, Francia)

Hortensia Ines (Sud éducation 66, Francia)

Valérie Duguet (Sud éducation 87, Francia)

Laura Voilqué (asociación La Ligne d’horizon, París, Francia)

Claude Micmacher (arquitecto, Réseau français des Ecocentres, Périgueux, Francia)

Jocelyne Cambuzat (Limoges, Francia)

Omar Kezouit (Attac-Paris, Francia)

Pascal Girard (profesor, Vanves, Francia)

Marcel Caucheteux (Attac-France, Lille, Francia)

Dolores Vázquez-Salvadores (profesora de español, París, Francia)

Arnaud Tomès (profesor de filosofía, Strasbourg, Francia)

Néstor Vega Salazar (París, Francia)

Lise Bouzidi Vega (París, Francia)

Violeta Salvatierra (estudios coreográficos, Université Paris 8, Francia)

Jacqueline Balvet (retraitée, Attac-France, Gard, France)

Christian Godeux (Cévennes, Francia)

Pierre Mallet (marinero, Marseille, Francia)

Matías Possner (Grupo Chiapas, Austria)

Pablo Campoy (politólogo, Holanda)

Didier Harpagès (profesor, Hondschoote, Francia)

Guy Michel (profesor, Sauvian, Francia)

Christian Ferrié (profesor de filosofía, Strasbourg, Francia)

Suzanne Hildebrandt (politóloga, Strasbourg, Francia)

Stéphane Douailler (filósofo, profesor Université Paris 8, Francia)

Anouk Anglade (estudiante, Université París 8, Francia)

Blandine Gravelin (Université París 1, Francia)

Rozenn Milin (periodista, Landunvez, Francia)

Yolaine Puche (empleada, Tours, Francia)

Raphaël Guesuraga (profesor, Saint-Leu-la-Forêt, Francia)

Vasiliki Zachari (investigadora, EHESS, París, Francia)

Alizé Lacoste Jeanson (antrópologa, Bordeaux, Francia)

Nicolas Flesch (escritor, París, Francia)

Garance Tefnin (Saint-Alban des Hurtières, Francia)

Gécile Menard (director de escuela secundaria, Paris, Francia)

Catherine Gégout (ex-regidora de la ciudad de París, Francia)

Gabriel Gau (regidor de la ciudad de París, Francia)

Fany Gaillanne (regidora de la ciudad de París, Francia)

Marie-Christine Haensler Dussel (Attac-Valenciennes, Marly, Francia)

Jean-Michel Armagnac (Agen, Francia)

Ani Kebadian (París, Francia)

Jacques Voilqué (París, Francia)

Sylvie Poignant (París, Francia)

Jeanne Dacenko (París, Francia)

Joseph Dekkers (París, Francia)

Moira Gey Smith (architecte, París, Francia)

Julien Grimaud (profesor de preparatoria, Dunkerque, Francia)

Amélie Benassayag (Argenton s/Creuse, Francia)

Ladislas de Monge (Villon, Francia)

Eleni Konstantinidou (Sálonica, Grecia)

Geert Carpels (Wodeck, Bélgica)

Mieke Krul (Virginal-Samme, Bélgica)

Ariane Vaneigem (Braine, Bélgica)

Fanchon Daemers (artista-música, Spa, Bélgica)

Anne Hustache (Bruxelles, Bélgica)

Philippe Delsupehe (Bruxelles, Bélgica)

Jean Delsupehe (Bruxelles, Bélgica)

Caroline Delsupehe (Bruxelles, Bélgica)

Renaud Tefnin (Yvignac La Tour, Francia)

Stephan Peleman (Rumst, Bélgica)

Isabelle Privé (Lessines, Bélgica)

Jean-Marie Hoppe (Lessines, Bélgica)

Thérèse Dubrule (Lessines, Bélgica)

Michel y Michèle Meli (Olignies, Bélgica)

Daniel Betche (Lessines, Bélgica)

Brigitte Tack (Linkebeek, Bélgica)

Chiara Vaneigem (Mons, Bélgica)

María Grazia Macchia (librera, Madrid, España)

Giuseppe Maio (editor, Madrid, España)

Hector Zamora (artista visual, Lisboa, Portugal)

Cecilia Brunson (galerista de arte, Londres, Reino Unido)

Adnan Celik (investigador, University of Sussex, Reino Unido)

Peggy Rivage-Seul (profesora, Berea College, Berea, EEUU)

Anu Sharma (profesora, Wesleyan University, Middletown, EEUU)

Frédéric Neyrat (filósofo, University of Wisconsin-Madison, EEUU)

Laura Weigert (profesor, Rutgers University, New Brunswick, EEUU)

Nelson Maldonado-Torres (profesor, Rutgers University, New Brunswick, EEUU)

Rudolph Bell (historiador, Rutgers University, New Brunswick, EEUU)

Ángel Luis Lara (profesor, State University of New York, EEUU)

Margaret Cerullo (sociologist, Hampshire College, EEUU)

Elisa Brilli (profesor, University of Toronto, Canada)

Didier Méhu (historiador, Université Laval, Québec, Canada)

Sylvie Poirier (antrópologo, Université Laval, Québec, Canada)

Marcel Sévigny (Fabrique d’autonomie collective, Pointe-Saint-Charles, Montreal, Canada)

Joe Parker (professor, Pitzer College, EEUU)

Stefan Ali (abogado, Columbus, Ohio, EEUU)

Jared Sacks (Columbia University, New York, EEUU)

Isaac Butler-Brown (profesor de música, Wesleyan University, Middletown, EEUU)

Kate Gilbert (estudiante, Wesleyan University, Middletown, EEUU)

Alice Markham-Cantor (escritora, EEUU)

Angela Miles (Toronto Women for a Just and Healthy Planet, Toronto, Canada)

Stephan Dobson (York University, Toronto, Canada)

Carla Bergman (escritora, Vancouver, Canada)

Francis Dupuis-Déri (profesor de ciencias políticas, Université du Québec à Montréal, Canada)

Joanne Robertson (escritor y protector del agua, Sault Ste. Marie, Canada)

Dave Bleakney (Canadian Union of Postal Workers, Ottawa, Canada)

Claude Rioux (editor, Editions de la rue Dorion, Montreal, Canada)

Arthur Clark (físico, Calgary Centre for Global Community, Calgary, Canada)

Justin Podur (York University, Toronto, Canada)

Mike Antoniades (Toronto, Canada)

Solomon Thompson (psicólogo, York University, Canada)

Leonidas Oikonomakis (antrópologo, Durham University, Reino Unido)

Eurig Scandrett (Queen Margaret University, Edinburgh, Scotland)

Erik Swyngedouw (profesor, University of Manchester, Inglaterra)

Richard White (profesor, Bath Spa University, Inglaterra)

Siobhan McGrath (profesora, Durham University, Inglaterra)

Ingrid Marek (trabajadora social, Alemania)

Vyacheslav Azarov (Unión de Anarquistas de Ucrania, Ucrania)

Andrii Ishchenko (historiador, coordinador del sindicato Zahist Pratzi, Ucrania)

Oleg Yasinsky (periodista, Ucrania-Chile)

Andriy Manchuk (periodista, Ucrania)

Vladimir Mironenko (pintor y periodista, Belarus)

Olzhas Kozhakmet (periodista, Kazakhstan)

Andrey Konstantinov (científico, Rusia)

Marina Stepanova (científico, Rusia)

Vladimir Khazanov (jubilado, Rusia)

Mikhail Smirnov (docente Rusia)

Svyatoslav Konstantinov (estudiante, Rusia)

Artem Kirpichenok (historiador y periodista, Rusia)

Rustem Safronov (periodista agencia Sputnik, Rusia)

Nikita Sutyrin (documentalista, Rusia)

Nika Dubrovsky (pintora y activista, Rusia)

Rosalba Icaza (profesora e investigadora, Holanda)

Rolando Vazquez (profesor e investigador, Holanda)

Jaime Pastor (politólogo y editor de Viento Sur, España)

Pepe Mejía (periodista y activista social, Madrid, España)

Joaquin Valdivielso (filósofo, profesor, Universitat de les Illes Balears, España)

Federico Demaria (investigador, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

Ines Morales Bernardos (estudiante, Universidad de Cordoba, España)

Olga Clavería Iranzo (profesional de artes gráficas, Segovia, España)

Teresa González de Chávez Fdez (Islas Canarias, España)

Ana Miranda (eurodiputada, Bloque Nacionalista Galego, España)

Rocío Paula Martínez Oliart (librera, Madrid, España)

Aldo Zanchetta (animador social, Lucca, Italia)

Brunella Zanchetta (animadora, Lucca, Italia)

William Otchere-Darko (estdiante doctoral, University of Milan-Bicocca, Italia)

Federico Venturini (activista, Italia)

Alessio Ciacci (promotor social, Italia)

Salvatore Palidda (profesor, Universitá degli Studi, Genova, Italia)

Angelo Baracca (físico, profesor, Universitá di Firenze, Italia)

Vittorio Sergi (profesor, Universitá degli Studi di Urbino, Italia)

Gianfranco Crua (Carovane Migranti, Italia)

Patrizia Peinetti (Carovane Migranti, Italia)

Silvana Botassis (doctora, Milan, Italia)

Roberto Bugliani (escritor, La Spezia, Italia)

Andrea Vento (docente, Pisa, Italia)

Serena Campani (docente, Pisa, Italia)
Adele Cozzi (Bologna, Italia)

Mauro Rubichi (animador social, Livorno, Italia)

Ugo Zamburru (psiquiatra, Centro Cultural Caffè Basaglia, Torino, Italia)

Ornella Granito (presidente de Caffè Basaglia, Torino, Italia)

Marco Bassani (Italia)

Gianni Monti (Potere al Popolo, Assemblea Beni Comuni/Diritti, Firenze, Italia)

Elisa Patrizia Frediani (Lucca, Italia)

Simone Ferrari (Italia)

Gaia Capogna (Roma, Italia)

Alessio Ciacci (espero de ecología, Lucca, Italia)

Suna Di Gino (Italia)

Organizaciones y colectivos:

Movimiento Liberación de Kurdistán (representación en América Latina)

Colectivo Paso Doble de Apoyo al CIG (Morelos, México)

Red Morelense de Resistencia y Rebeldía en apoyo al CIG (México)

Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (Chihuahua, México)

CECADDHI A.C. (Chihuahua, México)

Colectivo Pirata Tlahuicas, Cuernavaca, México)

Colectivo la Flor de la Palabra (Cuernavaca, México)

Colectivo #artecorreomigrante (Chihuahua, México)

Red de apoyo al CIG de Chihuahua (México)

Consejo Civico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH, Honduras)

H.I.J.O.S. (Guatemala)

Movimiento Campesino de Nicaragua

Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (Ecuador)

Ecuarunari (Ecuador)

Guerrerxs del agua (Fundación Abril, Escuela Andina del Agua, Cochabamba, Bolivia)

Alianza Territorial Mapuche (país Mapuche en Chile)

Observatorio de Ecología Política de Venezuela (Caracas, Venezuela)

CRY-GEAM (Defensa de la naturaleza, Barrancabermeja, Colombia)

Red Latina sin fronteras

Minga del pensamiento (Colombia)

Creapaz (Colombia)

La Matria (Colombia)

Mala Hierba (Colombia)

Comunativa (suroccidente de Colombia)

H.I.J.OS. (Mar de Plata, Argentina)

Asamblea Comarcal Contra el Saqueo (Lago Puelo, Provincia de Chubut, Argentina)

Frente Popular Dario, Santillan, Corriente Nacional de Argentina

Asamblea Vecinal de Puerto Pirámides (Chubut, Patagonia, Argentina)

Asamblea en Defensa del Territorio de Puerto Madryn (Puerto Madryn, Argentina)

Fundaciòn Uñopatun (Provincia Rio Negro, Argentina)

Página Web Comunizar (Argentina)

Radio comunitaria El Grito (Traslasierra, Córdova, Argentina)

Después de la deriva (programa de radio, Buenos Aires, Argentina)

Semillero de experiencias autónomas anticapitalistas (Argentina)

Colectivo La Fogata (Buenos Aires, Argentina)

Arte x Libertad (Rosario, Argentina)

Mestizas (Rosario, Argentina)

Unión Solidaria de Comunidades (Pueblo Diaguita Cacano, Santiago del Estero, Argentina)

Sociedad Civil Coheju (Gran Buenos Aires, Argentina)

Grupo de apoyo a la Sexta Declaración del EZLN (Rosario, Argentina)

Casa de la Memoria (Rosario, Argentina)

Radio La Colectiva (Buenos Aires, Argentina)

Colectivo Familiares y Amigxs de Luciano Arruga (Argentina)

Radio Zona Libre (Argentina)

Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas (CONAMURI, La Vía Campesina, Paraguay)

Universidad de la Tierra (Puebla, México)

Centro Social Ruptura de Guadalajara (México)

Movement for National Land Reform (La Vía Campesina, Sri Lanka)

Focus on the Global South (Tailandia)

Woman Health (Filipinas)

Sindicato de Trabajadores Fronterizos (La Vía Campesina, EEUU)

Food First/Institute for Food and Development Policy (EEUU)

Chiapas Support Committee (EEUU)

Sindicato Labrego Galego (España)

Solidaridad Directa con Chiapas (Zurich, Suiza)

Moins!, journal romand d’écologie politique (Vevey, Suiza)

Εκδόσεις των ξένων (Editorial de los extranjeros, Grecia)

Kaffeekollektiv Aroma Zapatista eG (Alemania)

Projekt Knotenpunkt Schwalbach am Taunus, Red Ya Basta Netz Deutschland y Ya Basta Rhein-Main (Alemania)

Global Diversity Foundation (Inglaterra)

Gruppe B.A.S.T.A. (coletivo, Alemania)

Friends of the Landless Association (Finlandia)

NGO Action from Ireland (Irlanda)

Afrika Kontakt (Dinamarca)

Internationalt Forum (Dinamarca)

BIZILUR, Asociación para la Cooperación y el Desarrollo de los Pueblos (País Vasco)

Colectivo CafeZ (Liège, Bélgica)

Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Lucha

Union syndicale Solidaires (Francia)

Fédération SUD Education (Francia)

Union syndicale Solidaires 66 (Francia)

Comités syndicalistes révolutionnaires (Francia)

Attac-France, Francia

Comité de redacción de la revista EcoRev’ (Francia)

Club Communal de Tarnac (Francia)

Asociación “Terre et Liberté pour Arauco, Wallmapu” (Francia)

Collectif Guatemala (París, Francia)

Radio Zinzine (Aix-en-Provence, Francia)

Asociación “La Ligne d’Horizon – Les amis de François Partant” (Francia)

Colectivo “Questions de classe(s)”- Revista N’Autre école (Francia)

Jeunes Ecologistes (Francia)

Compañía de teatro Jolie Môme (Saint-Denis, Francia)

Compañía de teatro del Timon (París, Francia)

Compañía de teatro Izidoria (Lyon, Francia)

Compañía de teatro La Bad’j (Saint-Denis, Francia)

Compañía de danza Djab (Marseille, Francia)

Compañía Tatcha (Nantes, Francia)

[Memoria para la resistencia] B.C.SUR Y EL LEVANTAMIENTO INDÍGENA HACE 25 AÑOS

Por Gilberto Piñeda Bañuelos

Hace 25 años, cuando emergió el levantamiento armado indígena y salió a luz pública el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), yo me encontraba  en Cuba en un curso de especialización en la facultad de Economía de la Universidad de La Habana preparando lo que en los próximo años sería un posgrado en Economía Política que finalmente, afortunadamente concluí cinco años después con una tesis doctoral precisamente sobre Las reformas económicas en Cuba: de una economía centralizada a una economía descentralizada (1959-1998). Recordemos que para esa fecha se había derrumbado el llamado “Campo Socialista” y Cuba vivía un ”periodo especial” al borde del derrumbe que fue probablemente el momento de mayor pobreza en Cuba pues su economía dependía casi totalmente de la Economías Soviética y de la Europa Oriental. Para la gran mayoría de los académicos en México y el Mundo que nos orientamos por el variado espectro del pensamiento marxista, entre los que me incluyo, era una de las hipótesis más probable:  el inminente derrumbe de la economía cubana y con ella del Partido Comunista de Cuba. No fue así. El gobierno  cubano logró resistir a las tentaciones mayores del capitalismo aunque se vio obligado a incorporar una economía de mercado en algunas sectores incluida la Inversión Extranjera Directa.

Para ese momento, aunque la Unión Soviética  dominaba una economía burocráticamente centralizada no capitalista  con un gobierno dictatorial y una sociedad dominada por el sistema de partido púnico,  aunque no representaba ni al marxismo crítico  ni al socialismo democrático ni al comunismo de Marx, el capitalismo se encargó de identificar el derrumbe del llamado “campo socialista” con el derrumbe del pensamiento marxista que había encabezado las revoluciones socialistas incluyendo la rusa de 1917, pero también la china, la vietnamita y la cubana. El marxismo crítico logró sobrevivir, entre otros el pensamiento trotskista  que cuestionó radicalmente no solo al capitalismo sino también al estalinismo dominante en el llamado “campo socialista” y en los partidos comunistas del mundo occidental. Por eso, en muchas partes de México y el Mundo  al conocerse la rebelión  armada del 1 de enero de 1994 a la manera de las revoluciones socialistas clásicas, se asoció con el pensamiento marxista; sin embargo, no pasó mucho tiempo para percatarnos que el pensamiento dominante no era el marxismo sin el pensamiento indígena.

El día primero de enero de 1994 en la noche, en casa de Doña Conchita donde yo vivía allá por el barrio El Vedado de La Habana a cuatro cuadras del Malecón,  vi en el noticiero internacional de  televisión cubana las primeras imágenes del levantamiento armado de indígenas que le dieron la vuelta al mundo; escuche parte de la lectura de la Primera Declaración de la Selva Lacandona leída por un Comandante indígena de una organización que dijeron llamarse Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y también escuche las palabras de un mestizo con pasamontañas junto a miles de indígenas levantados en armas, que dijo a la prensa llamarse “Marcos”, Subcomandante Marcos”, así dijo. Hasta ese momento no entendía lo que realmente sucedía en Méxco, pues antes del 1 de enero de 1994, no se sabía absolutamente nada del EZLN, pero después supimos que ya tenía 10 años organizándose en la clandestinidad; que en 1992 los pueblos indígena habían realizado asambleas en todo el territorio zapatista en las que acordaron levantarse en armas; y que en diciembre de 1993 había distribuido el No.1 del periódico del EZLN  que le pusieron  EL DESPERTADOR MEXICANO  donde decían, en la víspera del alzamiento, “..cumple con la tarea de informar a nuestro pueblo sobre el desarrollo de la guerra justa que hemos declarado a nuestros enemigos de clase. En este primer número presentamos la Declaración de Guerra que hacemos al ejército federal, y se dan a conocer las Órdenes que deben cumplir los Jefes y Oficiales de tropa del EZLN en su avance por el territorio nacional. Asimismo, se presentan las Leyes Revolucionarias que se impondrán, con el apoyo de los pueblos en lucha, en los territorios liberados para garantizar su control revolucionario y las bases para empezar a construir una Patria nueva”. El periódico no podía tener mejor nombre, pues el levantamiento armado con miles de zapatistas tomando las cabeceras municipales de Ocosingo, San Cristóbal de Las Casas, Las Margaritas, Altamirano y Palenque  en verdad que hizo voltear a los mexicanos hacia el mundo indígena, a los que antes del levantamiento no tenían rostro, pero fue el caso que el 1 de enero de 1994 fueron visibles en todo el territorio nacional y en el mundo entero. Ya pasaron 25 años y los comunicados del EZLN el 31 de diciembre de 2018 y del 1 de enero de 2019,  por lo que dicen pareciera que la inmensa mayoría de la población mexicana, ha dejado solos de nuevo a los miles de indígenas zapatistas,  al menos así lo dejaron ver con su palabra en este 25 aniversario del levantamiento indígena en el Caracol de La Realidad, Madre de los Caracoles Mar de Nuestros Sueños que más adelante comentaremos

Yo regresé a La Paz hasta febrero de 1994, mes en que se iniciarían los Diálogos en la Catedral de San Cristóbal de Las Casas, pero para esas fechas todos mis compañeros y compañeras del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), organización a la que pertenecíamos se habían incorporado a las movilizaciones callejeras en La Paz por la paz en Chiapas desde los primeros días de enero de 1994 en solidaridad con el movimiento zapatista que acababa de surgir; aunque en este año, el PRT a nivel nacional había acordado apoyar la candidatura presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas, que por cierto, fue uno de los personajes que el EZLN convocó a participar en la Convención Nacional Democrática (CND)  a realizarse en territorio zapatista en agosto de 1994  con base en  la Segunda Declaración de la Selva Lacandona emitida por el EZLN el 10 de junio de ese año. A la CND asistió una amplia delegación  de Baja California Sur, de la cual más de la mitad eran militantes y simpatizantes del PRT de la ciudad de La Paz y el resto de otros partidos como el PRD y curiosamente hasta una diputada del PAN asistió a la Convención.

El PRT local se disolvió después de las elecciones presidenciales  de 1994 en un acto que se realizó en su local donde asistieron dos decenas de militantes, para incorporarse posteriormente a los Comités Civiles de Dialogo  que acompañó al movimiento zapatista;  un local que fue la sede de las iniciativas tomadas durante  25 años por el EZLN (CND, CCD, MLN, FZLN, Otra Campaña, Red de Apoyo al CIG). A 25 años de distancia el local es ahora el Centro Cultural Ricardo Flores Magón en custodia del Centro de Investigaciones Sociales, Sindicales y Laborales , A.C. y del Archivo Histórico del Movimiento Social Sudcaliforniano que sesiona en la planta baja  mientras que en la planta alta se ubica la Radio Zapatista Sudcaliforniana  donde  sesiona a partir de septiembre de 2018 la Brigada Ricardo Flores Magón  que es una parte de lo que fue el colectivo de la Red Sudcaliforniana de Apoyo al CIG y su Vocera que se formó en septiembre de 2017

A 25 años de distancia, en La Paz, Comondú y Mulegé, la gran mayoría de quienes militaban en el PRT  ya no acompañaron más al zapatismo al iniciar el siglo XXI, solo algunos(as), pues muchos de ellos se fueron a otros proyectos políticos cómo el PRD; que la gran mayoría de ellos y ellas  son ahora simpatizantes y militantes en el Movimiento de Regeneración Nacional y  otros tantos decidieron simple y sencillamente dejar de ser activistas sociales.

Pero… ¿Qué pasó en 1994?

Hermann Bellinghausen escribió hace unos dias en el periódico La Jornada lo siguiente: “ No son lo mismo Los tres mosqueteros, diría el chiste, que 25 años después. Desde luego que no. Si lo fueran, qué sentido tendría conmemorar un cuarto de siglo del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Su pura acción el Año Nuevo de 1994, suicida como parecía, de un solo disparo (la formidable Declaración de la Selva Lacandona)dio en múltiples blancos, más de los esperados. En pocas horas echó a andar un nuevo ciclo histórico a escala regional y nacional con repercusiones mundiales. Venido del rincón más olvidado de la patria, pocas veces un escopetazo solitario dio vida a tantas cosas importantes…. Puso a Chiapas en el mapa, se decía. Más bien puso al mundo en el mapa de Chiapas. También puso en duda un montón de cosas, desde la pertinencia del reloj único occidental hasta la insensatez económica que coronaba el Tratado de Libre Comercio con América del Norte estrenado esa misma madrugada. El torpedo zapatista pegó en la línea de flotación del gobierno mexicano, que en minutos perdió el aura de invencible y tuvo que apechugar con la revuelta..” La Primera Declaración de la Selva Lacandona que menciona Bellinghausen fue una auténtica declaración de guerra contra el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari, pero también un programa de lucha que terminaba diciendo:

PUEBLO DE MÉXICO: Nosotros, hombres y mujeres íntegros y libres, estamos conscientes de que la guerra que declaramos es una medida última pero justa. Los dictadores están aplicando una guerra genocida no declarada contra nuestros pueblos desde hace muchos años, por lo que pedimos tu participación decidida apoyando este plan del pueblo mexicano que lucha por trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz. Declaramos que no dejaremos de pelear hasta lograr el cumplimiento de estas demandas básicas de nuestro pueblo formando un gobierno de nuestro país libre y democrático”.

Si la Primera Declaración de la Selva Lacandona  el 1 de enero de 1994 “pegó en la línea de flotación del gobierno mexicano”; la palabra zapatista del 1 de enero de 2018 hizo mella en el gobierno de la cuarta transformación; la diferencia es entre la línea de fuego de 1994y la línea de la palabra y la resistencia de 2018.

En enero de 1994 los enfrentamientos militares duraron cerca de una semana y el 6 de enero los zapatistas emitieron un comunicado donde hacen un recuento de las bajas de ambas partes en la corta lucha armada y proponen cinco condiciones para el diálogo: ”A)Reconocimiento al EZLN como fuerza beligerante. B). Cese al fuego de ambas partes en todo el territorio en beligerancia. C). Retiro de las tropas federales de todas las comunidades con pleno respeto a los derechos humanos de la población rural. Regreso de las tropas federales a sus respectivos cuarteles en los distintos puntos del país. D). Cese al bombardeo indiscriminado a poblaciones rurales  E). En base a las tres condiciones anteriores, formación de una comisión nacional de intermediación”, para esta fecha las movilizaciones de la sociedad civil por la Paz en Chiapas y contra la guerra se extendió a todo el país en las principales ciudades de México; aquí mismo en la ciudad de La Paz las acciones en las calles se repitieron una y otra vez; hasta que el 12 de enero hay un nuevo comunicado de los zapatistas que dijo:

El día de hoy, 12 de enero de 1994, nos enteramos de que el señor Carlos Salinas de Gortari, en su carácter de comandante supremo del ejército federal ordenó a las tropas federales un alto al fuego. La Secretaría de la Defensa Nacional agregó que seguirá con los patrullajes aéreos y terrestres, que no abandonará las posiciones que ocupa actualmente y que impedirá el movimiento de nuestros combatientes.

El Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional saluda esta decisión del señor Salinas de Gortari y ve en esto un primer paso para iniciar el diálogo entre las partes beligerantes.

Las condiciones planteadas por este Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN en su comunicado del 6 de enero de 1994 como requisitos para iniciar el diálogo no han sido cumplidas a cabalidad. Sin embargo, lo declarado por Carlos Salinas de Gortari es un inicio.

En correspondencia, el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, jefe colectivo y supremo de las tropas insurgentes zapatistas ordena:

Primero: Se ordena a todas las unidades regulares, irregulares y comandos urbanos de las diferentes armas y servicios del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que suspendan toda operación ofensiva en contra de tropas federales, de sus guarniciones y de las posiciones que actualmente ocupan dichas tropas.

Segundo: Se ordena a todas las unidades regulares, irregulares y comandos urbanos de las diferentes armas y servicios del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que se mantengan en las posiciones que ocupan actualmente y respondan con firmeza y decisión si son agredidas por tropas terrestres o aéreas del ejército federal.

Tercero: La orden de cese al fuego ofensivo del EZLN se cumplirá en el momento de recibir este comunicado y se mantendrá mientras así lo considere prudente y necesario este Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN.

Cuarto: De ninguna manera entregaremos las armas ni rendiremos nuestras fuerzas al mal gobierno. Este cese al fuego es con el fin de aliviar la situación de la población civil en la zona en combate y abrir canales de diálogo con todos los sectores progresistas y democráticos de México.

Nuestra lucha es justa y es verdadera, no responde a intereses personales sino al ánimo de libertad de todo el pueblo mexicano en general y del pueblo indígena en particular. Queremos justicia y seguiremos adelante porque en nuestro corazón también vive la esperanza”.

Al mismo tiempo, ese mismo día el Comité Clandestino Revolucionario Indígena Comadancia general del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (CCRI-CG del EZLN)  propone una serie de requisitos de neutralidad que deberían tener las personas que formarían parte de un Comisión para el diálogo entre el EZLN y el Gobierno Federal, y “ considera que el señor obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, don Samuel Ruiz García, cumple con los requisitos arriba mencionados y lo invitamos formalmente a que participe, como mexicano patriota, y no como autoridad religiosa porque éste no es un problema religioso, en la futura Comisión Nacional de Intermediación.”

Fue así que el 13 de enero Carlos Salinas de Gortari nombra a Manuel Camacho Solís como Comisionado del Gobierno Federal para la Paz y la Reconciliación en Chiapas  y el EZLN le envía una Carta Abierta en la que advierte las condiciones para el diálogo y solicita tiempo para  consultar a los pueblos zapatistas y hasta entonces, responder. El 20 de enero el CCRI-CG del EZLN  emite un nuevo comunicado en el que  señala que “..están por cumplirse las condiciones previas para el inicio del diálogo con el Comisionado para la Paz y la Reconciliación en Chiapas, por lo que exhorta a los señores Manuel Camacho Solís y Samuel Ruiz García, para que se inicien los trabajos encaminados al inicio de un diálogo público verdadero y con plenas garantías de respeto a la vida, libertad, libre tránsito y bienes de quienes sean nombrados delegados por el CCRI-CG del EZLN, para asistir personalmente al encuentro de diálogo..”; mientras que el 29 de enero en la víspera del inicio de los Diálogos de Catedral en San Cristóbal de Las Casas  aparece un nuevo comunicado ahora que invita a todos los medios de comunicación  con el veto a Televisa y TV Azteca, y da las razones. El 1 de febrero hacen un llamado público a la sociedad civil y particularmente a las Organizaciones No Gubernamentales a formar un “Cinturón de Paz” y el 16 de febrero en otro comunicado informan que “El día lunes 21 de febrero de 1994 se dará inicio al diálogo entre el gobierno federal y el EZLN, con el fin de encontrar una salida política justa y digna al conflicto actual. Haciendo honor a su palabra comprometida, este CCRI-CG del EZLN ha liberado al general Absalón Castellanos Domínguez y ha nombrado ya a los delegados que lo representarán en la mesa de diálogo con el comisionado nacional de intermediación, señor Samuel Ruiz García, y el comisionado para la Paz y la Reconciliación en Chiapas, señor Manuel Camacho Solís. Nuestros delegados, sin importar el riesgo que corren sus vidas, asistirán al lugar señalado y representarán con honor y verdad el pensamiento y el corazón de los hombres que caminan con verdad…” Así empieza la nueva transformación del país. Custodiados por la Cruz Roja Internacional, llegan el 20 de febrero  a la catedral la delegación zapatista formada por 19 integrantes del CCRI-CG del EZLN que encabezan la Comandanta Ramona y el subcomandante Marcos.

Han pasado 25 años y todos los esfuerzos nacionales e internacionales que han realizado los zapatistas pareciera que han sido infructuosos, pues el capitalismo está más fuerte que nunca, y los miles y miles de acompañantes que tuvieron en México y el Mundo entre 1994 y 2001; y entre 2005 y 2008, pareciera que se han esfumado y ya forman parte de esos 30 millones de votos que llevaron a López Obrador a la presidencia de la República quien ha prometido  echara andar los grandes proyectos capitalista que quedaron pendientes  después de las reformas estructurales salinistas en sintonía con los propósitos del gran Capital que no pudieron desarrollar ni Zedillo, ni Fox, ni Calderón ni Peña, que todo parece indicar que sintonizará con la política migratoria del gobierno de los Estados Unidos en el sentido de convertir a México en un muro de contención de los migrantes de centro y sudamérica; esto es, a través de las Zonas Económicas Exclusivas de la Frontera Norte y del Itsmo de Tehuantepec; por el perfil socialdemócrata del nuevo gobierno esto implica llevar a la práctica algunas políticas públicas de redistribución a partir del mercado laboral aumentando los salarios mínimos y fomentando el asistencialismo a los jóvenes , adultos mayores, discapacitados; a la vez que disminuye los salarios de los altos funcionarios, incluido al presidente de la República y por otro lado dejar al ejército en la calles disfrazados ahora de Guardia Nacional.

Es en este sentido que  Carlos Soledad escribe en La Jornada lo siguiente:  “López Obrador apuesta por un proyecto de gobierno, ideológicamente socialdemócrata, en el que la palanca de desarrollo sea la lucha contra la corrupción. Confía en el mercado como mecanismo para generar riqueza y en el Estado como garante de la distribución de los beneficios .Con base en esta lógica ideológica, Morena recae en constantes contradicciones. Por un lado, planea obtener con su programa de austeridad, los recursos necesarios para impulsar su Cuarta Transformación, sin cuestionar la explotación de los de más abajo y, por otro lado, aunque se declara antineoliberal, ha asegurado que impulsará las zonas económicas especiales, auténticos paraísos del capitalismo salvaje. Además, promoverá megaproyectos extractivistas con base en inversiones nacionales e internacionales. Por ejemplo, recién su gobierno anunció la construcción de una gran planta de Nestlé en Veracruz, en contra de los intereses de los cafetaleros locales. Parece que impondrá el Tren Maya, a pesar de las resistencias de los pueblos indígenas y además está desarrollando la Guardia Nacional que continuará el proceso de militarización en el país y que podrá ser usada en contra de las resistencias a los megaproyectos…”  y refiriéndose al slogan tan repetido de la Cuarta Transformación, concluye diciendo que “..El primero de enero de 1994 inició la verdadera transformación, el cambio de era, de paradigma; lamentablemente, la ceguera de la izquierda institucional es tan profunda que difícilmente se sumará a ella”; a diferencia lo que piensan los detractores del zapatismo que se han dedicado en las redes sociales de personalizar en el Subcomandante Marcos la lucha zapatista con el único fin de desprestigiar, de no escuchar ni oír, de hacer como que no existe ninguna transformación en territorio zapatista, de desconocer la Otra Educación, la Otra Salud, la Otra Justicia, la Otra Comunicación, la Otra Cultura y  la Otra Economía que han desarrollado  en los Caracoles zapatistas desde hace 15 años. Están muy equivocados, pues son miles y miles de indígenas bases de apoyo, centenares de mandos civiles en las Juntas de Buen Gobierno y en los Municipios Autónomos Rebeldes; miles de milicianos y milicianas, insurgentes e insurgentes , y junto a ellos todas las etnias (Tsotisles, Tseltales, Tojolabales, Mames y Zoques) representadas en el CCRI-CG del EZLN, que se han esforzado en construir algo nuevo, una verdadera transformación que muchos y muchas la han visto desarrollarse y acompañantes del zapatismo en diferentes momentos de estos 25 años.

El balance que han sacado los zapatistas después de 25 años es preocupante. Regreso a la palabra del subcomandante insurgente Moisés dichas el 31 de diciembre  en la noche en el Caracol de La Realidad dirigido a los compañeros y compañeras de las Bases de Apoyo Zapatistas; las Autoridades Autónomas Zapatistas; de los Comités y Responsables regionales y locales, de las milicianas y milicianos de las insurgentas e insurgentes:

Llegó la hora para nosotros los pueblos zapatistas y lo miramos que estamos solos … Se los digo claro compañeras y compañeros bases de apoyo, compañeros y compañeras milicianos y milicianas, así lo vemos, estamos solos como hace veinticinco años … Salimos a despertar al pueblo de México y al mundo, solos, y hoy veinticinco años después vemos que estamos solos, pero sí fuimos a decirles, muchos encuentros lo hicimos, ustedes lo saben, compañeras, compañeros, ustedes fueron testigos, fuimos a despertar, fuimos a decirles a los pobres de México, del campo y la ciudad.  … Muchos no nos hicieron caso, algunos sí están organizándose, esperemos que sigan organizándose, la mayoría no nos hicieron caso … Pero hicimos el trabajo y nos falta, y por eso les estamos diciéndoles claro, compañeros y compañeras…” y lo peor del caso es que “La gente de afuera va y viene, nosotros aquí estamos, aquí seguimos. Cada vez que vienen, vienen como a turistear, pero la miseria, la desigualdad, la injusticia no se trata de turistearlo, el pueblo pobre de México está muriendo y va a seguir muriendo. Lástima que le hacen caso a aquel que está ahí engañando al pueblo de México”; lo cual quiere decir que en estos 25 años han circulado por territorio zapatista miles de personas de México y el Mundo, que acompañaron en su momento a los zapatistas, pero que la gran mayoría de ellas fueron guardando distancia en la medida en que la clase política de la derecha, del centro y de la izquierda institucional daban por concluido los Acuerdos de San Andrés y que reconocía los derechos de autonomía de los pueblos indígenas; esto quiere decir también que los que fueron a turistear o a tomarse la foto a Chiapas en el territorio zapatista dos o tres veces  ya no los volvieron a acompañar, y tal vez sean demasiado pocos los que continúan organizados por fuera del mercado electoral en Resistencia y Rebeldía a su manera y geografía, si se compara con los miles que han ido de otras partes de México y el Mundo que en estos 25 años han circulado por territorio zapatista.

Parece que viene lo más difícil para las y los zapatistas, pues por lo que dicen están de nuevo solos, como al inicio de la guerra el 1 de enero de 1994; aunque con una ventaja: han logrado construir en la resistencia una autonomía digna y rebelde, pero con la agravante de que el mercado electoral del capitalismo en México llevó a la presidencia de México a un nuevo partido que se autonombra de izquierda pero que tiene pensado desarrollar los antiguos macroproyectos capitalistas, que seguramente serán cuidados por la Guardia Nacional militarizada que ponen un cerco al territorio zapatista. Esto obliga, a que los pocos acompañantes de los zapatistas en México y el Mundo, intentemos organizar la resistencia en el mismo sentido que lo harán los zapatistas, no importa que seamos una decena de compañeros y compañeros en cada lugar de México y el Mundo, como en la ciudad de La Paz, la Brigada Ricardo Flores Magón un colectivo que seguramente habrá de analizar  los planteamientos hechos por el EZLN en este 25 aniversario, y la palabra del Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno (CNI-CIG) como lo han hecho sentir en su último comunicado que dice::

Con nosotros caminan los pasos profundos, reales e irrenunciables que los pueblos originarios hemos dado en resonancia con el caminar del EZLN y las comunidades indígenas zapatistas. Somos medios de comunicación, cooperativas, guardias comunitarias; somos primarias, secundarias y bachilleratos; somos lenguas y cosmovisiones antiguas; somos apuestas a un futuro que, los que están en el poder, ni siquiera son capaces de imaginar; somos los que enfrentaremos en cada rincón la destrucción que pregonan como si fueran beneficios “democráticos”.

Junto con la profundización de la guerra capitalista también profundizaremos nuestra resistencia y rebeldía. Las mineras con las que pactaron, los megaproyectos en el istmo de Tehuantepec, el inmoral proyecto del tren maya, la devastación y privatización para sembrar plantaciones forestales industriales en la selva lacandona y la enajenación territorial al gran capital que son las Zonas Económicas Especiales se toparán de frente con el verdadero poder, el de abajo. Ese que no se rinde, que no se vende y no claudica, porque hacerlo es sabernos muertos como pueblos.

Saludamos respetuosamente y enviamos un abrazo colectivo y fraterno al Comité Clandestino Revolucionario Indígena – Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, a los miles de milicianos y milicianas y a las comunidades bases de apoyo. Advertimos a los malos gobiernos que cualquier agresión en su contra es también contra el CNI- CIG, por lo que hacemos un llamado a las redes de apoyo en todo el país y a las redes de resistencia y rebeldía en México y en el mundo a estar atentos y organizados para accionar de manera conjunta y construir un mundo en el que podamos vivir todas y todos”.

No es fácil, pues como lo dijeron los zapatistas en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona desde 2005: el capitalismo está más fuerte que nunca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A %d blogueros les gusta esto: